Bolsa

El Dow Jones ha salvado los 27.000 puntos pese a que la sesión cerró en rojo

El débil dato de ventas minoristas refuerza las expectativas de que la Fed actúe

Bank of America ha batido las previsiones del mercado a pesar de ganar un 21% menos

Invertia

El Dow Jones ha salvado los 27.000 puntos pese a que la sesión cerró en rojo

El Dow Jones ha salvado los 27.000 puntos recién reconquistados pese a caer un ligero 0,08%. El S&P 500 cede dos décimas y cierra en 2.989 enteros y el tecnológico Nasdaq Composite sale peor parado al retroceder un 0,3%.

Entre los motivos del regreso del pesimismo a Wall Street destacan el temor a que EEUU y China no avancen en materia comercial y el dato de ventas minoristas, que caen por primera vez en siete meses.

El temor a que las conversaciones entre EEUU y China no culminen en el esperado acuerdo vuelven a caer como una losa. La entrada en la mesa de negociación del tema de las protestas en Hong Kong podría añadir más dificultades de las previstas y los inversores optan por la cautela a pesar del buen tono con el que va arrancando la temporada de resultados corporativos.

Desde el ámbito macroeconómico, han llegado más argumentos para la tibieza de los inversores. La cifra de ventas minoristas de septiembre ha caído un 0,3% cuando el consenso de los economistas aguardaba una subida por el mismo porcentaje. Este mal tono se ha entendido, sin embargo, como una señal de cierto optimismo con respecto a un mayor activismo por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed) en su adopción de políticas acomodaticias.

Precisamente la Fed ha manifestado en su libro Beige que la economía de EEUU ha moderado su ritmo de expansión debido a las "persistentes" tensiones comerciales, especialmente con China, y un "menor crecimiento global".

"Los contactos empresariales esperan de forma mayoritaria que la expansión económica continúe; no obstante, muchos rebajaron sus perspectivas de crecimiento entre los próximos seis y doce meses".

Al margen de estas cuestiones, Bank of America encaja con alzas del 1,5% sus cuentas del tercer trimestre, con las que ha logrado batir las previsiones del mercado. La entidad financiera registró un beneficio neto atribuible de 5.272 millones de dólares entre julio y septiembre de 2019, lo que representa un retroceso del 21,3% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Este descenso, menor que el previsto por los analistas, ha estado marcado por el impacto negativo de amortizaciones por 2.100 millones de dólares, según ha informado la compañía. Una argumentación que contribuye a perpetuar el buen inicio de temporada de resultados que apunta Wall Street en esta ocasión y que ayer tuvo su día grande para la industria financiera. Tanto los ingresos netos (22.810 millones de dólares) como el margen neto de intereses (12.199 millones de dólares) han batido las marcas del año anterior y las expectativas de consenso.

La que sí que se decanta por el rojo es MGM, cuyas acciones caen un 1,6% después de conocerse que tiene previsto la venta de dos de sus establecimientos emblemáticos de Las Vegas: el casino Circus Circus y una mayoría del accionariado del hotel Bellagio. La primera transacción se cerrará por 825 millones de dólares con una empresa del dueño del Treasure Island, mientras que la segunda se llevará a cabo mediante la creación de una 'joint venture' con Blackstone con un acuerdo de venta y arrendamiento por 4.250 millones de dólares.

Por su parte, la canadiense Aphria sufre un castigo del 10,5% de su capitalización después de haber liberado sus cuentas trimestrales. Aunque la compañía de marihuana ha logrado un beneficio neto de 16,4 millones de dólares canadienses, esta partida no se debe tanto al que se supone que es su negocio primario como al impacto en sus propias cuentas de su participación inversora en la tecnológica Althea Group, cuyos títulos suman un 0,79% este miércoles.

Gráficos relacionados