Empresas

Minoritarios de Natra piden a la CNMV que rechace la opa si los Bonomi no disparan un 200% su oferta

Un informe remitido al supervisor valora la compañía en 471,2 millones de euros

Denuncian que favorece a los bonistas frente a los accionistas de la chocolatera

José Manuel Del Puerto

Minoritarios de Natra piden a la CNMV que rechace la opa si los Bonomi no disparan un 200% su oferta

Los pequeños accionistas de Natra no cejan en su lucha contra Investindustrial. Hace dos meses que el brazo inversor de los Bonomi lanzó una oferta pública de adquisición (opa) por la chocolatera valenciana a 0,90 euros por acción. Ahora, un grupo de ellos ha presentado un informe ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que exigen que mejoren el precio ofrecido en un contundente 203%.

El informe, al que ha tenido acceso INVERTIA, concluye que para acabar con los días de Natra como cotizada, la CNMV debería exigir un precio mínimo de 2,735 euros por acción. Una cifra a la que llegan tras un profundo análisis de sus cifras de negocio, operaciones comparables en el sector y su cotización histórica más allá del periodo de referencia que toma Investindustrial para justificar su oferta.

En este umbral es donde un grupo de accionistas encabezado por Federico Marquina, titular de 854.295 acciones de Natra, considera que está el precio equitativo para poder proceder a la exclusión bursátil del valor. Sin embargo, el informe obvia para sus cálculos el valor liquidativo de la sociedad “por ser excesivamente bajo”. Y este es uno de los termómetros que la ley española fija para establecer el precio equitativo de una opa.

La herramienta más restrictiva de las que emplea en cuanto a valoración es su cotización media en el semestre inmediatamente anterior a la formulación de la opa. En este caso, el informe solicitado por los pequeños inversores apunta a un precio exigible de entre 0,944 y 0,987 euros por título, en función de si se hace una media simple o ponderada por volúmenes. Incluso la menor de estas cotas habría supuesto una prima del 3,7% sobre la cotización del día del anuncio de Investindustrial.

El grupo inversor justificaba su oferta en una sobrevaloración del 100% frente a precios de un año antes pese a suponer un descuento de más del 1% frente a lo que la valenciana marcaba en el mercado. La oferta sobre la mesa se llegó a traducir en caídas de hasta el 2% para la cotizada, en el entorno de los 0,88 euros por título.

Con este argumentario, los minoritarios de Natra solicitan a la CNMV “que no acepte como precio equitativo los 0,90 euros por acción y 900 euros por obligación convertible que presenta el informe remitido por Arcano porque no reflejan el valor que tiene la compañía según los métodos de valoración definidos por la normativa”. Añaden que “todas las valoraciones realizadas son muy superiores” a lo que ofrecen los Bonomi y que, puesto que no se ha facilitado acceso al informe encargado por los posibles compradores, no se ha podido entrar en “valoraciones sobre su ejecución”.

"Todas las valoraciones realizadas son muy superiores a la oferta de Investindustrial, por eso solicitamos a la CNMV que no autorice a llevar a cabo la opa sobre Natra"

Los inversores de cartera más modesta de Natra se escudan además en las cuentas presentadas por la compañía para el año 2018 para avalar sus tesis. Más allá de las prometedoras cifras de negocio que plantea el plan estratégico publicado por la compañía el mismo día en el que se anunció la opa de Investindustrial, el ejercicio pasado la chocolatera logró retornar a beneficios, con ganancias netas de 23 millones de euros frente a las pérdidas de 9,9 millones acumuladas en el año 2017.

Desde la compañía, cuyo consejo de administración sigue sin pronunciarse al respecto de la oferta a la espera de que la CNMV dictamine sobre la misma, se achaca esta mejoría de cifras al crecimiento de volúmenes, principalmente en la división de consumo, y a la mejora general de márgenes debido a la cobertura de materias primas y a un entorno favorable con estas. En otras palabras, una facturación un 3% más abultada que en el año precedente (379 millones de euros) y un resultado bruto de explotación un 51% más abultado que entonces (34,3 millones).

El informe señala también otros puntos débiles de la oferta de los Bonomi. Los últimos informes financieros de la sociedad recogen que es dueña de un 11,99% de Reig Jofre, la firma nutricional conocida hasta hace poco como Natraceutical. Aunque en los registros de la CNMV aún sigue figurando que la chocolatera es dueña de un 12,95% de su antigua filial, la partida actual alcanza una valoración de 19,8 millones de euros, una suma que equivale a un 14% de lo que la saga de empresarios italianos está dispuesta a desembolsar por la valenciana.

Asimismo, el informe detalla que los titulares de las obligaciones convertibles que se han comprometido a acudir a la opa “están recibiendo contraprestaciones adicionales” a las que podrían recibir los accionistas. En este sentido, los fondos de Bybrook, Banco Sabadell y Deutsche Bank “lograrían la amortización total anticipada de la deuda que tiene Natra con ellos” mientras que, en el caso del primero, además, se le reserva “la posibilidad de participar en la sociedad que controlará Natra con el mismo porcentaje que posee actualmente”.

EL PRECIO EQUITATIVO TRAS UNA OPA VOLUNTARIA

Estos son los argumentos que llevan a los accionistas firmantes a solicitar a la CNMV que “no autorice a llevar a cabo la presente opa”. Sin embargo, el informe no considera que la normativa actual contempla que no es exigible un precio equitativo cuando se trata de una opa voluntaria, como es el caso, además de que para las compras forzosas previas a la exclusión de cotización de una compañía se da esta consideración al mismo precio al que se hubiera saldado la oferta que hubiera logrado la aceptación de un mínimo del 90% del capital de una compañía. A estos dos supuestos se agarran los Bonomi para que salga adelante su oferta por una compañía en la que no tienen ninguna posición inversora por el momento.

Por ahora, la CNMV únicamente ha admitido a trámite el folleto de la operación, que los Bonomi presentaron con las modificaciones exigidas por la institución el pasado 13 de febrero. Así, el organismo tiene de plazo legal hasta el próximo 21 de marzo para dar su visto bueno o rechazo a la puja. Antes, los minoritarios tienen previsto solicitar que la ley española eleve hasta el 95% el umbral mínimo para forzar la exclusión bursátil de un valor, como ya ocurre en la mayoría de mercados europeos.

El problema de esta iniciativa es que se encontrará con un Gobierno interino y unas Cortes disueltas, de manera que cualquier iniciativa en este sentido podría llegar demasiado tarde para salvar la permanencia en bolsa de Natra. Además, los inversores minoritarios de la valenciana siguen sin agruparse formalmente en una asociación o sindicatura, tal y como recoge el informe de valoración. De esta manera, a pesar de que ya suman un 6,57% del capital en contra de la opa, tan solo un 2,4% del capital ha llegado a respaldar el documento que valora Natra en 417,24 millones de euros.

Gráficos relacionados