Economía

Japón supera a China como el mayor tenedor extranjero de deuda de EEUU

El país nipón ya tiene 1,12 billones de dólares en bonos estadounidenses frente a los 1,10 billones de China

Los inversores temen que el gigante asiático pulse el 'botón de venta' ante los órdagos de la guerra comercial

Invertia

El presidente de EEUU, Donald Trump./EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump./EFE

No ha vendido. Pero ha comprado mucho menos. China acaba de dejar de ser el mayor tenedor de deuda estadounidense, pasando a ocupar Japón ese primer puesto y desenterrando el 'viejo temor' a que el gigante asiático comience a vender deuda de EEUU para enfrentarse a los órdagos de Donald Trump en materia de aranceles. 

Los últimos datos del Departamento del Tesoro de EEUU evidencian que Japón ya es el mayor tenedor extranjero de deuda pública estadounidenseEn concreto, los valores en manos del país nipón aumentaron en 21.900 millones de dólares (19.760 millones de euros) para situarse en 1,12 billones de dólares (1,01 billones de euros), según datos recogidos por EFE.

Con un crecimiento mucho más moderado, de 2.300 millones de dólares (2.075 millones de euros) los títulos en manos de China se sitúan ahora en 1,1 billones de dólares (0,9 billones de euros). En total, los bonos estadounidenses en manos foráneas creció un 1,5% en junio hasta marcar un récord de 6,64 billones de dólares (5,9 billones de euros).

¿Y SI DEJA LAS COMPRAS?

China ha sido el mayor acreedor extranjero de EEUU durante la mayor parte de la última década, por lo que el miedo a que el país pulse el 'botón rojo' de las ventas ha estado siempre sobre la mesa. Sin embargo, una operación así no sería, ni mucho menos, fácil para la segunda potencia mundial. Y también estaría por ver el impacto en la economía americana, pues la mayor parte de su deuda pública está en manos de inversores estadounidenses públicos y privados, además de en las carteras institucionales. 

Es decir, todo queda en casa y si Pekín decide vender esa deuda, incluso la Fed podría asumir esos bonos. De hecho, y en pleno recrudecimiento de la guerra comercial, las represalias estadounidenses podrían venir en forma de nuevos aranceles que agravarían, aún más si cabe, la situación económica global. 

Gráficos relacionados