Empresas

Sniace estrena comité de empresa para una nueva etapa tras 5 años de cierre

Cinco años después de que estallase la crisis industrial de Sniace, una vez remontada la misma y con las fábricas reabiertas, hoy se ha constituido el nuevo comité que representa a una recortada plantilla -370 trabajadores- de una de las factoría más señeras de la ciudad cántabra de Torrelavega.

Por Javier G. Paradelo

El nuevo comité recoge el testigo del que encabezó las movilizaciones durante los años de la crisis, con menos miembros -13 en vez de 17- por el recorte de plantilla, y renovando muchos de sus delegados, aunque conservando a "históricos"como Antonio Pérez Portilla (UGT), que seguirá siendo secretario, y a Mario Villar (SUC).

Las elecciones del pasado 25 de mayo dieron a UGT la mayoría con 7 delegados -perdió uno sobre los comicios de 2011-, el Sindicato Unitario de Cantabria (SUC) logró tres representantes -tenía cuatro-, y CCOO consiguió tres -tenía uno-, mientras que USO desaparece del comité al no presentar candidatura.

Este nuevo órgano de representación sindical también combina veteranía con caras nuevas, entre ellas la figura del nuevo presidente, Borja Peláez (CCOO), joven trabajador de Sniace quien durante la anterior crisis de 1993 era un estudiante que visitaba cada día a su padre encerrado durante 47 jornadas en la fábrica.

Además, hoy se ha reelegido a Antonio Pérez Portilla para un nuevo mandato como secretario del comité, al que llega aportando en su bagaje haber superado dos crisis industriales en la reciente historia de Sniace, no en vano en 1993 era delegado sindical y participó en el encierro como trabajador.

Desde esa perspectiva, Pérez Portilla asegura a Efe que el nuevo comité tiene ante sí "todo un futuro por delante" para afianzar los derechos de los trabajadores en el marco del acuerdo laboral suscrito en junio de 2016, que permitió a la empresa "reinventarse" con menos plantilla y que aún estará vigente varios años.

En este mismo marco deberá desarrollarse la nueva acción sindical con las miras puestas en la última ampliación de capital que propone la dirección -30 millones de euros aprobada en abril de este año y aún pendiente de autorización por la Comisión Nacional del Mercado de Valores-.

Según Pérez Portilla, esta ampliación hace que el comité esté "expectante" ante sus consecuencias, ya que va ligada a un plan estratégico de Sniace para 2018-2020, con el objetivo de alcanzar un resultado bruto de explotación de más de 20 millones de euros en 2020.

Junto a ello, las relaciones laborales van a ir ligadas al objetivo de obtener unos ingresos por encima de los 100 millones de euros, impulsados por la venta de nuevos productos con mayores precios, entre ellos fibras para toallitas biodegradables y para el sector sanitario, mercados que se añadirían a los de fibra tradicional e ignífuga.

En medio de todo, el nuevo comité de Sniace se enfrenta al reto de "modernizar" una empresa "anclada" en aspectos como el pago de las nóminas, pasando del actual sistema de coeficientes al de cobro por horas de trabajo, "cuestión no menor" por su complejidad, como reconoce Pérez Portilla.

Y en medio, el comité también deberá seguir teniendo un ojo puesto en el desarrollo del concurso de acreedores que permitió a Sniace remontar su última crisis, vigente durante varios años y que obliga a la empresa a cumplir un calendario de pagos de las deudas, entre ellos a la propia plantilla.

Por ello, el secretario del comité asegura que a este órgano "trabajo no le va a faltar", aunque queda excluido el 'sindicalismo clásico' de la negociación de convenios hasta que el acuerdo laboral de 2016 no finalice su vigencia.

Gráficos relacionados