Bolsa

El Dow Jones suma 268 puntos y se acerca a los 29.300 impulsado por los resultados empresariales

Morgan Stanley se dispara un 6,5% tras lograr unos resultados récord en 2019

Cisco sube más de un 2% y arropa al índice de industriales en otra sesión alcista

Invertia

Dos agentes miran las pantallas en el parqué de la Bolsa de Nueva York./EFE

Dos agentes miran las pantallas en el parqué de la Bolsa de Nueva York./EFE

Wall Street vive otra jornada de euforia y extiende el rally que el miércoles permitió al Dow Jones cerrar por encima de los 29.000 puntos por primera vez en su historia. Los inversores aplauden los resultados empresariales, como los de Cisco y  Morgan Stanley y alargan el optimismo por la firma de la fase uno del acuerdo comercial. Los movimientos alcistas pesan más que las incertidumbres comerciales, las que surgen a partir de ahora.  La “segunda fase” va a tardar tiempo en coger forma, seguramente no antes de las elecciones presidenciales que se celebran en EEUU a principios de noviembre”, recuerdan los expertos de Link Securities.

Ese cóctel de buenas noticias deja en el Dow Jones en los 29.297 puntos, tras subir un 0,92%, mientras que el S&P 500 sitúa su gráfica por encima de los 3.300 con una subida del 0,84%. Por su parte, el tecnológico Nasdaq sube con más fuerza, un 1,06%, hasta los 9.375 puntos. 

Las subidas se apoyan, además, en los buenos datos macroeconómicos que ya se han conocido al otro lado del Atlántico. Para empezar, el índice manufacturero de la Fed de Filadeldia ha registrado su mejor lectura desde mayo. Otro indicador que apoya la fortaleza de la economía estadounidense frente a los temores de desaceleración, es el de las peticiones semanales de subsidio por desempleo.

En concreto, el número de americanos que solicitaron la prestación ha caído por quinta semana consecutiva en 10.000 solicitantes hasta los 204.000. El consenso anticipaba que la cifra se situaría en 220.000, mucho peor de lo que ha sido finalmente.

Mientras los inversores digieren estos positivos datos, las empresas siguen desfilando en el apartado de resultados empresariales. Para cerrar la ronda de cuentas de la gran banca, Morgan Stanley ha presentado un beneficio neto atribuible de 8.512 millones de dólares (7.624 millones de euros), un 4% más que en 2018 y un nuevo récord para la entidad. Sus resultados récord disparan la cotización del banco UN 6,5% por encima de los 56 dólares.

Las cuentas incluyen un impacto fiscal positivo de 348 millones de dólares (312 millones de euros), frente a los 203 millones de dólares (182 millones de euros) del ejercicio anterior. Por otro lado, la cifra de negocio de Morgan Stanley en el conjunto del pasado ejercicio alcanzó los 41.419 millones de dólares (37.098 millones de euros), un 3,3% más que en 2018, con un avance del 23% de sus ingresos por intereses netos, hasta 17.098 millones de dólares (15.315 millones de euros).

Tras las cuentas de la banca, Alcoa toma el relevo en las cuentas anuales. El mayor productor estadounidense de aluminio ha publicado pérdidas por 1.125 millones de dólares frente a los beneficios de 250 millones del ejercicio anterior y sus títulos se hunden un 11,8%. La compañía ha atribuido esta contracción a los 1.031 millones de dólares que ha tenido que asumir por costes de reestructuración, como los que ha tenido que afrontar en las fábricas españolas de las que se ha desprendido. Además, prevé que la demanda de su principal producto suba hasta un 2,4% este año.

Gráficos relacionados