Bolsa

Acerinox y Arcelor piden paso en las carteras para subirse al tren alcista del Ibex

Los analistas recomiendan también varios de los pesos pesados del Ibex, como Repsol, Iberdrola y Telefónica

La incertidumbre en torno al Brexit marcará la semana en los mercados

El Boletín

Acerinox y Arcelor piden paso en las carteras para subirse al tren alcista del Ibex

El inicio de 2019 parece haber sentado bien a los mercados. El Ibex 35, por ejemplo, se abona al verde. Para aprovechar esta 'ola' los analistas consultados tienen tres ases bajo la manga: Repsol, Iberdrola y Telefónica. A estas compañías hay que sumar, según los expertos, el sector del acero. Por su parte, recelan de IAG ante la incertidumbre que se cierne sobre el BrexitBBVA y Caixabank son otros de los valores que despiertan desconfianza.

Según Felipe López, analista de Selfbank, la “espectacular reducción de deuda” de Repsol “se ha traducido en la mejora del rating por parte de las agencias de calificación”. “La compra de Viesgo anunciada en julio”, destaca, “le dará otro empujón a su partida de ingresos y de beneficios y le hará más resistente a las fuertes oscilaciones que presenta el precio del crudo”.

Iberdrola es otra de las compañías que hay que tener muy en cuenta esta semana, apunta López. “Su apuesta por la internacionalización atenúa los riesgos de posibles cambios regulatorios”, afirma el analista de Selfbank, que sostiene que “la mejoría de Brasil también puede dar un empujón a sus cuentas”. “La entidad es ambiciosa respecto a sus beneficios y el mercado le da crédito a los mismos”, continúa. En su opinión, “estos resultados se apoyan en diversos factores, como la nueva capacidad de generación en renovables y en redes, el incremento de tarifas en redes en EEUU y Brasil o las mejoras en eficiencia”.

Por su parte, Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa, ve un buen momento para invertir en el sector del acero de la UE por varias razones. “La primera es que fue muy duramente castigado en la última parte de 2018, debido principalmente a las tensiones de EEUU con sus principales socios comerciales, alcanzado niveles de clara infravaloración”, explica este experto, que sostiene que otro factor “son las medidas de Bruselas para proteger los intereses del sector del acero europeo”. Estas, augura, “entrarán en vigor a comienzos de febrero” y “contribuirán a mejorar la estabilización y la visibilidad de estas compañías”. Dicho esto, y centrándonos en España, ve “interesante la compra de Acerinox en los entornos de los 8,90 euros, con un precio objetivo en los 10,80 euros”. Asimismo, señala a ArcelorMittal, que “la compraríamos sobre los 18,75 euros, con un precio objetivo en 23 euros”.

Otra compañía que podría hacerlo “bien en el corto plazo” es, según este analista, Zardoya Otis, “un valor de baja capitalización, que ha desarrollado un proceso de suelo y acumulación institucional en el último trimestre del año pasado”. Pese a que los ratios de la empresa “están por encima de las de su sector”, Castillo Montero cree “que el momento es positivo y no tardaremos en ver al título por encima de los 7,00 euros”. Y es que, según recuerda, “varios bancos de inversión, probablemente después de haber acumulado posiciones durante la última parte del año pasado, han elevado su recomendación sobre la compañía”.

Su última recomendación pasa por Telefónica. “La operadora ha soportado muy bien el mal contexto general de los últimos meses, y aguanta por encima de la cota de los 7,50 euros”, destaca este experto, que apunta que “sus ratios de valoración están claramente por debajo de los de su sector, y presenta un interesante descuento frente a nuestro precio objetivo”. Por todo ello, asegura que “tomaríamos posiciones en el rango 7,50-7,60 euros, con un objetivo de medio/largo plazo en los 8,75 euros”.

En esto coincide con Javier Contreras, agente de banca privada, que también apuesta por Telefónica, que “sigue mejorando técnicamente y parece haber confirmado figura de suelo en los últimos meses”. “Indicadores de fuerza se han girado al alza y sus media exponenciales de corto medio y largo plazo se han cruzado al alza”, explica Contreras, que advierte de la importancia de que “no pierda el soporte de la zona 7,30 euros o podría buscar de nuevo los mínimos del 2018”. “Por arriba su objetivo inmediato son los 8,03 euros”, zanja.

Naturgy y FCC son sus otros dos valores de la semana. La primera, destaca este experto, “continua con su impecable trayectoria alcista que iniciara a principios del 2018” y “ha realizado un apoyo perfecto en su media exponencial de 200 sesiones (hasta en cuatro ocasiones) y se dispone a atacar de nuevo los máximos en 23,60 euros”. “Indicadores como el Macd también avisan de un nuevo giro alcista y fin de la fase correctiva de corto plazo”, remarca. En cuanto a la constructora, “también ha reaccionado bien y durante la fase correctiva de final de año no ha perdido referencias importantes”. Las medias exponenciales de FCC en gráfico diario “ya se han cortado al alza lo que valoramos como señal de fuerza”, asegura Contreras, que manifiesta que “en 12,80 parece tener un primer escollo fácil antes de atacar sus máximos de 2018 en 13,60 euros”.

CON CUIDADO

En cuanto a los valores bajistas IAG es el gran protagonista. “La falta de acuerdo sobre el Brexit le puede acarrear muchos problemas a nivel operativo”, afirma Felipe López, que destaca que “los precios del petróleo están empezando a rebotar, lo cual encarece uno de los principales gastos que afrontan las aerolíneas: el combustible”.

Para Juan Carlos Castillo Montero los últimos datos de tráfico de la empresa “han sido positivos, pero la incertidumbre generada por el Brexit y el sensible perjuicio que se ocasionaría a la compañía en caso de una salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo, no está descontado en mercado”. “Por fundamentales la compañía nos gusta a estos precios, 6,65 euros, pero el momento es claramente negativo y esperamos caídas en el corto plazo”, pronostica.

López también señala a OHL como valor del que huir, ya que “la fuerte subida que han registrado sus acciones de comienzos de año no es consecuencia de ninguna mejora empresarial, sino un mero rebote técnico sin consistencia”. Según expone, “aunque ha logrado eliminar la deuda de una tacada, recordemos que el negocio de concesiones que vendió representaba cerca del 85% de su Ebitda”. A esto hay que sumar que “está en plena reestructuración y en pleno proceso de pérdida de talento”.

Volviendo a Castillo Montero, otro de los títulos que cree que bajará en el corto plazo es Prosegur. La compañía ha desarrollado “un importante tramo alcista desde mediados de diciembre del año pasado, pasando de los 4,15 euros a cerca de los 5,00 euros”, recuerda el director de análisis de Capital Bolsa. “Es cierto”, continúa, “que la caída previa fue de gran magnitud, por lo que habría que esperar un rebote acorde, pero en estos niveles de 5,00 euros se ve clara salida de papel institucional”. “Por otro lado”, insiste, “el valor ha sufrido la rebaja de recomendación y precio objetivo de varias casas de análisis”. De esta manera, “por fundamentales la compañía nos parece atractiva, pero esperaríamos un recorte a la zona de los 4,50 euros para tomar posiciones”.

En cuanto a los valores de pequeña capitalización, “muy penalizados en 2018”, pronostica que Amper, Cellnex, Coemac o Ezentis “seguirán bajando en el corto plazo”. “Su momento técnico no es positivo, y además se mantendrá el traspaso de posiciones de inversores institucionales de valores de pequeña capitalización a de mayor capitalización que empiezan a alcanzar niveles atractivos de compra”, afirma este experto.

Para terminar, Javier Contreras ve que BBVA “ha rebotado fuerte desde mínimos del último año (4,50 euros) por su elevado nivel de sobreventa pero sigue inmerso en un amplio canal bajista y debe superar muchos mínimos decrecientes por el camino para cambiar su perspectiva de medio plazo”. Para el agente de banca privada “el canal bajista pasa ahora mismo por los 5,30 euros, por lo que en un entorno favorable podría todavía continuar el rebote pero sigue manteniendo aspecto frágil y con muchas incertidumbres”.

Su otra apuesta es Caixabank. “Como casi todo el sector banca, pero aún peor si cabe desde el punto de vista técnico, cerrando 2018 en mínimos que no se veían desde hacía casi dos años (3,04 euros). “Inclinación bajista aunque con elevado nivel de sobreventa donde pueden aparecer rebotes puntuales”, asegura Contreras, que recomienda “estar fuera hasta superar niveles por encima de 3,70 euros”.

Gráficos relacionados