Criptodivisas

El bitcóin esprinta hacia los 5.000 dólares tras su mes menos volátil

La criptomoneda más popular y líquida se apunta este martes su mayor subida en un año

La atípica y reducida brecha entre máximos y mínimos de marzo fue de solo un 11,7%

José Manuel Del Puerto

El bitcóin esprinta hacia los 5.000 dólares tras su mes menos volátil

El bitcóin sigue acumulando récords. La criptomoneda registra este martes su mayor subida en un año al rozar los 5.000 dólares con subidas cercanas al 20%. Y todo después de haber registrado en marzo su menor tasa de volatilidad en, al menos, seis años. Su cotización ha variado apenas un 11,7% entre máximos y mínimos del mes, menos de la mitad de lo que marcaba su récord anterior en este periodo. Los analistas consideran que este acelerón es solo una señal de la remontada, más sobria, que está por venir.

La última caída sensible en la considerable ración de volatilidad del bitcóin tuvo lugar a finales de 2018. Entonces, la divisa digital pasó de remolonear en el asalto a los 6.500 dólares a no perder por poco los 3.100 ‘billetes verdes’. Una amenaza de caída libre que podría antojarse como un escenario factible ahora a la luz de la reciente estabilización de precios. Sin embargo, los analistas se fijan en otros indicadores que apuntan en la dirección contraria.

Así, los analistas se decantan esta vez más a favor de una remontada que de un nuevo castigo. Así, Roberto Rojas, analista de Admiral Markets, considera que la criptomoneda se mantiene “en el rango lateral de sesgo alcista que comenzó el pasado 14 de diciembre” después de haber tocado sus mínimos recientes. Su opinión es que es más probable la superación de resistencias y el enfrentamiento con su media de 200 sesiones que el retroceso a la búsqueda de soportes.

Las cábalas de los analistas que más de cerca siguen la cotización del bitcóin no son baladí, pues hay que tener en cuenta que en un 13% de los meses de últimos seis años la variación entre máximos y mínimos ha superado incluso el 100%. En marzo, el rango de fluctuación se quedó entre los 3.767 dólares de mínimo y los 4.210 dólares de máximo. Las gráficas y los volúmenes parecen señalar más hacia la recuperación de esta última cota que a un deslizamiento por debajo de la frontera de los 4.000 dólares.

La volatilidad mensual mínima del bitcóin estaba a casi el doble de lo que se ha marcado este último marzo, en el 21,2% entre máximos y mínimos de cotización

Es precisamente en la pérdida de esta cota en la que Rojas fija una señal de alarma por el hundimiento que podría desencadenarse. El analista Miguel Momobela, de XTB, coincide con la marca roja, pero admite incluso “algunos descansos en la tendencia” hacia la zona de los 3.860 dólares, cuya pérdida ya sí que supondría el inicio de una destrucción de valor mucho más acelerada.

Desde el portal de análisis especializado Tales from the Crypt también apuntan que han sido precisamente las últimas dos semanas de marzo las que han planteado el punto de partida para una remontada. La recuperación de su precio es la que ha elevado su horquilla entre los mínimos y los máximos mensuales hasta el 11,7%, pues antes de esta recta final se quedaba en el 7,8%. En cualquier caso, muy por debajo del 21,2% que en el año 2017 marcaba el que hasta ahora era su mes más tranquilo.

Con estos ingredientes, unidos a la recuperación de volúmenes que en los últimos meses ha conseguido el bitcóin frente a otras criptodivisas por la concentración en activos de mayor liquidez, Momobela considera que los 5.100 dólares “son un punto bastante alcanzable en los próximos tres o seis meses”. En cualquier caso, la calma reinante ahora podría cambiar en poco más de mes y medio, cuando el supervisor de los mercados estadounidenses se pronuncie sobre algunos fondos cotizados (ETF) sobre el siempre polémico bitcóin.

Con una tasa de penetración en el comercio online todavía muy testimonial, la Comisión de Valores y Bolsa de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés) ha pospuesto hasta el próximo 21 de mayo su decisión sobre los fondos desarrollados por las gestoras VanEck y Bitwise. Así lo recuerda Rojas, sin pasar por alto que también la Chicago Board Options Exchange (CBOE) ha decidido paralizar por el momento el lanzamiento de más futuros sobre la criptodivisa. Una decisión que ha sido consecuencia precisamente de la difícil operativa que resultaba de los dos factores anteriores: falta de fijación de criterios por parte del supervisor y alta volatilidad.

Gráficos relacionados