Empresas

ACS intenta ponerse en positivo en el año con el impulso de un contrato en Australia

Las acciones de ACS suben un 2,4% al cierre

La compañía rehabilitará un hospital en Australia por 259 millones

El Boletín

ACS intenta ponerse en positivo en el año con el impulso de un contrato en Australia

En una jornada en la que el Ibex ha logrado extender la remontada del viernes, las acciones de ACS se anotan un avance del 2,4% y se encaminan a borrar su saldo negativo en el año.

En concreto, sus títulos han subido hasta los 33,79 euros, por encima de los 33,24 euros a los que cerró el 2 de enero, la primera sesión del año, aunque todavía por debajo de los 33,84 euros del cierre de 2018. ACS llegó a tocar un máximo este año de 40,93 euros el 30 de abril, pero desde entonces ha ido perdiendo fuelle hasta los niveles actuales.

El pasado viernes se conoció que la constructora, a través de sus filiales Cimic y CPB Contractors, rehabilitará y ampliará un hospital en la ciudad australiana de Campbelltown, a las afueras de Sídney, lo que supondrá unos ingresos de unos 259,3 millones de euros al cambio actual.

El Gobierno de Nueva Gales del Sur financia el proyecto y las obras, que han comenzado ya y que se espera que concluyan a mediados de 2023. La Fase 2 de rehabilitación del Hospital de Campbelltown abarca la ampliación de los servicios clínicos, de urgencias y de apoyo, así como las instalaciones de psiquiatría y pediátrica y la reforma de las salas de partos y maternidad, entre otras actuaciones.

Gráficos relacionados