Dividendos

IAG, Coca Cola EP y Grifols estrenan la avalancha de dividendos navideños

Hay más de una docena de dividendos confirmados en la bolsa española para este diciembre

El Sabadell ofrece una rentabilidad del 20%, pero será el único en retribuir a sus inversores con acciones

José Manuel Del Puerto

IAG, Coca Cola EP y Grifols estrenan la avalancha de dividendos navideños

La bolsa española vuelve fiel un año más a su tradicional aguinaldo navideño. A lo largo del mes de diciembre, serán 13 las cotizadas que premiarán a sus accionistas con el esperado dividendo. Las primeras en abrir la caja fuerte esta misma semana serán IAG, Coca-Cola European Partners y Grifols.

Este mismo lunes será el turno del holding hispano-británico IAG, que ya el pasado julio repartió un superdividendo que aportó a sus accionistas una rentabilidad al 7%. En esta ocasión, los 0,145 euros brutos por título que distribuye alcanzan un rendimiento sobre su actual precio de cotización que ronda el 2,2%.

Solo un día después llegará el turno de Coca-Cola European Partners, que ya descontó el pago el pasado 20 de noviembre debido a las distintas reglas de negociación a las que está sujeta, ya que sus títulos se negocian tanto en las bolsas españolas como en la estadounidense NYSE y la holandesa la británica LSE y la holandesa Euronext. En este caso, la rentabilidad se queda en el 1,35% sobre su actual cotización.

El miércoles día 4 es el día elegido por Grifols para premiar a sus inversores con 0,2 euros por título, un pago que alcanza una rentabilidad del 0,6% en función de su precio de mercado.

GOTEO CONSTANTE DURANTE LAS PRÓXIMAS SEMANAS

La siguiente semana llegarán los turnos de Miquel y Costas, uno de los valores favoritos de los referentes de la inversión ‘value’ en España, y ElecnorNaturhouseAtresmediaViscofanTelefónica Iberpapel serán las protagonistas la penúltima semana del último mes del año. Precisamente la papelera ha sido la última en sumarse a la lista mediante el anuncio de las condiciones de su distribución de caja fuerte este viernes.

Los últimos en llegar al reparto, en plenas fechas navideñas, serán Mapfre, Sabadell y BME. El reparto de 0,6 euros por acción prevista por esta última se descontará del precio ofrecido por los suizos de Six Group en su oferta pública de adquisición (opa) por el valor. No obstante, aún podría llegar algún pago más, ya que no existe norma alguna que obligue a un periodo mínimo de anticipación para comunicar formalmente el pago de un dividendo al mercado más allá de hacerlo antes de la que tendría que ser la fecha de descuento.

En este sentido, algunas de las señaladas todavía no han notificado formalmente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los detalles de sus próximos pagos, pero sí que han sido anunciados a los accionistas y hasta aprobados por sus respectivos consejos de administración. Entre las habituales de romper la hucha en diciembre que todavía no se han pronunciado están Enagás, pendiente del dictamen final sobre tarifas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), y Ence, que parece tener un pie más fuera que dentro del Ibex 35 tras sus últimos retrocesos.

Los expertos advierten de los riesgos de invertir siguiendo únicamente criterios de rentabilidad por dividendo y la conveniencia de considerar los costes de corretaje

Una mención aparte merece el dividendo de Sabadell, ya que a pesar de aportar una rentabilidad de casi el 20% sobre su actual cotización, aunque lo hará a través de una combinación de entrega de acciones en autocartera y el pago en efectivo.

Se prevé además que en pleno mes de diciembre comiencen a cotizarse los derechos sobre los dividendos en acciones -scrip dividend- de Repsol Faes Farma. Sin embargo, no se espera que sus inversores reciban el esperado premio para sus carteras antes de que arranque 2020, ya elijan el pago en efectivo o en títulos de nueva emisión. En el caso de la farmacéutica ya se ha establecido que la fecha para repartir contante y sonante será el próximo 2 de enero.

Los analistas advierten del riesgo de enfocar la inversión únicamente por criterios de rentabilidad por dividendo, ya que aconsejan dedicar a esta estrategia únicamente una parte de la cartera y apostar preferentemente por pagos sostenidos en el tiempo y cuya continuidad no esté amenazada a medio plazo. En este sentido, conviene recordar que los pagos son brutos, por los que deben deducirse en cada caso las comisiones de corretaje del bróker, así como los impuestos por los que se deba tributar.

Gráficos relacionados