Empresas

Ence, blanco de bajistas y gestores 'value': ¿quién se llevará el gato al agua?

Tres 'hedge funds' han incrementado sus posiciones bajistas sobre la papelera

El desplome de la compañía ha atraído a Paramés, entre otros muchos gestores

José Manuel Del Puerto

Ence, blanco de bajistas y gestores 'value': ¿quién se llevará el gato al agua?

Ence ha sido el farolillo rojo del Ibex 35 durante los últimos meses. Un descalabro que ha atraído tanto a gestores ‘value’ como a especuladores bajistas. Los primeros confían en el potencial de la compañía y los segundos, en que el descalabro aún no haya llegado a su fin. ¿Qué estrategia será la que saque mayor partido de su inversión?

Desde su reciente incorporación al Ibex 35, el pasado diciembre como relevo a la entonces quebradiza Dia, son legión los inversores que se han fijado en una compañía que hasta entonces había pasado desapercibida para muchos. Sin embargo, en los meses que cuentan desde su estreno en el índice, su trayectoria bursátil no ha sido todo lo brillante que podría esperarse por su entrada en el olimpo de la bolsa española.

En este tiempo, el valor en bolsa de Ence ha menguado cerca de un 40%, pero también ha entrado en la cartera de 48 fondos. Antes de su entrada en el índice, solo formaba parte de las posiciones de 38 de estos vehículos de inversión. El saldo al término del primer semestre de este año, recién cumplidos sus seis primeros meses en el selectivo español, había aumentado hasta los 86, según datos oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recopilados por la plataforma Jucaspe.

Unos de los que han apostado con determinación por el valor en este tiempo han sido los gestores ‘value’. Convencidos de que el mercado está castigando sin motivos a una compañía con sólidos fundamentales, han ido entrando en su capital Bestinver, Cobas, Azvalor, Metagestión y Mutuactivos, entre otros. Todas estas firmas tienen en común que siguen la estrategia de búsqueda de valor de Warren Buffett: entrar en compañías con negocios solventes a las que el mercado no está reconociendo su potencial y esperar para vender a que esto suceda. Eso sí, siempre y cuando las finanzas de la cotizada en cuestión no se deterioren.

"Luz al final del túnel", "recuperación a la vuelta de la esquina", "listo para mejorar bruscamente": son los títulos de algunos de los últimos informes de inversión sobre Ence

De todas estas casas, la que más se la juega a la compañía en uno de sus productos es la gestora del grupo Mutua Madrileña, que tiene confiado a la papelera un 4,1% de su Mutuafondo Small & Mid. El Bestinver Bolsa tiene posiciones por un 1,45% de su cartera, mientras que Francisco García Paramés, antiguo líder de esta casa, suma un 1,09% del Cobas Iberia. Sus antiguos colegas de mostrador, ahora en Azvalor, hacen lo propio con un 2,22% de la cartera de su fondo ibérico. A excepción del primero, todos los demás se han estrenado en el segundo trimestre del año.

El Metavalor, uno de los clásicos de esta modalidad de inversión en el mercado español, ha engrosado el peso que confiere a la compañía hasta el 2,02% desde el 1,78%, según refleja la información periódica remitida al supervisor. El Fonditel Lince (3,66%), el Renta 4 Small Caps Euro (2,98%) y el CaixaBank Bolsa Small Caps Euro (2,87%) son otros de los fondos con más patrimonio que han incrementado su inversión en la papelera.

Los analistas acompañan este criterio. En los últimos meses, los informes que apuntan hacia el potencial alcista del valor se han multiplicado. Tres de los más recientes llevan las firmas del Santander, CaixaBank y Exane BNP Paribas. Y sus encabezamientos son más que elocuentes. El primero: “Hay una luz al final del túnel”. El segundo: “¿Recuperación del precio de la pulpa a la vuelta de la esquina?”. El tercero: “El coste de capital decepciona, pero está listo para mejorar bruscamente”.

Estos son solo algunos de los ejemplos más recientes de una tendencia que se ha repetido en varias ocasiones en los últimos meses. Tanto es el convencimiento del mercado con la compañía que el consenso de estimaciones elaborado por Thomson Reuters marca un potencial del 80% para sus acciones, a las que otorga un precio objetivo de 5,84 euros. Y algunas casas de análisis van mucho más allá, como es el caso de Haitong, que lo eleva hasta los 7 euros por título.

LOS BAJISTAS VAN EN AUMENTO

Sin embargo, no todo el mercado comparte este entusiasmo hacia la compañía. Especialmente en las últimas semanas, en las que Ence parece haber vuelto a situarse en el disparadero de los especulares bajistas. Hasta tres ‘hedge funds’ han tomado o incrementado posiciones cortas en su capital, lo que equivale a apostar por más descensos para su cotización. Una visión sobre el futuro de la papelera que, en principio, resulta muy diferente de la que tienen sus colegas ‘value’.

Al frente de los que apuestan a la baja por Ence, uno de los más habituales en esta estrategia entre las cotizadas españolas. Se trata de AHL Partners, que desde el día 15 de agosto tiene un 1,21% de las acciones de la papelera tomado en posiciones cortas, una cartera equivalente a 9,67 millones de euros a razón de los precios a los que se mueve la compañía en bolsa. Con un 1,08% del capital se queda muy cerca, según la posición que declaró el pasado día 12 de este mes, la firma WorldQuant.

La decisión final sobre la concesión de los terrenos de la ría de Pontevedra será clave en el devenir de la papelera en bolsa

Los terceros de este podio son los gestores de Connor, Clark & Lunn Investment Management, que acumulan un 0,7% del capital. Entre los tres suman un 3,09% de Ence, equivalente a 24,7 millones. Ningún fondo más aparece en los registros de la CNMV, pero es posible que sean otros muchos, ya que el supervisor no aporta totales de posiciones cortas prácticamente desde que se anunció la inclusión de la papelera en el Ibex. Desde entonces, tan solo quedan al descubierto los bajistas que por sí solos, ya sean particulares o institucionales, acumulan más de un 0,5% del capital.

El pulso que mantienen en la compañía bajistas y alcistas tiene dos puntos clave para inclinar la balanza a favor de unos y otros. El primero llegará con la publicación de las cuentas del tercer trimestre del año, que serán la prueba de fuego para valorar si la cotizada ha logrado superar el impacto de los bajos precios de la celulosa de sus últimos balances. El segundo se dilatará hasta que se conozca qué ocurre finalmente con la prórroga a la concesión para el uso de los terrenos en la ría de Pontevedra en la que se ubica la principal de sus fábricas.

Mientras llegan estos hitos (y quizá todavía después), estas dos estrategias antagónicas seguirán batiéndose en duelo por salir reforzados con su apuesta por Ence. ¿De qué lado estará el mercado?

Gráficos relacionados