Mercados

Bestinver entra en BME y considera "excesivo" el castigo al sector bancario

La gestora de Acciona cree que el posible impuesto a la banca no pondrá en peligro la rentabilidad del sector

Beltrán de la Lastra advierte de que la volatilidad es un "pésimo y peligroso medidor del riesgo"

Clara Alba

Bestinver entra en BME y considera "excesivo" el castigo al sector bancario

No son tiempos fáciles para las gestoras value. Las flojas rentabilidades y los reembolsos en algunas de las firmas más ‘potentes’ del mercado español marcaron un 2019 más que complejo para un sector especializado en encontrar valor a precios atractivos en el mercado. No fue el caso de Bestinver. La rentabilidad de su cartera internacional y de Bestinfond superó, con creces, el 20%, y el equipo ha generado una rentabilidad media anual del 9,03% desde que Beltrán de la Lastra aterrizase en la gestora (un 56% acumulado). En números absolutos, Bestinver ha generado 1.890 millones de euros a sus partícipes en el periodo, demostrando que han sabido sobrevivir a la abrupta salida de Francisco García Paramés a finales de 2014. 

Conocimiento, prudencia y paciencia. Beltrán de la Lastra tiene muy claros los tres pilares para continuar en esta senda de crecimiento que ha permitido a la gestora sumar un patrimonio cercano a los 7.000 millones de euros. “Lo que más está marcando nuestra estrategia estos últimos años es la paciencia, la necesidad de esperar, y así seguiremos hasta que encontremos oportunidades”, ha explicado De la Lastra durante la presentación de la estrategia de la entidad, dejando claro que “no podemos pedir peras al olmo en un mercado en el que muchos activos están caros por efecto de las políticas monetarias”. 

En este escenario, recomienda a los inversores no dejarse guiar por los menores niveles de volatilidad que se puedan presentar a lo largo del año. “La volatilidad es un pésimo y peligroso medidor del riesgo, porque da una sensación de estabilidad que no es real”, advierte Beltrán de la Lastra. 

MOVIMIENTOS EN CARTERA

Pese a permanecer en ese ‘compás de espera’, la gestora de Acciona ha llevado a cabo algunos movimientos destacados en su cartera nacional en los últimos meses. Además de dar salida a Colonial por valoración, otro de los más destacados ha sido su entrada en BME, en pleno proceso de opa del gestor de los mercados españoles. “La compañía tiene mucho que ofrecer a un operador internacional, si se integra correctamente, creando un valor no descontado en las acciones”, ha explicado Ricardo Cañete, gestor de fondos y responsable de la estrategia ibérica de Bestinver. 

El gestor también ha apostado por incrementar su exposición a Ence, el peor valor del Ibex 35 en 2019 con una caída del 33%. El valor se deja este año otro 4%. Pero la caída no preocupa a la gestora, que considera que “en el peor escenario, asumiendo el cierre de la planta de Pontevedra, estimamos que todavía tenemos un amplio margen de seguridad, por lo que se ha aprovechado la debilidad de la acción para reforzar la posición”. 

LOS BANCOS, CASTIGO EXCESIVO

Del mismo modo, la cartera ibérica presenta a cierre de 2019 una mayor exposición a Banco Sabadell. “El entorno no es el mejor, pero la valoración era extrema”, explican desde la firma, que también presentan en cartera a otros bancos cotizados como CaixaBank, Santander, Unicaja y Bankinter. Respecto a la entidad comandada por María Dolores Dancausa, Cañete se mantiene a la espera del impacto que la segregación de Línea Directa tenga en el negocio del banco. 

“Es un negocio muy bueno y compite con el resto de aseguradoras tradicionales que tienen unos costes de distribución más elevados, sobre el 30% de los ingresos”, recuerda el gestor. Cañete explica que Bankinter cotiza con una prima muy significativa respecto al resto del sector por este motivo, por lo que en el momento que esta línea de negocio “se desgaje”, “la entidad cotizará a unos niveles más parecidos al resto de competidores, pero para eso falta mucho”, indica. 

¿AFECTARÁ EL IMPUESTO A LA BANCA?

Bestinver mantiene así su apuesta por el sector financiero que representa un 26,1% sobre el total de la cartera, incluyendo valores más allá de los puramente bancarios como BMEUnicaja es la entidad con más peso con un 4,6% del patrimonio invertido en la entidad. 

Frente a la presión bursátil que desde hace años vive el sector, y que no ha logrado eliminar en este comienzo de 2020, Cañete se muestra confiado en una buena evolución en el largo plazo. “Habrá catalizadores como la consolidación y hay oportunidades a estos niveles de valoración”, indican desde la gestora. 

Según explican, “el riesgo regulatorio percibido para la banca no puede ir a peor y los bancos españoles ya lo descuentan”, recordando que hay que esperar para comprobar la capacidad real de la aplicación de las medidas del Gobierno, “pues hay que demostrar que el sistema financiero español es sólido y no se puede dañar más su rentabilidad”. 

Gráficos relacionados