Bolsa

¿Santander, Bankia o BBVA? Por quién apostar en bolsa tras el órdago de los bancos centrales

La banca del Ibex 35 ha recuperado 8.400 millones de valor en bolsa, pero camina a dos velocidades

BBVA y Santander aguantan 'in extremis' las caídas generalizadas en el sector este 2019

Clara Alba

¿Santander, Bankia o BBVA? Por quién apostar en bolsa tras el órdago de los bancos centrales

Malas perspectivas para el sector bancario en bolsa. Las entidades cotizadas habían logrado, en mayor o menor medida, ‘salir vivas’ de la temporada de resultados y de la debacle que la última reunión del Banco Central Europeo (BCE) supuso para sus cotizaciones. Sin embargo, y cuando la desconfianza parecía superada, la Reserva Federal (Fed) da la puntilla con un mensaje en el que deja claro que no habrá subida de tipos, al menos, hasta 2020. 

¿La reacción del mercado? Nuevo castigo a la banca, que desanda el camino con unos analistas cada vez más pesimistas en el corto plazo. Tras las últimas caídas, Santander y BBVA borran las ganancias que mantenían desde la sesión del 7 de marzo (última reunión del BCE). Sin embargo, sí son las únicas que ganan en el acumulado de 2019, con avances del 8,6% para la primera y del 15,6% para la entidad presidida por Carlos Torres. “Hay que tener en cuenta de dónde venimos”, recuerda Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco, en referencia a las pérdidas del entorno del 30% que ambos bancos acumularon en 2018. 

"Sabadell es la entidad más penalizada en lo que va de año, con pérdidas del 7%"

En lo que va de año, las pérdidas más abultadas son para Sabadell (-7%), CaixaBank (-6%) y Bankia (-5,5%). Ni siquiera se salva Bankinter, una de las entidades ‘fetiche’ para los expertos, con pérdidas del 0,85% tras el descenso de las últimas dos sesiones. 

Es cierto que el enorme peso del Santander y BBVA ha provocado que, pese a las caídas, los bancos que forman parte del Ibex 35 hayan aumentado su valor conjunto en bolsa en 8.400 millones este año, hasta los 141.500 millones actuales. Pero la evolución del sector a dos velocidades es evidente y el sentimiento general, negativo. “El mercado es muy escéptico y no solo por los tipos de interés, sino por un escenario económico muy débil que, desde el punto de vista de la morosidad, no ayuda a las cotizaciones”, advierten los expertos de Renta 4 Banco. 

Evolución de la banca en el Ibex 35 / Reuters

Bankia y Sabadell, muy penalizada por su exposición al Brexit a través de su filial británica TSB, son las peor paradas en las recomendaciones. “El mercado ya descuenta que ninguno de los dos cumplirá con sus planes estratégicos y se verán obligados a revisar a la baja sus objetivos”, indican los analistas, por mucho que los directivos del sector se empeñen en remarcar lo contrario. En el caso de Bankia, no se trata solo de su cartera hipotecaria. Los expertos apuntan a la cartera de deuda de Sareb a interés cero que espera desde hace tiempo la ansiada subida de tipos.

Gizella Turazzini, CEO de Blackbird Broker, considera que Sabadell sería la operación “más arriesgada” para alguien que busque entrar en el sector aprovechando la reciente corrección. “Aunque es una de las más baratas por las adversidades en Reino Unido, también es la más vulnerable en caso que la economía entre en recesión”, advierte.

LOS GRANDES GANAN

Los analistas coinciden en que, en el entorno actual, lo mejor es apostar por los grandes, con Santander, BBVA y CaixaBank a la cabeza de las recomendaciones. “Al final, es lógico que se comporten mejor que el resto porque tienen un negocio más diversificado”, indica Nuria Álvarez. La exposición de las dos primeras a regiones como Brasil o México, donde los tipos de interés se mantienen en el 6,5% y en el 8,25%, juega en este caso a favor de su negocio global. 

"La esperada recuperación de las monedas emergentes podría ayudar a la cotización del Santander y BBVA"

La analista Sara Carbonell recuerda que la caída de las divisas emergentes perjudicó, y mucho, a estos valores en 2018. Pero cree que “la última decisión de la Fed provocará que el capital de los grandes fondos vuelva a entrar en emergentes, algo que permitirá la revalorización de estas monedas frente al dólar”. 

Para Gisela Turazzini, Santander y BBVA “son los que mejor han hecho los deberes”. En este sentido, señala el esfuerzo por aumentar las provisiones o por “sacar la basura del balance” con la venta de ladrillo, además de “una renovación tecnológica que permite cobrar comisiones y generar beneficios cercanos a los de 2007, pese a la mala coyuntura”.

SER PACIENTES EN EL LARGO PLAZO

Carbonell coincide con ironía en que, en general, “el sector financiero no se encuentra en un entorno demasiado friendly”. Sin embargo, confía en que el inversor “readapte su mentalidad para entender que los bancos van a vivir mucho tiempo en este difícil entorno, por lo que, a su juicio, “es hora de fijarse en los balances de algunas entidades que tienen mucho mérito por su gestión de estos últimos años”.  “Todos cotizan por debajo de su valor en libros y, si se tiene paciencia, hay potencial en el sector”, insiste la analista de CMC Markets. 

Los expertos de Blackbird Broker coinciden con esta visión de apostar por la banca a largo plazo “con las entidades cotizando a un valor contable de 0,60 veces de media”, indica Turazzini. Bankia es la entidad que cotiza con mayor descuento, con un precio sobre valor en libros de 0,56 vecesBBVA cotiza a 0,75 veces, Santander a 0,72 y CaixaBank a 0,71 veces su valor en libros. Como viene siendo habitual en los periodos de mayor tensión, Bankinter es la única que cotiza por encima de su valor en libros, en 1,39 veces según datos de Bloomberg. 

POCAS ESPERANZAS CON LA CONSOLIDACIÓN

Más allá de la fusión entre Unicaja y Liberbank, los expertos ven poco margen para nuevos movimientos corporativos que animen la cotización del sector en los próximos meses. “El objetivo de una fusión es ganar en rentabilidad y eso es algo imposible de conseguir ahora”, indican las fuentes consultadas. Nuria Álvarez considera que los bancos tendrían que ir a operaciones de mayor tamaño. Sin embargo, no parece el momento adecuado. “En este entorno parece difícil realizar una ampliación de capital para financiar algo así”, asegura. Sara Carbonell coincide en la dificultad de alcanzar sinergias “por mucho que el BCE apriete para ver más movimientos corporativos”.
 

Gráficos relacionados