Empresas

Talgo se dispara un 6,5% con nuevos pedidos y el veto a la fusión Siemens - Alstom

La ferroviaria marca máximos de los últimos tres años

El pedido de alta velocidad para Alemania alcanza 550 millones

José Manuel Del Puerto

Talgo se dispara un 6,5% con nuevos pedidos y el veto a la fusión Siemens - Alstom

Talgo acelera en bolsa hasta máximos de los últimos tres años. Sus acciones cierran en 5,70 euros al dispararse un 6,5% después de conocerse que la Comisión Europea ha vetado la fusión de Siemens y Alstom en sus negocios ferroviarios. Además, la española contaba con argumentos para el rebote desde primera hora por la llegada de un abultado contrato desde Alemania.

El aluvión de órdenes de compra se ha traducido en un volumen de negociación poco habitual en el valor. Al cierre de la sesión negociadora habían cambiado ya de manos más de 1,6 millones de acciones, cuando su media anual para una jornada completa apenas rebasa la cota de los 300.000 títulos.

La compañía que preside Carlos de Palacio se ha adjudicado un contrato para el suministro de un centenar de trenes de alta velocidad para la operadora pública alemana Deutsche Bahn. En una primera fase, Talgo procederá a la construcción de 23 unidades, lo que le supondrá un volumen de ventas de 550 millones de euros, según informó la cotizada española.

Los analistas han destacado en su valoración sobre este pedido que se refuerza en el mercado de Europa Central y gana peso de cara a la adjudicación del macropedido de trenes de alta velocidad pendiente de resolverse en Reino Unido.

El nuevo contrato adjudicado por Deutsche Bahn contempla la fabricación de un centenar de trenes Talgo 230, un modelo autopropulsado con capacidad para circular a una velocidad de hasta 230 kilómetros por hora. La entrega de las primeras unidades del pedido se prevé para el año 2023.

A pesar de que este año había comenzado con mal pie para la ferroviaria española, que debutó en bolsa en mayo de 2015 a un precio de 9,25 euros por acción, en las últimas 52 semanas se apunta una revalorización del 20%. Además, el consenso de analistas de Thomson Reuters le otorga un potencial adicional del 8% a medio plazo desde su cotización actual. De los 11 expertos que aportan su visión para el valor, ni uno solo aconseja venta: seis se decantan por la compra y los cinco restantes por mantener.

El director de inversiones y cofundador de Blackbird, Marc Ribes, apunta que "hay acontecimientos más o menos clarividentes sobre las cotizaciones que dan luz sobre la posibilidad que 2019 sea el año de Talgo". En este sentido apuntaba que la compañía "daría una señal de compra alcista" si lograba barrer del horizonte la resistencia de los 5,50-5,65 euros.

EL IMPULSO DE BRUSELAS

A la euforia por el valor ha contribuido también el hecho de que Bruselas ha anunciado este mismo miércoles que prohíbe la fusión de las operaciones ferroviarias del grupo industrial alemán Siemens y su rival francés Alstom.

La institución considera que la operación "dañaría" la competencia en los mercados de la señalización ferroviaria y de la alta velocidad y además constata que las compañías no han ofrecido medidas correctivas "suficientes". Asimismo, ha señalado que recibió numerosas quejas contra la operación, procedentes tato de competidores como de asociaciones profesionales y de sindicatos, además de opiniones negativas emitidas por "varias autoridades nacionales de la competencia" en el espacio económico europeo.

Gráficos relacionados