Bolsa

Optimismo moderado en Wall Street que cierra sus índices con alzas del 0,5%

Los analistas de Credit Suisse defienden que la renta variable estadounidense está lejos de una burbuja

Las renuncias en las cúpulas de Alphabet y Expedia marcan la sesión neoyorquina

Invertia

Optimismo moderado en Wall Street que cierra sus índices con alzas del 0,5%

Optimismo moderado en Wall Street. El tono alcista que ha protagonizado la sesión en Nueva York llega de la mano de unas matizaciones a las últimas palabras de Donald Trump sobre el rumbo de la negociación de aranceles con China. Unos datos de creación de empleo más débiles que los esperados han pasado por alto.

Las expectativas de que efectivamente se pueda alcanzar un acuerdo de mínimos entre Washington y Pekín antes del próximo 15 de diciembre, cuando de otro modo deberían entrar en vigor nuevas tasas hacia las importaciones asiáticas en territorio estadounidense, dan su fruto. Incluso el mismo Trump ha explicado este miércoles que las conversaciones "van muy bien". El Dow Jones sube un 0,5% y cierra en 27.649 puntos. Mientras tanto, el Nasdaq se repone del castigo anterior y termina un 0,5% al alza hasta los 8.566 puntos. El agregado S&P 500 recupera un 0,6% para su gráfica y se queda en 3.112 puntos.

Al entusiasmo contribuye también un informe de previsiones de inversión de Credit Suisse. Los analistas del banco suizo señalan que a pesar de las valoraciones récord alcanzadas por algunos índices de Wall Street, todavía está lejos una eventual burbuja de valoración en la renta variable estadounidense, ya que consideran que las compañías de corte 'crecimiento' (growth) siguen teniendo una importante cancha alcista por delante.. Unos argumentos que animan la toma de posiciones inversoras en la meca global de las finanzas.

El rebote llega a pesar de que las cifras de empleo que arroja la encuesta ADP han estado muy lejos de colmar las previsiones de los economistas. A lo largo de noviembre, la economía estadounidense apenas creó 67.000 nuevos puestos de trabajo no agrícola. Una cifra que se queda muy por debajo de los 140.000 empleos que habían previsto los expertos y deja a la mitad el número conseguido en octubre.

Más allá de estos indicadores económicos, la protagonista indiscutible de la sesión es Alphabet, la matriz de Google, pues su presidente y consejero delegado han renunciado a los cargos. Larry Page y Sergey Brin, cofundadores del popular buscador de Internet, han anunciado que seguirán siendo accionistas y consejeros de la empresa, pero su responsabilidad primera pasa ahora a Sundar Pichai, actual consejero delegado de Google, quien compatibilizará ambos cargos. Una solución que gusta en el mercado y se traduce en alzas del 1,5% para sus acciones de clase A.

Hay baile de sillas también en Expedia. La agencia de viajes online ha anunciado este miércoles la renuncia con efectos inmediatos de su director financiero, Alan Pickerill, y consejero delegado, Mark Okerstrom. Las funciones del primero las asumirá con carácter interino Eric Hart, director de seguridad de la compañía, mientras que las del segundo se las repartirán el presidente, Barry Diller, y el vicepresidente, Peter Kern. Coincidiendo con esta siembra de incertidumbre, la cotizada ha anunciado un plan de recompra de acciones propias por 20 millones de dólares. Sus acciones encajan las novedades con una subida del 6,2%.

Dos automovilísticas se sitúan en el foco de los inversores. De una parte, Tesla, que según han avanzado los analistas de Deutsche Bank empezará a entregar el primer trimestre del año que viene sus primeros pedidos del Model Y, su nuevo todocaminos SUV compacto. Esto supondría un adelanto con respecto al calendario inicialmente establecido por la compañía fundada por Elon Musk. Las dudas persisten sobre las previsiones de la compañía y eso se traduce en caídas del 0,9% para sus acciones.

La segunda del sector es General Motors, que este jueves sube más de un 1,3% en bolsa tras haber anunciado el despido de 814 empleados de su planta de montaje de Detroit-Hamtramck, en EEUU. La finalización de los contratos se ha fijado para el 28 de febrero de 2020, como parte del plan de reconversión de la factoría, que hace unos meses estaba amenazada de cierre y ahora tiene previsto especializarse en la fabricación de coches eléctricos a partir de 2021.

Gráficos relacionados