Bolsa

Déjà vu bursátil... El Ibex se parte (otra vez) por la banca

Tras un prometedor inicio de curso, las ventas vuelven al sector con más peso en el Ibex

Cinco de los siete valores del Ibex que están en negativo en 2019 son bancos

Pedro Calvo

Déjà vu bursátil... El Ibex se parte (otra vez) por la banca

Seis bancos, seis, forman parte del Ibex 35. Es el sector de los sectores para el índice de referencia de los mercados españoles, pero no solo por el número de representantes, sino sobre todo por su peso conjunto. Entre los seis, Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Bankinter y Banco Sabadell, acumulan una ponderación del 30% en el Ibex. 

O dicho de otro modo, buena parte de su marcha depende de la de los bancos. Y últimamente la de los bancos no está siendo precisamente alcista, un mal que no es cosa exclusivamente de las entidades españolas, porque comparten problemas y obstáculos con las europeas. La presión regulatoria, los bajos tipos de interés, la aún pesada carga de activos improductivos y la creciente competencia tecnológica merman sus cuentas de resultados y, sobre todo, su rentabilidad. Todos ellos llevan años sobre la mesa, pero es precisamente su persistencia la que desgasta tanto. No da respiro.

Hay momentos, eso sí, en los que el sector despierta. Como en el arranque de 2018, cuando el mercado aún contemplaba que el Banco Central Europeo (BCE) subiera los tipos de interés en la parte final del año. O como en enero de 2019, en el que las compras regresaron con intensidad tras un fatídico 2018 en el que las seis del Ibex sufrieron finalmente descensos de doble dígito. En esos momentos, sus precios, con el sector cotizando a una media de 0,7 veces su valor en libros y con Bankinter como el único banco que tiene una capitalización superior a su valor en libros, actúan como gran reclamo

LOS RESULTADOS TRUNCAN LA REMONTADA

Hasta que algo lo estropea. Como pasó hace un año, cuando empezó a quedar claro que el BCE no subiría los tipos. O como está pasando en febrero, cuando de nuevo la posibilidad de que el BCE no pueda elevar los intereses y, sobre todo, los resultados anuales han vuelto a mostrar las actuales carencias del negocio bancario y su insuficiente rentabilidad. Y los inversores, en consecuencia, han vendido para quedarse al menos con las subidas de las semanas anteriores.

"Esta vez los resultados anuales han sido el detonante del regreso de las ventas y de los recortes de valoración"

El cambio de tercio, desde luego, está siendo radical. En enero BBVA rebotó un 11,5% y Banco Santander y CaixaBank subieron un 4% cada uno, en tanto que Sabadell bajó un 0,1%, Bankia se dejó un 0,8% y Bankinter, un 3%. En febrero, los que subían han dejado de hacerlo y los que caían, caen más. BBVA corrige un 2,2%; Bankia, un 2,8%; Bankinter, un 3,8%; Santander, un 4,1%; CaixaBank, un 12,5%; y Banco Sabadell, un 14%. 

Los resultados anuales, presentados entre el 24 de enero y el 1 de febrero, han detonado esta última corrección, así como un recorte adicional de las valoraciones de los analistas. De media, y según los datos que recoge Thomson Reuters, el precio objetivo que el consenso de mercado otorga a los seis bancos del Ibex ha caído un 6% en 2019. El de Bankia ha bajado un 10,2%, hasta los 3 euros; el del Sabadell, un 9,8%, hasta los 1,38 euros; el de CaixaBank, un 7,8%, hasta los 4,05 euros; el de BBVA, un 3,2%, hasta los 6,09 euros; el de Bankinter, un 3%, hasta los 8,05 euros; y el del Santander, un 2,5%, hasta los 5,17 euros. 

Y así, con las últimas ventas, el Ibex vuelve a partirse por el sector al que más necesita y que al mismo tiempo ha sido su punto más débil de los últimos meses: el de la banca. Un dato lo evidencia: hasta la fecha, solo siete valores del índice están en negativo en 2019, y cinco son bancos: Santander, Bankia, Bankinter, Sabadell y CaixaBank, a los que se suman Grifols y Telefónica

¿Qué fondos tienen una acción?:

Gráficos relacionados