Divisas

El euro se estira hasta los 1,129 dólares: el mercado cree que la Fed bajará los tipos... ¡el mes que viene!

La divisa europea alcanza su cambio más alto desde mediados de abril

El mercado concede una probabilidad superior al 60% a que Powell rebaje los intereses en julio

Pedro Calvo

El presidente de la Fed, Jerome Powell./Reuters

El presidente de la Fed, Jerome Powell./Reuters

Jerome Powell abrió la puerta. Y el mercado está pasando por ella. Este martes, el presidente de la Reserva Federal (Fed) expuso ya con palabras claras la posibilidad de que el banco central de EEUU reduzca los tipos de interés. "Como siempre, actuaremos como resulte apropiado para sostener la expansión económica", reconoció en Chicago

Estas palabras calientan unas expectativas que ya caminaban con una temperatura considerable. Si el mercado ya venía haciendo cábalas en las últimas semanas con la posibilidad de que la Fed redujera los tipos en septiembre u octubre, ahora, tras escuchar a Powell, ha adelantado todavía más su calendario y ya descuenta que la entidad abaratará el precio del dinero... ¡el mes que viene!

En concreto, en la reunión de los días 30 y 31 de julio. Hace una semana, la probabilidad que daba el mercado a que la Fed recortara los intereses en esa cita era inferior al 30%; ahora supera el 60%

Estos cálculos tienen su eco en otros rincones del mercado, como el de divisas. El mensaje de Powell ha impulsaldo al euro este miércoles hasta los 1,1288 dólares, su cambio más alto desde mediados de abril, aunque luego se ha moderado hasta los 1,126 dólares

De este modo, el euro recupera parte del terreno perdido durante el año. Hasta la fecha, la 'moneda única' acumula una depreciación del 1,8% contra el dólar. Ahora bien, esta remontada pasará este jueves por otro filtro, el del Banco Central Europeo, que afronta una reunión de política monetaria de la que también se esperan novedades por el debilitamiento de la actividad económica y de la inflación en un contexto marcado por la incertidumbre que proporciona principalmente la disputa comercial entre EEUU y China. Vamos, por los mismos motivos por los que Powell ha abierto esa puerta. 

Gráficos relacionados