Empresas

Inditex cae un 4,5%: la decepción de las cuentas puede más que el aumento del dividendo

Las ventas superan los 26.000 millones, pero no alcanzan las expectativas

El beneficio por acción se queda en los 1,106 euros, por debajo de los 1,12 euros esperados

Pedro Calvo

Inditex cae un 4,5%: la decepción de las cuentas puede más que el aumento del dividendo

Inditex asume que está en otro momento de su fase vital como empresa. Con unas tasas de crecimiento más reducidas, la textil presidida por Pablo Isla está dispuesta a que el dividendo sea un puntal más protagonista en su estrategia. 

Por eso, este miércoles, en la presentación de sus resultados del ejercicio de 2018, ha anunciado una nueva política de dividendos y un aumento de la retribución. "El Consejo de Administración propondrá una nueva política de dividendo a la Junta General de Accionistas. La  propuesta  recoge un incremento del payout ordinario hasta el 60% desde el 50%. El Consejo también propondrá un dividendo extraordinario total de 1 euro por acción a distribuir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020", ha comunicado la empresa. 

Este cambio se traducirá en un incremento del dividendo de un 17% para el ejercicio fiscal de 2018, hasta los 0,88 euros, desglosados entre 0,66 euros de reparto ordinario y 0,22 euros más extraordinarios. Los pagos, de 0,44 euros cada uno, se abonarán el 2 de mayo y el 4 de noviembre.

CRECIMIENTO MÁS CONTENIDO

La empresa gallega hace este anuncio en la presentación de unas cuentas récord, pero que constatan que los ritmos de crecimiento son ya más bajos. Esta ralentización es, de hecho, con lo que se está quedando el mercaco, que está penalizando con fuerza al valor, hasta el punto de que ha cerrado con caídas del 4,45%, hasta los 25,10 euros, aunque duante la sesión ha llegado a perder más de un 5%.  

Estos descensos responden a la decepción generada por las cuentas de 2018. Como en las ventas, que superan por primera vez el umbral de los 26.000 millones de euros, al llegar hasta los 26.145 millones y crecer un 3,2% con respecto a 2017, pero que no alcanzan los 26.452 millones previstos. 

Algo similar ocurre con los beneficios. Mejoran un 2%, hasta los 3.444 millones de euros, pero están por debajo de los 3.493 millones esperados y de los ritmos de crecimiento de los últimos años. Se refleja a su vez en el beneficio por acción (BPA), de 1,106 euros, inferior a los 1,12 euros previstos y solo un 2,2% superior al de 2017. 

En 2018, las ventas online de la compañía repuntaron un 27%, hasta los 3.200 millones de euros. De este modo, equivalen ya al 12% de las ventas totales. 

En cuanto a los márgenes, los ha mantenido en cotas similares a los de 2017 y en línea con los esperados por el mercado. El bruto se sitúa en el 56,7%; el margen sobre el resultado operativo (ebitda), en el 20,9%; el margen sobre el resultado de explotación (ebit), en el 16,7%; y el neto, en el 13,2%. 

Con respecto a la inversión prevista para 2019, la compañía menciona que se moverá "alrededor de los 1.400 millones de euros" y avanza que "se espera un crecimiento de la inversión ordinaria por debajo del crecimiento del espacio en los próximos años". 

Gráficos relacionados