Economía

Los trabajadores temporales gastan un 23% más cuando acceden a un contrato indefinido

Según datos del Banco de España, el gasto disminuye un 8% seis meses antes de finalizar su contrato

El organismo destaca que los hipotecados fueron los que más aportaron al ahorro durante la crisis

Invertia

Los trabajadores temporales gastan un 23% más cuando acceden a un contrato indefinido

El Banco de España da un toque de atención sobre el impacto de la temporalidad en el mercado de trabajo en el consumo privado, impulsor de la economía española en los años posteriores a la crisis. En un documento hecho público este lunes, el organismo comandado por Pablo Hernández de explica que este colectivo de empleados temporales dispara un 23% su gasto en el momento en el que acceden a un contrato indefinido, pues su renta aumenta de media un 4%. Es decir, cuando el riesgo de pérdida de empleo es elevado, los hogares reducen su consumo.

El artículo, que analiza la tasa de ahorro en España entre 2007 y 2016, indica también que los trabajadores temporales disminuye su gasto hasta un 8% seis meses antes de finalizar su contrato, ante la incertidumbre que genera que el mismo no se transforme en indefinido. El dato tiene especial relevancia teniendo en cuenta que, según datos del Eurobarómetro, un 27% de los ocupados tiene un contrato temporal, la tasa más elevada de la Unión Europea que, de media, se sitúa en el 14%. 

"Comparando los hogares cuyo sustentador principal o su pareja tenían un contrato temporal con otros hogares con renta e historial laboral similares, pero en los que ambos miembros trabajaban con contrato indefinido, se observa que los primeros mantenían niveles superiores de riqueza financiera", indican desde el Banco de España. Esta mayor riqueza derivada de una contención del gasto en períodos de incertidumbre, representaba en torno al 40% de sus rentas laborales anuales, según los datos del organismo. "El ahorro por un motivo de precaución durante la última recesión se observó incluso entre los trabajadores con contrato indefinido", indican. 

LOS HIPOTECADOS, LOS QUE MÁS AHORRAN

Los propietarios de vivienda con hipoteca suponen buena parte del aumento de la tasa de ahorro, que subió 9,5 puntos durante la recesión entre 2007 y 2013, muy ligada a la mayor preocupación de los hogares, para caer 2 puntos durante la posterior recuperación de 2013 a 2016, según un artículo del Banco de España publicado este lunes.

Los propietarios con deudas pendientes supusieron el 68% del alza frente al menor aporte de los propietarios sin préstamo o de los que vivían de alquiler, según el estudio que analiza las contribuciones de distintos grupos de población al aumento de la tasa de ahorro durante la crisis según el régimen de tenencia de vivienda. La precaución ante una posible caída de renta que impida atender los gatos fijos que conlleva una hipoteca "haría que estas familias ajustasen proporcionalmente más su gasto que el resto de los hogares", según la fuente.

El artículo señala que la contribución al aumento de la tasa de ahorro de 2007-2013 fue similar entre los grupos por nivel educativo, si bien el de menos estudios —que normalmente dispone de menos recursos— contribuyó relativamente más a la caída posterior.

La contribución por edad fue más acusada entre las generaciones que tenían menos de 45 años en 2007 (80%), que tuvieron también cierto peso en la caída del ahorro entre 2013 y 2016 (un 20 %), según la fuente.

Gráficos relacionados