Bolsa

El Dow Jones pesca los 26.000 y cierra su novena semana al alza

S&P y Nasdaq también cierran la sesión del viernes y la semana con ganancias

Kraft Heinz se desploma un 27,5%

Invertia

Productos de alimentación de la marca Kraft Heinz. / EFE

Productos de alimentación de la marca Kraft Heinz. / EFE

Los inversores han centrado toda su atención en el  gigante de la alimentación, que ha perdido un 27,5% de su valor en bolsa y contagia a otras muchas firmas del sector. Sin embargo, los inversores se decantan por un tono optimista en Wall Street para este cierre semanal en el que el diálogo con China y varios miembros de la Reserva Federal también son protagonistas.

El Dow Jones se apuntó un 0,7% que le llevó a cerrar por encima de los 26.000 puntos. Además, cierra su novena semana consecutiva, la racha más larga desde hace dos décadas. Ligeramente por debajo cerró el S&P que con un 0,6% arriba roza los 2.800 puntos. El Nasdaq sumó un 0,9% y puso fin a esta semana en los 7.527. El cierre semanal ha dejado ganancias del 0,7% para el tecnológico y del 0,6% para los otros dos.

Los focos siguen estando sobre la mesa de diálogo comercial entre China y EEUU. La última reunión se prolongó por más de nueve horas ayer jueves. En el mercado se especula con que el mismísimo Donald Trump podría reunirse a lo largo de este viernes o en los próximos días con el viceprimer ministro, Liu He. Un par de noticias que invita a los inversores al optimismo con respecto a la extensión de la tregua de aranceles que se han concedido Washington y Pekín.

Eso sí, sin caer en la complacencia y vigilando muy de cerca las pistas que los miembros de la Reserva Federal (Fed) van dejando en un foro de política monetaria en Nueva York. En esta mesa intervendrán, entre otros, el vicepresidente Richard Clarida y los presidentes de las respectivas ramas del organismo en Nueva York, San Francisco, Saint Louis y Filadelfia.

El protagonista de la sesión es el gigante de la alimentación Kraft Heinz, que se desplomó un 27,5% tal y como vaticinaban los cruces fuera de hora. Así responde el mercado a dos noticias muy desfavorables para la compañía. La primera de ellas, que el regulador bursátil estadounidense, SEC por sus siglas en inglés, ha abierto una investigación sobre sus “prácticas contables, procedimientos y controles internos”. La segunda, que en el último trimestre del año ha perdido 12.608 millones de dólares al contabilizar una depreciación de su fondo de comercio de 15.400 millones.

La digestión de cuentas también se le hace pesada a Dropbox, pues la compañía de almacenamiento en la nube cayó un 8,4%. A pesar de que sus pérdidas anuales de 9,5 millones de dólares entraban en las previsiones de los analistas, el director financiero Ajay Vashee aguó la fiesta al anunciar que los márgenes de negocio no se incrementarán tanto como se preveía a lo largo de los próximos meses.

El resultado es mucho más amable para Roku. Las acciones de la compañía digital de contenido audiovisual se disparan un 25,2% después de haber publicado un beneficio de 275,7 millones de dólares con el que ha batido las previsiones de consenso de los analistas. Además, estos valoran que el éxito procede de unos mayores ingresos por publicidad, clave en el negocio de este competitivo sector.

Gráficos relacionados