Mercados

El Ibex 35 somete su reciente rebote al contraste de los resultados trimestrales

Enagás dará el pistoletazo de salida a las cuentas del tercer trimestre el 22 de octubre

El índice encara los resultados con una subida acumulada del 9% en lo que va de año

Pedro Calvo

Imagen del interior de la Bolsa de Madrid./EFE

Imagen del interior de la Bolsa de Madrid./EFE

El Ibex 35 examinará desde esta semana su buen momento con la llegada de los resultados del tercer trimestre del año. El índice de referencia de los mercados españoles viene de subir en siete de las ocho últimas semanas, y en octubre añade casi un 1,5% al 4,9% que sumó en septiembre, una secuencia que le ha impulsado por encima de los 9.300 puntos y que vuelve a poner en su marcador unas ganancias del 9% en lo que va de año. 

Este rebote será sometido desde ya mismo al contraste de las cuentas trimestrales. Enagás será su componente más madrugador, puesto que anunciará sus cifras este martes. Viscofan le seguirá el jueves. Y Banco Sabadell, el viernes.

Tras esta avanzadilla, las presentaciones se acumularán en la última semana de octubre y la primera de noviembre. El 30 de octubre descubrirán sus cuentas Banco Santander, Iberdrola, Aena, Red Eléctrica, Bankinter, Naturgy, Ferrovial y Mediaset. El 31 de octubre será el turno de BBVA, CaixaBank, Repsol, IAG y Mapfre. Otra jornada intensa será del 5 de noviembre, con Telefónica, Endesa y Siemens Gamesa. O la del 7 de noviembre, con Amadeus, Arcelor, ACS, Acciona y Meliá Hotels

ASPIRANDO AL 10.000

Tras las subidas de las últimas semanas, alentadas por la tregua comercial entre EEUU y China, los avances para evitar un Brexit caótico que aún sigue amenazando y los nuevos estímulos de los bancos centrales, el Ibex necesita un mayor respaldo corporativo para afrontar aventuras mayores. Como la de reconquistar los 10.000 puntos, una cota que no pisa desde mayo de 2018

Para los expertos, desde luego, las cotizadas españolas siguen escondiendo mucho valor. La cuestión reside en si terminará aflorando en algún momento. "De media, vemos que las empresas españolas cotizan con un descuento del 20%, que es uno de los más amplios que hemos visto", explica Ricardo Cañete, gestor del fondo Bestinver Bolsa.

Esa brecha se observa igualmente en varios de los pesos pesados del Ibex, como son Banco Santander, BBVA, Telefónica o Repsol. Según el precio objetivo que les concede el consenso de mercado recogido por Refinitiv (antigua Thomson Reuters), todos ellos cuentan con un potencial alcista situado entre el 15% y el 20%. 

Al Ibex, sin embargo, se le sigue resistiendo progresar hacia cotas mayores. El pasado jueves llegó a rozar los 9.500 puntos, pero finalmente no pudo con esta cota y tampoco fue capaz de aguantar los 9.400 al cierre de la semana. 

Este repliegue vuelve a dejar al índice en los mismos niveles contra los que lleva luchando todo el año, en los que ha protagonizado distintos conatos de atacar con decisión el 9.400 o el 9.500, pero sin ser capaz de derribarlos. Y desde un punto de vista técnico, si el Ibex quiere ir más allá, debe superar esas cotas. Como apunta Antonio Jaureguízar, analista técnico de Noesis, el índice tiene un "nivel absolutamente de referencia en los 9.430 puntos". Y añade: "Su superación y consolidación posterior abriría una nueva fase alcista con objetivos en los 9.677-9.862 y 10.292 puntos". 

Gráficos relacionados