Mis finanzas

Son pocas, pero resisten: cuentas que te devuelven parte de los recibos domiciliados

Banco Sabadell ha sido el último en eliminar la bonificación de sus recibos en sus cuentas nómina

El Santander y Mediolanum, los únicos que resisten en plena fuga del sector de estas ofertas

Clara Alba

Son pocas, pero resisten: cuentas que te devuelven parte de los recibos domiciliados

El empeoramiento de las condiciones de algunas cuentas bancarias en términos de rentabilidad se ha trasladado a las promociones para la devolución de parte de los recibos, uno de los reclamos que el sector ha utilizado en los últimos años para marcar la diferencia con sus competidores.

Banco Sabadell ha sido el último en eliminar la bonificación que ofrecía en sus cuentas nómina Expansión y Expansión Plus. Hasta hace unos días, la entidad devolvía el 1% de las facturas del gas, la luz, el teléfono fijo e Internet de sus clientes, hasta un máximo de 20 euros y de 50 euros al mes, respectivamente. 

Con la decisión de poner fin a esta ‘ventaja’ de dos de sus productos estrella, el banco sigue los pasos de otros ‘históricos’ de este tipo de bonificaciones, como ING.  La entidad holandesa sorprendió el pasado verano al recuperar la devolución del 3% de los recibos a los clientes de la Cuenta Nómina. Pero la oferta solo duró hasta finales de septiembre.

Lo mismo ocurrió con la cuenta Coinc, una de las más atractivas del pasado año con una devolución del 5% en los recibos y un tope de 100 euros. El 30 de septiembre también marcó la fecha de caducidad de esta campaña. A cambio, la filial online de Bankinter pasó a ofrecer otro tipo de ‘ventajas’, como el descuento del 4% en todas las compras en Amazon que mantiene actualmente.

Esta estrategia de las rebajas en compras, en gasolineras o en la adquisición de aparatos electrónicos se ha convertido en el ‘gancho’ ideal de los bancos para ganar cuota en el mercado de las cuentas nómina, compitiendo incluso con la remuneración en efectivo. Sin embargo, todavía existen alternativas si lo que busca el cliente es ‘aliviar el peso’ de los gastos mensuales de la vivienda. Por ejemplo, la Cuenta 1,2,3 del Banco Santander mantiene la devolución de entre el 1% y el 3% de las facturas de sus clientes. 

DEVOLUCIÓN ESCALADA

En concreto, la entidad devuelve un 1% en tributos locales y seguros sociales, como el IBI, el impuesto de circulación, etc. Para los suministros del hogar y de los seguros de protección ofrece una bonificación del 2%, mientras que la entidad paga un 3% de los recibos de los gastos de escolarización como guarderías, colegios y universidades, así como los pagos a ONGs registradas en la Agencia Española de Cooperación. El máximo de estas bonificaciones es de 110 euros al mes. 

Para acceder a estos descuentos, el cliente tiene que cumplir con los requisitos de la cuenta, que incluyen la domiciliación de una nómina de 600 euros como mínimo, así como de tres recibos. La cuenta lleva asociada, además, una comisión de tres euros al mes. Los clientes tienen que tener en cuenta, además, que esta bonificación por los recibos está sujeta a una retención fiscal del 19%.

En este sentido, la Cuenta Nómina de Openbank, resulta más atractiva. El banco online del Santander ofrece un 1% de los recibos domiciliados de luz, gas, teléfono, móvil e Internet, en un producto sin comisiones y sin tope máximo mensual o anual a bonificar. 

Banco Mediolanum también mantiene la devolución del 1% de los recibos domiciliados con su Cuenta Evolución, aunque su tope máximo es, en este caso, inferior. De 10 euros al mes (o 120 euros al año). La entidad no exige la domiciliación de la nómina, pero sí de tres recibos que sumen, al menos, 250 euros mensuales. También exige la contratación de algún producto financiero gestionado por la propia entidad por un importe mínimo de 15.000 euros. 

A través de oficinadirecta.com, del Grupo Santander, los clientes también pueden acceder a la devolución del 2% de sus recibos de luz, gas, teléfono fijo, móvil e Internet. Eso sí, la entidad exige unos ingresos mínimos de 1.000 euros mensuales y ser titular de una tarjeta de crédito. El límite de la bonificación es, en este caso, de 120 euros al año. 

Gráficos relacionados