Bolsa

Wall Street 'enferma' por el coronavirus: el Dow Jones pierde los 29.000 puntos

El segundo caso confirmado de coronavirus en suelo norteamericano hace saltar las alarmas

American Express alcanza máximos históricos a contracorriente tras publicar cuentas

Invertia

Wall Street 'enferma' por el coronavirus: el Dow Jones pierde los 29.000 puntos

Wall Street buscaba argumentos para acabar la semana al alza. Y si a primera hora los encontraba con facilidad, lo ha ido teniendo más complicado conforme avanzaba una sesión que ha terminado con fuertes desecensos. De una parte, los sólidos resultados de dos compañías que en los últimos meses habían sufrido dudas hacia sus modelos de negocio: American Express e Intel. De la otra, la distensión de primera hora en torno a la crisis sanitaria del coronavirus en China, que la Organización Mundial de la Salud ha evitado señalar como una pandemia, se convierte en alarma una vez que las autoridades estadounidenses han confirmado el primer caso en Chicago.

El Dow Jones no solo se olvida de su lucha por encarar el cierre semanal por encima de los 29.300 puntos, sino que pierde los 29.000 al caer un 0,58% hasta los 28.989,7 puntos. El S&P 500 cae con más fureza, un 0,9%, hasta los 3.295,5 puntos. El tecnológico Nasdaq sufre un correctivo del 0,93% y cae hasta los 9.314,9 puntos.

La referencia macroeconómica del día ha llegado con los índices PMI de los sectores de manufacturas y servicios. Si bien los economistas aguardan una leve mejoría de una décima en cada caso, suficiente para confirmar que la economía estadounidense aguanta en fase expansiva, el dato final para enero ha sido favorable en servicios (53,2 puntos), pero menos solvente de lo esperado en manufacturas (51,7 puntos). Otro argumento más para los partidarios de hacer caja antes del fin de semana.

En la pasarela de cuentas trimestrales ha tocado el desfile de American Express. Las acciones de la compañía de tarjetas de crédito suben más de un 2,84%, hasta conseguir en algunos compases un récord histórico de 138 dólares, después de haber dado a conocer un beneficio de 2,03 dólares por acción que supera tanto los 1,74 ‘billetes verdes’ de hace un año como las previsiones de consenso de FactSet que apuntaban a 2,01 dólares. La facturación de la compañía ha alcanzado además 11.370 millones de dólares, un 9% más que en el ejercicio anterior.

Los inversores también acogen con entusiasmo el balance de Intel gracias a los buenos resultados aportados por su división de datos, que han hecho posible que sus ingresos trimestrales superen por primera vez la cota de los 20.000 millones de dólares. Sus acciones suben un 8,13%. Con este hito como telón de fondo, la compañía ha mejorado sus expectativas de beneficios por acción hasta los 1,30 dólares por acción, muy por encima de las estimaciones de consenso para este año 2020, que los situaban en los 1,04 dólares.

Otro gigante tecnológico, Apple (-0,29%), se sitúa en el foco de atención de los inversores este viernes después de haber anunciado dos acuerdos con Broadcom (+1,36%) para el suministro de componentes inalámbricos para los iPhone. Estos se suman al que ambas firmas ya suscribieron en junio del año pasado para el aprovisionamiento de componentes de radiofrecuencia. Todos juntos suman un valor cercano a los 15.000 millones de dólares según la documentación remitida al supervisor de la bolsa estadounidense.

Gráficos relacionados