Bolsa

Iberdrola arrebata el trono al Santander como la cotizada con más peso del Ibex

La eléctrica ha conseguido cerrar casi plana en otra sesión de castigo a la banca

La brecha de capitalización roza los 447 millones a favor de la energética

José Manuel Del Puerto

Iberdrola arrebata el trono al Santander como la cotizada con más peso del Ibex

Iberdrola lo ha conseguido. Después la intentona de ayer, cuando la hazaña se le escapó al cierre, este miércoles ha conseguido el adelantamiento al Santander como la cotizada más valiosa del Ibex 35. Este miércoles, la eléctrica ha logrado aguantar casi plana (-0,07%) en un Ibex 35 marcadamente bajista en el cual el banco (-3,38%) ha  perdido su soporte técnico de los 3,5 euros por acción. El resultado es una brecha de 446,94 millones de euros a favor de la presidida por Ignacio Galán.

Los 8,926 euros por acción a los que Iberdrola ha echado el cierre la han alcanzado una capitalización de 56.787,8 millones de euros, siempre según los datos de acciones emitidas recogidos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y los precios de sesión señalados por Infobolsa. Mientras tanto, el Santander se ha visto condenado hasta los 3,47 euros por título y una capitalización de 56.340,9 millones de euros.

A media sesión la brecha entre máximos de la eléctrica (8,988 euros) y mínimos del banco (3,462 euros) alcanzaba los 971,28 millones de euros. Sin embargo, la fuerte volatilidad desatada en el mercado hacía que nada fuese seguro hasta el cierre. En este sentido, ayer martes ya se logró un adelantamiento incluso mayor en algunos cruces de la sesión. Sin embargo, la reanudación de la negociación comercial entre EEUU y China se tradujo en un fuerte impulso para los valores financieros de las bolsas europeas, que dio lugar a un empujón de última hora para que la entidad que preside Ana Botín pudiera aguantar su trono.

Si bien Iberdrola ya se ha convertido en el valor con más peso del Ibex 35, no es el valor de mayor capitalización del índice rey de la bolsa española. Inditex es la compañía que se reserva este honor y a una más que prudente ventaja, pues vale más de 80.200 millones de euros. Esta disparidad entre capitalización y peso en el selectivo se debe a que en la distribución de pesos de su cartera cada valor miembro tiene una ponderación ajustada al capital que en cada caso se negocia libremente en bolsa, el conocido como ‘free-float’.

En atención a este criterio, tanto Iberdrola como el Santander ponderan por el 100% de su capital, mientras que Inditex lo hace solo por un 60% de sus acciones. Así, la textil está relegada (por ahora) al tercer puesto del ranking en peso dentro del Ibex 35, pero el duelo por el liderazgo de la tabla entre la eléctrica y el banco se puede medir directamente en términos de capitalización. Tanto por capitalización como por peso en el selectivo español, Telefónica es la cuarta de la tabla, con una valoración de mercado que ronda los 31.000 millones de euros.

LA CLAVE DE LA PONDERACIÓN

Más allá de lo que una compañía capitaliza en bolsa, la clave de su verdadero valor está en el peso que tiene en los índices de referencia del parqué en el que cotiza. En este sentido, una mayor ponderación supone más impacto sobre el devenir de la cotización del selectivo de turno y la necesidad de que tenga más peso en las carteras que pretenden segir su evolución. Es así que los pesos pesados del Ibex 35, los llamados 'blue chips' son imprescindibles de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) y otros productos que buscan reproducir la trayectoria del mismo.

Este factor es especialmente significativo para los ETF y vehículos de réplica física, es decir, para aquellos que en su cesta de valores incluyen todos los que forman parte del índice que siguen y en pesos idénticos o muy similares. Del mismo modo ocurre en aquellos de muestreo, que lo que hacen es concentrar sus posiciones en los valores más representantivos del índice en cuestión sin entrar en aquellos con ponderaciones más residuales. En el caso español, los miembros del Ibex menos valiosos para su cálculo son Ence y e Indra.

Los analistas se han convertido en el principal apoyo de Iberdrola en la lucha por conseguir este 'sorpasso'. Eso sí, junto con la entrada de dinero inversor a la búsqueda de refugio desde valores de componente más cíclico, como unos bancos que se siguen enfrentando a tipos de interés en mínimos históricos. Y con la amenaza de que caigan todavía más. Mientras tanto, la apuesta por renovables de la eléctrica ha sido uno de los soportes fundamentales para el 30% de revalorización que acumula en lo que va de año y al que los expertos añaden más potencial a medio plazo. Un respaldo que se ha multiplicado desde que la cotizada presentó sus cuentas semestrales.

Gráficos relacionados