Empresas

Uno de los asesores del consejo en la opa de Natra ha trabajado en dos ocasiones para los Bonomi

Natra defiende la independencia de los dos asesores cuya valoración ha recabado

Los accionistas minoritarios exigirán la publicación de los informes íntegros de valoración

José Manuel Del Puerto

Uno de los asesores del consejo en la opa de Natra ha trabajado en dos ocasiones para los Bonomi

El consejo de administración de Natra ya ha emitido su opinión sobre la oferta pública de adquisición (opa) de los Bonomi: “Refleja adecuadamente el valor de la sociedad”. Una conclusión a la que ha llegado tras el estudio de dos valoraciones independientes. Sin embargo, una de ellas lleva la firma de un viejo conocido de la saga italiana.

Han sido dos las firmas externas a las que el consejo de administración de Natra ha encargado valorar el precio y demás términos de la opa de Investindustrial, el brazo inversor de los Bonomi. Una de ellas ha sido la española GBS Finance, que anteriormente a este encargo había trabajado, y por dos ocasiones, para la familia que se ha lanzado a por el control accionarial de la chocolatera valenciana.

La principal conclusión del informe de GBS Finance es que “el precio final ofertado se encuentra por encima de nuestro rango alto de valoración en todos los métodos aplicados”. Así se recoge en la carta resumen remitida por los consejeros de Natra a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), un documento en el que no hay mención alguna a las dos veces en las que la firma presidida por Pedro Gómez de Baeza y fundada por Juan Antonio Samaranch ha prestado servicios para Investindustrial en los 12 últimos años.

Ambas operaciones figuran en el histórico del propio sitio web de GBS Finance. En primer lugar, la adquisición por parte de Investindustrial y otros socios de un 22% del capital social de Applus en el año 2007. Cinco años después, los Bonomi volvieron a recurrir los servicios de la firma para adquirir un 48% de las acciones de Euskaltel junto con otros compañeros de inversión. Tanto en un caso como en el otro, las operaciones se realizaron cuando estas dos compañías, actualmente negociadas en el Mercado Continuo, no habían debutado aún como cotizadas.

"El precio final ofertado se encuentra por encima de nuestro rango algto de valoración en todos los métodos aplicados", defienden los expertos de GBS Financial

Este es uno de los argumentos por los que fuentes de Natra han defendido la independencia de GBS Finance a preguntas de INVERTIA. Y todavía han señalado otros dos más. El primero es que desde el último trabajo de la firma asesora para los Bonomi han pasado ya siete años. El segundo, que Investindustrial “no era el inversor principal” en ninguno de los casos. Ahora, se trata de una compañía cotizada hacia la que apunta en solitario después de competir con otras siete sociedades.

Desde la firma fundada por Samaranch, han declinado hacer comentarios al respecto tanto de los trabajos encargados por el consejo de Natra como por los que anteriormente había realizado para los Bonomi.

La información oficial de la firma asesora recoge que la inversión de Investindustrial en Applus alcanzó los 326 millones de euros, mientras que la que se llevó a cabo en Euskaltel sumó 300 millones de euros junto al fondo Trilantic. Ahora, si los Bonomi logran hacerse con el 100% del capital de Natra, tendrán que asumir el desembolso de 152,6 millones de euros. De momento, la adquisición del 63% del capital que ya ha anunciado formalmente su adhesión a la opa planteada, la operación ascendería a 96,1 millones de euros.

LA OPOSICIÓN DE LOS MINORITARIOS

Estas suman resultan del cálculo sobre la base del euro por acción ofrecido por los Bonomi por los títulos de Natra, una cota que en cualquier caso “conlleva una prima implícita […] por encima de la mediana del conjunto de primas pagadas en opas en España en los últimos años”, según señala GBS Finance en la carta que resume su “Opinión de Experto Independiente”, como se autocalifica.

Mientras se va consumiendo el plazo de adhesión a la opa avalada por los dos expertos externos y al unísono por el consejo de administración de Natra, los accionistas minoritarios contrarios a esta operación y, especialmente a la eventual exclusión de bolsa del valor, siguen plantando batalla a esta hoja de ruta. Después de haber anunciado un recurso de reposición, por considerar que el precio debería subir al menos un 173%, un grupo de más de 80 accionistas ha pedido al presidente Antonio Obieta que haga públicos todos los detalles del informe de GBS Finance, así como del que ha redactado la estadounidense FTI Capital Advisors.

Por su parte, el presidente del consejo ha asumido las tesis defendidas tanto estas dos firmas como por Investindustrial, que en su momento contó con el respaldo de Arcano para obtener la designación de “precio equitativo” para su oferta. Así se entiende que haya anunciado ya, cinco días antes del plazo máximo marcado por la ley para su pronunciamiento, que venderá las 42.000 acciones de las que es dueño directa o indirectamente.

Conforme a los plazos que marca la ley, hasta el próximo día 7 de julio hay margen para que Investindustrial modifique al alza el precio de su puja si lo considera conveniente para evitar litigios o conseguir un respaldo más abultado entre los accionistas. El plazo de aceptación podría prorrogarse más allá del 12 de julio previsto en la actualidad, como muy tarde, el próximo día 9 del mismo mes y una hipotética y poco esperada contraopa podría llegar el día 7 del mismo a más tardar.

El abanico de posibilidades sigue abierto sobre el futuro más inmediato de Natra, que, sin embargo, parece irremediablemente condenado a acabar en exclusión bursátil.

Gráficos relacionados