Los ficheros positivos podrían reducir la morosidad crediticia en 1,3 puntos

EFE

Madrid, 5 sep (EFECOM).- Los ficheros positivos de solvencia permitirían que la tasa de morosidad del crédito mejorara en 1,3 puntos porcentuales desde el actual 5,35 %, como ya ha ocurrido en otros países como Estados Unidos y Canadá, donde la mora ha caído el 33 % y el 43 %, respectivamente.

Estos ficheros incluyen la información "positiva" del solicitante de un crédito acerca de si son o no buenos pagadores, en contraste con los actuales registros de "morosos", y su existencia haría posible evaluar más objetivamente la capacidad de endeudamiento del consumidor.

En unas jornadas para el crédito sostenible, el representante del Banco Mundial Fabrizio Fraboni ha considerado que a la hora de devolver los créditos, los consumidores se sienten más comprometidos, lo que supone, a su juicio, un cambio de paradigma.

Asimismo, insiste en la relación que guardan los ficheros positivos con la pobreza, ya que, mientras que en las economías más desarrolladas del mundo las cosas siguen "igual que hace diez años", en los mercados emergentes se está avanzando más.

No obstante, estos ficheros ya existen en Italia, Austria, Alemania, República Checa, Países Bajos, Canadá, México, Estados Unidos, Rusia, Suecia, Dinamarca y Colombia, entre otros.

Las principales incógnitas están relacionadas con el manejo de los datos, como quién tendrá acceso a ellos; si serán públicos o privados y cómo se gestionarán.

La asociación de usuarios financieros Asufin y de la Asociación de trabajadores autónomos (ATA) se posiciona a favor de una gestión pública, mientras el director de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España, Fernando Tejada, y el especialista en protección de datos, Agustín Puente, apuestan por una gestión mixta entre organizaciones públicas y privadas.

Tanto las asociaciones de consumidores como el sector bancario coinciden en las ventajas de este modelo, que sería especialmente beneficioso para el consumidor ya que así podría demostrar que es el candidato óptimo para el préstamo.

En cuanto a los inconvenientes, Teresa García, responsable de Operaciones y Financiación de ING, ha dicho que, al conocerse esta información, podría aumentar la competitividad, ya que los clientes recibirían ofertas de otros bancos.

Además, ayudarían a incrementar un 20 % el flujo de crédito para autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes), después de que en la crisis económica los autónomos perdiesen la confianza en los bancos, según explica el secretario general de ATA, José Luis Perea.

Gráficos relacionados