Empresas

La ampliación de capital de Dia, a examen: cuando lo 'barato' puede salir caro

Los analistas temen un fuerte retroceso tras el estreno de las nuevas acciones

El descuento de entrada por derechos frente a los títulos antiguos supera en 32%

José Manuel Del Puerto

La ampliación de capital de Dia, a examen: cuando lo 'barato' puede salir caro

Ha llegado. La esperada ampliación de capital de Dia está en marcha y ha pasado ya el ecuador de su fase inicial de suscripción preferente. A falta de unos últimos días para que los inversores puedan subirse al carro de la operación, los analistas que más de cerca siguen la compañía se decantan más por verlo pasar de largo. ¿A qué se debe?

El plazo para la suscripción preferente de acciones lleva abierto desde el pasado 30 de octubre y se prolongará hasta el próximo miércoles 13 de noviembre. Hasta ese momento, los accionistas de Dia podrán decidir si acudir a la operación con los derechos de libre asignación que han recibido por su inversión o si prefieren venderlos a un tercero que quiera entrar con descuento en la cadena de supermercados.

Las recomendaciones de los analistas varían mucho en función de si se trata del primer caso o del segundo. En este sentido, coinciden en que para un antiguo inversor de Dia que acumule una gruesa pérdida latente puede tener más sentido acudir a la ampliación con la expectativa de resarcir con mayor facilidad ese quebranto una vez que el plan de reestructuración de Fridman comience a dar fruto. Y es que esta ampliación de capital es apenas el segundo de los pasos del magnate ruso, solo después de la refinanciación de deudas, en su hoja de ruta para reflotar la cadena de supermercados.

En el caso de los antiguos accionistas, los expertos condicionan su consejo a la urgencia de liquidez que cada inversor pueda tener y a las pérdidas acumuladas en cada cartera por la inversión en Dia. El criterio es mucho más unánime en lo que toca a los inversores ajenos hasta ahora a la compañía, para los que se recomienda distancia a no ser que se trate de posiciones especulativas o una inversión muy residual dentro de una cartera con posiciones bien diversificadas. Y siempre bajo la misma premisa: lo ‘barato’ puede salir caro.

"Mientras no llegue el plan estratégico que el mercado viene demandando a Dia desde hace más de un año, la visibilidad de recuperación en el valor seguirá siendo muy limitada"

Aquí apuntan que los derechos no han hecho más que caer en bolsa desde su estreno a negociación con la única excepción de un día al alza. Así, estos títulos que posibilitan la participación de los inversores en la primera fase de la ampliación, cotizan actualmente a 0,0102 euros cada uno frente a los 0,026 a los que se estrenaron. Puesto que un único derecho ya da opción a suscribir una nueva acción mediante el pago de una suma de nominal más prima de emisión de 0,10 euros, el coste total se quedaría actualmente en los 0,1102 euros, lo que supondría un descuento del 32% que, sin embargo, nadie se atreve a asegurar que tenga atractivo por sí mismo.

El gestor Miguel Jiménez, responsable de los fondos Renta 4 Pegasus y Renta 4 Nexus se encuentra entre los que llevan ya tiempo en el capital de Dia. Los dos vehículos han sido de los más fieles a la cadena de supermercados en los tiempos de su vertical desplome en bolsa. Conviene recordar aquí que hace solo dos años cotizaba a 1,2 euros por acción frente a los 0,15 que ahora lucha por aguantar. Actualmente, con unas posiciones que respectivamente suman 1,28 y 1,65 millones de euros -un 0,3% y un 0,95% de sus correspondientes carteras- está dispuesto a “asumir la suscripción de su parte en la ampliación” de 605 millones de euros que previsiblemente culminará el próximo 2 de diciembre con la admisión a negociación de las nuevas acciones.

DE OPORTUNISTAS O SUFRIDORES

Este parece ser el guion por el que se decantarán otros fondos de inversión que han venido aguantando el chaparrón en la cadena de supermercados y hace unos meses optaron por no acudir a la opa del empresario ruso. Así se desprende de los informes trimestrales del Fondcoyuntura de Renta 4 (1,23%) y el Iberian Value de Dux Inversores (3,75%), que muestran una ponderación para Dia en sus carteras al cierre del tercer trimestre del año ligeramente superior a la que tenían al término del segundo.

Lo mismo apuntan también los cuatro fondos que en este último periodo han decidido entrar en la cotizada: GVC Gaesco Bolsalíder (2,88%), GVC Gaesco 1K Renta Variable (0,93%), Esfera Yellowstone (0,12%) y Esfera Yosemite Absolute Return (0,01%). Si bien estos dos últimos están especializados en posiciones especulativas con tendencia al corto plazo en muchas de sus apuestas.

El analista Eduardo Bolinches, de BolsaNow, explica que con el retroceso acumulado por su cotización en el último año “ya se ha liquidado casi por completo el importe de la operación”, que además será de 105 millones de euros más de lo que Fridman había anunciado en un primer momento. El experto pone en duda que las nuevas acciones vayan a poder aguantar su cotización ante la previsión de que las cuentas sigan arrojando pérdidas y la compañía perdiendo cuota de mercado frente a sus rivales. En todo caso, ve la eventual inversión en la ampliación como una apuesta de largo plazo por la recuperación del valor, plazo para el cual señala que “hay otras opciones más interesantes y menos arriesgadas a priori”, como algunos valores de banca.

La subida de la apuesta de los bajistas, la entrada de fondos de perfil especulativo y la caída de su precio objetivo de consenso conforman un escenario poco favorable al rebote

La analista Gisela Turazzini, co-consejera delegada de Blackbird Broker, añade a todas las dudas sobre el negocio de Dia “la sombra de la duda” que sigue sobrevolando las prácticas desplegadas por Fridman para hacerse con el control de la cotizada española. Sin embargo, considera “muy interesante” para los antiguos accionistas beneficiarse del descuento que ofrecen los derechos y tomar posiciones por esa vía mientras se venden las antiguas acciones en cartera. Eso sí, advierte de que se trata de una “operación de altísimo riesgo”.

Al calor de las últimas noticias sobre Dia, incluidas sus pérdidas de 504 millones hasta septiembre, los bajistas han vuelto a la carga. Whitebox Advisors y Sand Grove Capital Management han incrementado su posición bajista en las últimas semanas hasta sumar un 0,7% y un 0,91% del capital de la cadena tomado en corto. Los especuladores acechan ante el recorte en cotización que suele conllevar el estreno de las acciones emitidas en una ampliación de capital por el acelerado paso por caja que suelen marcar los inversores más necesitados de liquidez.

Además, varios analistas se atreven a aventurar que esta emisión de títulos podría ser simplemente la primera de otras más para dar la vuelta a la compleja situación de la cadena española de supermercados.

LA CAUTELA SE IMPONE

Unos de los defensores de estas ideas son los analistas de Bankinter, que reiteran el consejo de vender las acciones de Dia que llevan enarbolando desde antes de que se formalizase la opa de Fridman. En su más reciente análisis sobre el valor aseguran que “lo más probable es que pocos minoritarios suscriban las acciones”, recuerdan que el ruso ha asegurado la operación con lo que diluiría “aún más la capacidad de decisión del resto de accionistas” y advierten de que “lo previsible es que el precio de las acciones actualmente en mercado pase hacia valores más próximos a los 0,10 euros a los que se emiten las nuevas”.

"El descuento de la suscripción de acciones vía derechos es muy interesante para antiguos accionistas, pero no deja de ser una operación de altísimo riesgo"

El sentimiento de los del banco naranja es compartido por el grueso de la comunidad inversora. De los cinco analistas que continúan vigilando el valor según el panel de expertos de Refinitiv, tres aconsejan vender y dos se decantan por mantener posiciones en Dia. Ni uno solo invita a la compra. Además, el precio objetivo de consenso en 0,14 euros por título implica un potencial bajista del 11,6% que las últimas revisiones han potenciado, como en el caso de Ahorro Corporación Financiera, que actualmente considera que no hay fundamentales en la compañía para justificar cotizaciones más allá de los 0,12 euros por título.

El último informe de los expertos de Day by Day asegura que “el fondo es claramente bajista” en la compañía. La analista Ana Gómez, de Renta 4, tiene en revisión su recomendación y precio objetivo sobre el valor, del que destaca que sin plan de negocio a largo plazo “la visibilidad sigue siendo muy limitada” por mucho que se haya moderado la tendencia negativa que venían marcando sus cuentas trimestrales. Hasta que la hoja de ruta que los hombres de confianza de Fridman vea la luz en los primeros meses de año que viene, el discurso de cautela ante lo que pueda estar por venir en la compañía vuelve a imponerse.

Gráficos relacionados