Bancos centrales

El Banco Central venezolano liberaliza el mercado de divisas

La entidad publicará tipos de cambio a precios de mercado

Los economistas muestran escepticismo ante su implantación

EFE

El Banco Central venezolano liberaliza el mercado de divisas

El Banco Central de Venezuela (BCV) levanta a las entidades financieras del país la restricción para la compra y venta de divisas entre personas naturales y jurídicas a través de mesas de cambio, en las que los interesados podrán presentar cotizaciones de oferta o demanda "sin restricción alguna".

Desde 2003 el mercado del cambio en Venezuela está sujeto a un duro control, que deja el monopolio en manos del Estado.

La medida anunciada, que está disponible en la página web del BCV y que no especifica cuándo entrará en vigor, señala en el artículo 1 que los bancos podrán pactar a través de su mesas de cambio entre clientes de sus instituciones "o en transacciones interbancarias, operaciones de compra y venta de monedas extranjeras por parte de las personas naturales y jurídicas del sector privado".

El artículo 6 añade que los interesados en "presentar cotizaciones de oferta o demanda de monedas extranjeras a través de las mesas de cambio de los operadores cambiarios, podrán hacerlo sin restricción alguna", aunque cumpliendo ciertos requisitos.

Para que las personas jurídicas o naturales puedan presentar sus cotizaciones deben "haber cumplido satisfactoriamente con los procesos correspondientes ante el operador cambiario", y ser clientes de una institución bancaria del sistema financiero nacional.

Con este anuncio, entra en Venezuela un nuevo mecanismo para la compra y venta de divisas, a través de mesas de cambio y que deroga el llamado Dicom, un sistema de subastas que operaba desde 2017.

Sin embargo, economistas como Asdrúbal Oliveros, de la firma Ecoanalítica, señalan que aunque se decrete el levantamiento del control de cambio "la medida no puede llevarse a cabo en la práctica" por la "agresiva política de encaje, el marco regulatorio, la hiperinflación y la depresión de la economía".

A esto, dijo Oliveros en una nota de prensa, hay que sumarle "las limitaciones que tienen las entidades financieras para operar a través de los bancos corresponsales", producto de las sanciones financieras de EEUU.

Indicó que aunque se le da más autonomía a las operaciones entre privados, la dinámica de sanciones y crisis económica "diluyen los potenciales beneficios que esta medida puede traer".

La resolución del Banco Central explica que las entidades financieras tendrán que informar al ente emisor "el tipo de cambio promedio ponderado resultante de las operaciones pactadas al final de cada jornada" e indicar el volumen transado.

Conforme a la información que le suministren los bancos, el ente emisor publicará diariamente en su página web el tipo de cambio del día.

Gráficos relacionados