Bolsa

Los 10 programas de recompra de la bolsa española que se salvan de la CNMV

Prosegur es responsable del plan de adquisición de títulos propios más extenso: hasta 2022

Coca-Cola European Partners ha dejado la bolsa española fuera de su foco de compras

José Manuel Del Puerto

Los 10 programas de recompra de la bolsa española que se salvan de la CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto coto a las operaciones que las cotizadas españolas pueden hacer con sus propias acciones, pero los programas de recompra vigentes en la actualidad en el parqué se salvan. Los 10 planes para la adquisición de títulos propios cumplen con los requisitos marcados por la regulación europea y seguirán adelante.

La mayoría de las cotizadas españolas que cuentan con programas vigentes de este tipo tienen como objetivo la amortización de las acciones adquiridas, uno de los fines contemplados en la regulación comunitaria. Mediante esta práctica se consigue retribuir indirectamente a los accionistas, ya que se incrementa el valor de los títulos restantes en circulación tanto en términos de reparto del valor de la compañía como en beneficio por acción.

Una de las últimas de este grupo que ha vuelto a salir de compras es inmobiliaria Aedas Homes, que ha encargado la recompra de hasta 2,1 millones de acciones propias, el equivalente a un 4,38% de su capital social, a JB Capital Markets. Y por un importe máximo de 50 millones de euros. Las adquisiciones comenzaron el pasado 27 de septiembre de 2019 y se alargarán hasta la misma fecha del ejercicio 2022 salvo que antes de ese momento se alcance alguno de los topes previstos.

Los límites para el engorde de autocartera transitorio de Vocento están en los 3,75 millones de acciones propias, un 3% de su capital social, y en los cinco millones de euros. Con fecha última en el próximo 31 de diciembre, el programa lleva vigente desde el pasado 24 de octubre, cuando se designó al bróker de Banco Santander como encargado.

Los corredores de Norbolsa son los responsables de las recompras anunciadas por Vidrala el pasado 20 de diciembre y que se prolongarán hasta la misma fecha de este año. Así siempre y cuando no se alcance antes un 1% del capital social de la compañía industrial -270.000 acciones- o se consuman los fondos disponibles para este fin, que ascienden a 27 millones de euros.

Desde el 22 de octubre del año pasado y hasta el 4 de junio de 2020 ha dado de plazo Meliá Hotels Internacional para que los brókeres de GVC Gaesco compren a cuenta de la hotelera hasta un 3,7% de su propio capital social. En números redondos, se trata de 8,5 millones de acciones por un importe máximo de 60 millones de euros, según lo que en su día comunicó al supervisor.

Los brókeres de JB Capital y el Santander empatan con dos planes de recompra de acciones a su cargo cada uno en la bolsa española

El único banco cotizado español que tiene vigente un plan de recompra de acciones propias es Liberbank. La entidad, que ha optado por usar una vía de retribución al inversor mucho más común entre los bancos estadounidenses, ha asignado para tal fin un total de 20 millones de euros con los que adquirir hasta 62 millones de títulos, equivalentes a un 2,04% de su capital social. El bróker de Renta 4 viene comprando acciones de la compañía desde el pasado 30 de diciembre y se espera que las últimas adquisiciones tengan lugar “no más tarde” del 30 de junio de este año.

Uno de los programas más extensos es el de Prosegur. La compañía tiene confiado también a JB Capital la compra de hasta 59,85 millones de sus propias acciones (un 10% de su capital social), para lo que ha dispuesto un importe máximo de 300 millones de euros. Las adquisiciones empezaron el 5 de junio y, mientras se mantengan dentro de los límites señalados, podrían seguir hasta el 5 de junio de 2022.

De más atrás viene el plan de adquisición de títulos propios de Talgo, pero su final está más cerca. La ferroviaria ha encomendado al Santander la compra de hasta 22,5 millones de sus acciones, un 16,5% de su capital social, por un montante máximo de 100 millones de euros. Con una duración de 18 meses, las operaciones comenzaron el 19 de noviembre de 2018 y, si no es antes, acabarán el 19 de mayo de este año.

Aún hace más tiempo arrancó el programa todavía vigente en Naturgy, que ya lleva una prórroga. La compañía energética detalló el pasado 6 de diciembre de 2018 un programa para la recompra de acciones propias por 400 millones de euros y un 1,8% de su capital social que comenzó el día siguiente y se prolongaría hasta el 30 de junio de 2019. Así quedaban claras unas operaciones que se habían incluido en su plan estratégico y conformes en todo punto con la normativa que ahora ha reforzado la CNMV.

Unos días más tarde de aquella primera fecha tope, el 24 de julio de 2019 se anunció que el programa se extendía hasta el 30 de junio de 2020 para poder adquirir los hasta 21 millones de acciones a los que todavía podía optar en el marco de los topes establecidos inicialmente. En ello sigue un ejército de corredores de bolsa entre los que cuentan Banco Santander, Sabadell, Mirabaud, Société Générale, Citigroup y Morgan Stanley, entre otros.

DOS PLANES DE INCENTIVOS

Con el objetivo de cumplir “las obligaciones derivadas de los planes de incentivos” para su plantilla, eDreams Odigeo tiene en marcha la compra de un total de hasta 10,8 millones de acciones por un importe máximo de 10 millones de euros. Lleva acumulando autocartera para ello desde el pasado 17 de diciembre y, a no ser que toque antes alguno de estos límites, así lo seguirá haciendo hasta el 17 de junio de 2021 de la mano de Morgan Stanley, que ha sido designado como bróker para la gestión de estas adquisiciones.

En la farmacéutica Reig Jofre, el premio es también solo para altos cargos, ya que sus últimas recompras han estado dirigidas únicamente a cumplir con su plan de fidelización a largo plazo de directivos. Con un máximo de 160.000 acciones por adquirir sin pasarse de los 4,5 euros por acción, lo que implicaba un importe máximo de 720.000 euros, los brókeres de Solventis salieron de compras entre los días 18 de julio y 27 de diciembre del año pasada, pues la compañía acaba de dar por concluido este programa.

Aunque cotiza en la Bolsa de Madrid, el programa de recompra de acciones de Coca-Cola European Partners pasa de puntillas por el parqué nacional. El 12 de septiembre de 2018 la compañía embotelladora del popular refresco anunció la adquisición de acciones propias en las bolsas de Nueva York (NYSE) y Ámsterdam (Euronext) por hasta 1.500 millones de euros. De este importe, un tercio se liberó para su gasto ya en sus primeros tres meses y medio de vigencia. Hasta que se alcance esa cifra o la suma de 48,51 millones de acciones, el plan seguirá vigente.

ANTÍDOTO AL 'SCRIP DIVIDEND'

Otras compañías que en los últimos meses han terminado planes de recompra sobre acciones propias y que son asiduas a esta práctica con el objetivo de paliar el efecto de sus dividendos en papel son Ferrovial y Repsol. También han acabado ya los calendarios para las inmobiliarias Lar España y Quabit, así como el de Mediaset España. En este último caso, las acciones han sido adquiridas realmente por su matriz italiana con el objetivo de allanar la pretendida fusión entre ambas ramas del grupo.

Actualmente, no existe en la bolsa española ningún plan de recompras que tenga por objetivo el tercero de los que permite la norma europea: el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la conversión en acciones de ciertos instrumentos de deuda emitidos por las cotizadas.

Gráficos relacionados