Bolsa

Los analistas encienden la luz: el miedo a la recesión engorda la apuesta por las eléctricas

El entusiasmo por los bancos se enfría tras el cambio de guion del BCE

Los cambios regulatorios podrían jugar pronto en contra de las 'utilities'

José Manuel Del Puerto

Los analistas encienden la luz: el miedo a la recesión engorda la apuesta por las eléctricas

El miedo a la recesión que hace solo unos meses solo tenía cabida en las tertulias más agoreras ya cala en las previsiones de organismos económicos y firmas de análisis financiero de todo el mundo. Una llamada a la cautela que va creciendo y provocando el camino de vuelta hacia valores defensivos de las carteras que habían comenzado el año con un toque más cíclico en sus apuestas de inversión.

Las energéticas, especialmente las que entran en la categoría de ‘utilities’ ganan terreno a otros sectores como el inmobiliario, el de la construcción civil o el bancario. En este último, a los miedos a una actividad más contenida si la economía global frena -como apunta un informe tras otro- se le suma la reciente confirmación de que los tipos de interés seguirán en mínimos hasta finales de año en la Eurozona. Doble presión para la capacidad de la banca para generar beneficios.

Este camino de vuelta se percibe en las últimas revisiones de carteras modelo y recomendaciones de los analistas de varias firmas españolas. Hace solo unos días, Renta 4 Banco anunciaba la salida del Santander de su cartera versátil para dar entrada a Naturgy. Sin poner en duda “los buenos fundamentales del banco”, optaron por dar el puesto de la entidad a una energética que “suele tener un mejor comportamiento relativo ante recortes en el mercado”. Por si fuera poco, los analistas de la casa destacan su “atractiva política de dividendos” frente al paso atrás del presidido por Ana Botín para afrontar todo el pago a sus accionistas en efectivo.

La generación de caja recurrente permite al sector mantener una "atractiva política de dividendos" en un momento en el que otros sectores se la repiensan

La antigua Gas Natural se incorpora con un 10% de peso a una cartera en la que ya pesaban lo mismo compañeras como Iberdrola y Repsol. La petrolera es precisamente una de las incorporaciones de Bankinter para sus carteras modelo en este mes de marzo. Entra con dos puntos sobre un total de 100 en la cartera de 20 valores españoles de la entidad, una cesta de la que ha expulsado a la socimi Merlin Properties.

En un contexto en el que la guerra comercial que tanto ha dañado al sector de las materias primas parece que en ningún caso va a llegar a alcanzar las cotas que en algunos casos se venían descontando, ArcelorMittal también se gana un puesto: seis puntos sobre un centenar en las carteras de 20 y 19 valores. El sitio se lo arrebata a la constructora FCC, que a un año vista acumula una revalorización superior al 20%.

FINANCIACIÓN MÁS BARATA Y MÁS TIEMPO

El analista Felipe López-Gálvez, de Self Bank, explica que el vuelco inversor se explica tan fácilmente como que “la gente dejará de comprar determinados artículos ante un eventual deterioro de la economía, pero continuará consumiendo bienes básicos como electricidad, alimentación y medicamentos”. Además, señala que el entorno de tipos de interés bajos que tanto penaliza a los bancos favorece a modelos de negocio que requieren grandes inversiones, porque estas -como es el caso de las ‘utilities’- se benefician de costes de financiación más asequibles.

En este contexto, el tándem formado por Iberdrola y Naturgy vuelve a ganarse la confianza de Juan Cadiñanos, director de Admiral Markets. El experto considera que, en ambos casos, sus fundamentales son “sólidos” a la luz de sus cuentas anuales recientemente publicadas. Con recorrido a medio plazo hasta atacar resistencias y con la estabilidad que supone tener el grueso de la actividad en negocios regulados, son sus favoritas dentro del grupo.

La cuestión de la financiación a bajo precio es un factor clave también para Sergio Ávila, analista de IG, que se muestra tajante al afirmar que “las ‘utilities’ siguen siendo el sector más fuerte dentro de la bolsa española, seguido de materiales básicos y construcción”. Frente a un sector financiero que recibe una suerte de premio de consolación con la tercera edición del programa de liquidez TLTRO, estos sectores sacan pecho. Acciona, Enagás, Endesa, Iberdrola, Naturgy, ACS y Ferrovial, son los valores que, en su opinión, “siguen mostrando más fortaleza dentro del Ibex”.

De las compañías de esta lista, Ferrovial también cae en gracia en los cuarteles de Bankinter, pues sus analistas le dan un puesto en las carteras modelo de cinco, 10 y 20 valores españoles. Y con peso creciente: ocho, 10 y 20 puntos. En este caso, los puntos fuertes parecen estar en el reciente anuncio de puesta para la venta de toda su división de servicios y, de nuevo, en las previsiones de que “las condiciones de financiación no se van a endurecer” a medio plazo.

RIESGO EMERGENTE Y MAL DE ALTURA

Para Roberto Rojas, analista de Admiral Markets, la confirmación de que es tiempo de apuestas menos arriesgadas que las que muchos inversores conservadores se estaban planteando ha venido por el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de implementar nuevas medidas para la inyección de liquidez mientras rebajaba las previsiones de crecimiento de la Eurozona. A estas alturas, tanto este organismo como la Reserva Federal de EEUU (Fed) se han visto obligados “a paralizar las retiradas de estímulos previstas”.

A pesar del camino de vuelta emprendido por muchos inversores y gestores, los analistas advierten de que no se debe caer en la euforia ni el efecto péndulo. López-Gálvez subraya que las mismas eléctricas que el año pasado amortiguaron el golpe en la renta variable europea (con una caída del 2% en su índice sectorial frente al 13% de retroceso del Stoxx 600 Europe) se enfrentan ahora a valoraciones que “en muchos casos han superado ya los precios objetivo de consenso con unos PER superiores a su media histórica”.

"Las 'utilities' siguen siendo el sector más fuerte de la bolsa española", defienden unos. Otros advierten de que cotizan a exigentes valoraciones "superiores a su media histórica".

Por si fuera poco, la creciente expansión de las compañías del sector en países emergentes, con su consecuente exposición al alza hacia sus volátiles divisas, también ha de ser un factor a tener en cuenta para no pasarse de frenada, advierte el experto de Self Bank. Y lo mismo a la hora de tener en cuenta que la evolución de algunas compañías del grupo podría verse afectada si la política energética cambia después de las elecciones del próximo 28 de abril. En este sentido, Acciona lleva acumulado un 24% de subida desde enero y un 43% en un año gracias a su negocio de renovables, pero su precio objetivo de consenso anticipa ya una corrección cercana al 5% para sus acciones.

Gráficos relacionados