Empresas

CCOO solicitará este martes a la Audiencia Nacional que declare nulo el ERE de Dia

La cadena de supermercados rebajó el número de afectados del expediente en un 40%

UGT y Fetico sí forman parte de la mesa de control del ERE

Europa Press

Establecimiento de proximidad de Dia. / DIA

Establecimiento de proximidad de Dia. / DIA

CCOO acudirá el próximo martes 4 de junio a la sede de la Audiencia Nacional en Madrid para solicitar la nulidad del expediente de regulación de empleo (ERE) propuesto por la cadena de supermercados Dia, que afecta hasta a 1.604 trabajadores. El sindicato rechazó pactar con la dirección este recorte a la espera de que se resolviera la situación financiera de la compañía, mientras que UGT y Fetico aceptaron firmar un acuerdo.

Según ha anunciado el sindicato, se personará ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en torno a las 09.30 horas para pedir que se anule un ERE que se anunció en un momento complicado para la compañía, después de cerrar el último año con unos 'números rojos' de 352 millones de euros y en mitad de una serie de conflictos dentro de la cúpula directiva para determinar quién se hacía con el control definitivo de la sociedad.

Después de anunciar una revisión a la baja de las previsiones (profit warning) en octubre del año pasado, la suspensión del dividendo y su exclusión del Ibex 35, la cadena de supermercados ha perdido más de un 70% de su valor en bolsa respecto a la situación previa a octubre.

En este contexto y con el lanzamiento de una oferta pública de adquisición (opa) por parte del fondo ruso LetterOne, propiedad del magnate Mijail Fridmana 0,67 euros por título, cuando sus aciones llegaron a superar los 7 euros por título en sus mejores momentos, la compañía lanzó un ERE que afectaba inicialmente a más de 2.000 trabajadores.

Para los sindicatos, la delicada situación de Dia les hizo pedir a la dirección de la compañía que "asumieran su responsabilidad por la pérdida económica" que lleva registrando en los últimos tiempos, sobre todo después de que los directivos "blindaran sus indemnizaciones" antes del anuncio del ERE.

Finalmente, la compañía rebajó el número de trabajadores afectados a 1.604 empleados y propuso a los sindicatos una indemnización de 30 días por cada año trabajado, con un tope de 12 mensualidades, y prejubilaciones retribuidas con hasta un 90% del salario neto para la franja de edad entre 62 y 65 años.

NUEVO CONTEXTO PARA LA COMPAÑÍA

Una vez concluida con éxito la operación de LetterOne, que tras la opa ha pasado de controlar cerca del 30% de la sociedad a casi el 70% actual, Fridman ha renovado la cúpula directiva de la compañía, al colocar a sus hombres de confianza, con Stephan DuCharme -que pilotó toda la toma de control- en la presidencia del consejo y a Karl-Heinz Holland como nuevo consejero delegado, que ya ocupó este cargo durante seis años en Lidl.

Con una situación más estable, la agencia de calificación Moody's afirmó recientemente que el acuerdo alcanzado por LetterOne y la banca acreedora mejorará la liquidez de la cadena de supermercados y restablecerá la confianza de los proveedores, aunque, eso sí, todavía generará incertidumbres entre los bonistas.

Ante este nuevo contexto, CCOO solicitará a la Audiencia Nacional la nulidad del ERE planteado por la anterior dirección de la compañía, después de haber pedido ya en múltiples ocasiones el aplazamiento del mismo.

Gráficos relacionados