Bolsa

Cellnex ya triplica el precio de su debut en bolsa... ¡y los analistas ven más potencial!

Los bajistas han reducido su peso en el último mes mientras que los analistas suben sus previsiones

La 'teleco' ha subido un 257% desde su estreno en bolsa hace cuatro años y medio

José Manuel Del Puerto

Cellnex ya triplica el precio de su debut en bolsa... ¡y los analistas ven más potencial!

Cellnex no conoce techo en la bolsa. Las acciones de la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones valen ahora más del triple que cuando se estrenaron en el parqué hace cuatro años y medio. El rally ha cogido fuerza este año y son legión los analistas que creen que lo mejor para la compañía todavía está por venir.

El primer toque de campana de Cellnex, el de su debut en marzo de 2015, ya apuntaba al alza. La compañía se estrenó a 14 euros por acción, el máximo precio dentro del rango que habían establecido sus colocadores. Aun así, su primera sesión bursátil se saldó con una subida del 10,7%. Entonces, su capitalización sumaba 3.240 millones de euros. Ahora, con una revalorización del 257% y varias ampliaciones de capital de por medio la firma alcanza un valor de mercado de 12.240 millones.

Solo en lo que va de año, la presidida por Franco Bernabé se ha apuntado una revalorización del 123%. Es decir, el valor de sus acciones se ha multiplicado por más de dos y eso que ha vuelto a anunciar otra ampliación de capital. Los analistas coinciden en que la visibilidad del plan de expansión de la cotizada, que ha anunciado el destino concreto del capital a captar antes de haberlo conseguido, es la clave. Así se explica que un anuncio que suele traducirse en castigo inversor por la dilución que implica para las acciones ya emitidas esta vez haya conllevado alzas.

La última remontada de las acciones, al calor de esta ampliación todavía pendiente de cierreha dejado atrás a los analistas. Aunque las últimas revisiones de consejo de inversión y potencial que ha recibido Cellnex han sido a mejor, lo cierto es que el precio objetivo de consenso se queda en los 35,32 euros por acción, según datos de Refinitiv. Su cotización ha ido más rápido que la revisión de estimaciones de los expertos, que sin embargo siguen aconsejando la compra de sus acciones en un 52,6% de los casos. Así lo hacen 10 de los analistas que vigilan su cotización, mientras que ocho se decantan por mantener posiciones mientras que solo uno invita a las ventas.

"Cellnex es un buen ejemplo de compañía 'growth' y 'quality', ya que crece y tiene la capacidad de establecer sus beneficios con una cierta certidumbre"

Dentro del elenco de analistas que monitoriza Refinitiv, los analistas más entregados con Cellnex marcan un precio objetivo de 46,80 euros por acción. Fuera de este grupo, y con unas estimaciones todavía más optimistas, los de Goldman Sachs, que recientemente han elevado el precio objetivo que otorgan a la ‘teleco’ y se han convertido en unos de sus principales valedores para que la compañía haya remontado por encima de la cota de los 10.000 millones de euros de capitalización, un club del que solo forman parte 16 de las compañías cotizadas en el Mercado Continuo.

El analista Ángel Pérez, de Renta 4, ha sido uno de los que ha elevado recientemente sus perspectivas sobre la compañía. Con el convencimiento de que su próxima operación en Reino Unido le reporte “un rendimiento atractivo” por su buen posicionamiento de cara al desarrollo de las redes 5G, el experto ha mejorado su precio objetivo hasta los 45 euros por acción, mientras que ha reiterado su consejo de sobreponderar.

En medio de este repunte de cotización y recomendaciones, dos de los accionistas de relevancia de Cellnex han engordado su apuesta en las últimas jornadas. Fidelity ha pasado a controlar un 1,044% del capital de la compañía y BlackRock ha incrementado su peso directo sobre acciones de la cotizada hasta el 5,382% del capital. En su anterior notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), no alcanzaba el umbral del 5% con estas posiciones.

BAJISTAS EN RETIRADA Y ALCISTAS REFORZÁNDOSE

A falta de que los fondos de inversión aporten los detalles de la evolución de sus carteras en el tercer trimestre del año, los últimos datos registrados antes el supervisor muestran un considerable apetito por las acciones de Cellnex. Un total de 55 vehículos de inversión institucional incrementaron su apuesta por la firma, mientras que solo 16 la redujeron.

Para Carlos Cerezo, presidente y director de inversiones de la firma independiente Belgravia Capital, Cellnex es “un buen ejemplo de compañía growth y quality”, ya que crece y tiene capacidad para establecer sus beneficios “con una cierta certidumbre”.

Los últimos movimientos de los inversores destacados de la compañía también han tenido lugar entre los cortos. A lo largo de este mes de octubre, son dos los inversores bajistas que han aflojado su presión contra los máximos históricos que marca su gráfica. En este sentido, Marshall Wace, uno de los especuladores más habituales entre el capital de las cotizadas españolas, ya solo aglutina un 0,59% del capital tomado en posiciones a la baja. Por su parte, AQR Capital Management ha aligerado su propia cartera hasta el 1,98% frente al 2,5% que llegó a acumular en junio. Desde su irrupción en mayo, nunca había tenido menos de 2% del capital tomado en cortos.

"No sería mala idea establecer un stop-loss ante los multiplicadores muy exigentes que ya está alcanzando su cotización"

A pesar del vertical ascenso que dibuja la gráfica de precios de Cellnex, el analista Sergio Ávila, de IG, considera que “puede tener recorrido al menos hasta el entorno de los 42 euros ante sus muy buenas perspectivas de inversión en nuevos proyectos”. El experto señala que la clave para aguantar la tendencia está en no perder de vista los 37,33 euros por acción, cota en la que sitúa su soporte más determinante y la señal de alarma para “comenzar a pensar en deshacer posiciones”.

En esta línea de discurso, Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, señala que ante los “multiplicadores muy exigentes” en los que ahora se mueven las acciones de la compañía, “no sería mala idea establecer un stop-loss”. Una estrategia que evitaría pérdidas considerables en el caso de que se abriera espacio para la corrección una vez que el mercado ya ha descontado “en gran medida” el crecimiento esperado con la operación que, de momento, sigue espoleando su gráfica.

Gráficos relacionados