Empresas

La temporada de resultados arranca con sorpresas en Wall Street: ¿qué cotizadas lo han hecho mejor?

Netflix y Nike han batido con holgura las previsiones de los analistas, que han mejorado sus consejos de inversión

Un 64% de las cotizadas que han presentado balance han superado las estimaciones de consenso sobre ingresos

José Manuel Del Puerto

La temporada de resultados arranca con sorpresas en Wall Street: ¿qué cotizadas lo han hecho mejor?

El optimismo ha vuelto a Wall Street. Aunque la temporada de resultados apenas acaba de arrancar, un 84% de las cotizadas que se han apresurado en publicar sus cuentas del tercer trimestre ha anunciado beneficios por acción superiores a los que descontaban los analistas. Un vuelco en el que las tecnológicas son protagonistas, pero no las únicas.

Apenas una quinta parte del S&P 500 ha presentado sus cuentas a estas alturas, pero el balance inicial es más que favorable. Y es que, como recoge un estudio de FactSet, las previsiones no solo se están batiendo por amplia mayoría en ganancias por acción, la métrica por excelencia en el mercado estadounidense para la comparativa de los resultados trimestrales. También un 64% de las cotizadas han superado las estimaciones de consenso sobre ingresos, un dato clave en esta temporada por la revalorización que el dólar estadounidense había alcanzado frente al grueso de divisas internacionales.

Por sectores, un 83% de las tecnológicas que ya han dado cuenta de la marcha de sus negocios en el tercer trimestre del año ha logrado situarse por encima de las expectativas sobre beneficios. Un porcentaje que incluso se supera en el sector de consumo discrecional, con un 89% de sorpresas en positivo. En ambos casos, ni una sola de las que de momento ha liberado sus balances se ha quedado por debajo de las previsiones de los analistas consultados por FactSet.

Un 89% de las compañías de consumo discrecional que han presentado sus cuentas en Wall Street ha logrado batir las previsiones de consenso en beneficios por acción

No obstante, si el sector tecnológico es el gran protagonista después de las dudas que no hace mucho se habían sembrado sobre la velocidad de crucero de su negocio, Netflix destaca entre sus compañeras. La gigante de contenidos en streaming ha superado en un 42,4% las previsiones del mercado con sus 1.280 millones de beneficio récord.

Este hito no ha pasado desapercibido entre la comunidad inversora, que ha renovado su confianza en la evolución bursátil del valor. Netflix cuenta con un potencial alcista cercano al 33%, hasta los 360 dólares por acción, que se apoya en las recomendaciones de compra que le otorgan 24 de los 40 analistas que siguen su evolución bursátil. Tan solo cuatro de ellos, según los datos recopilados por Refinitiv se decanta por vender.

La compañía de semiconductores Micron Technology es también protagonista destacado de este vuelco del sentimiento inversor en la meca de las finanzas. Con un beneficio un 8,8% superior al que pronosticaban los analistas, da argumentos para sostener la remontada del 41% que sus acciones acumulan desde que empezó el año. Y que, además, los expertos consideran que tiene cancha para seguir engordando.

En este sentido, un 60% de los analistas que siguen la evolución de la tecnológica recomiendan la compra de sus acciones. Más concretamente, 21 de 35, según datos de Refinitiv. Solo tres, apenas un 20%, aconsejan la venta. El resultado es un precio objetivo medio de 54,48 dólares por acción que supone margen para que la compañía arranque otro 22% de rentabilidad al mercado en el próximo año.

AVIONES Y DEPORTIVAS

El podio de sorpresas y respaldo de la comunidad inversora continúa con una firma aeronáutica. Mientras que Boeing ha sido protagonista de titulares en los últimos meses a consecuencia de las dudas sobre la seguridad de sus 737 MAXTextron reclama ahora la atención de Wall Street. La dueña de fabricantes como Bell Helicopter y Cessna ha publicado ganancias un 11,9% más gruesas que las previstas y ni uno solo de los analistas que siguen su evolución aconseja la venta de sus acciones.

Al contrario, son siete los que recomiendan la compra de títulos de Textron y otros tantos los que se decantan por mantener posiciones. El potencial alcista de consenso para su gráfica supera ligeramente el 20%, puesto que su precio objetivo se encuentra en 56,23 dólares por acción.

Dentro del consumo discrecional, otro de los sectores que con mejor pie está adentrándose en la temporada de resultados estadounidense, la protagonista es Nike. La firma deportiva ha publicado un beneficio un 25% superior al de hace un año y unas ganancias por acción un 22,7% superiores a las que esperaba el mercado. Una combinación ante la cual no se han hecho esperar las mejoras de consejo inversor.

Las cotizadas que han batido las estimaciones del mercado han rebotado con el doble de fuerza en bolsa de lo que venía siendo habitual en los últimos cinco años

Así, actualmente, las cuentas del que en realidad es el primer trimestre de su año fiscal ha dado lugar a que 21 de los analistas que vigilan su evolución recomiende la compra de sus acciones. El número es considerable si se tiene en cuenta que son siete los que aconsejan mantener y dos los que se decantan por las ventas.

MÁS ENTUSIASMO QUE CASTIGO

En todos estos casos, el pesimismo que se había asentado sobre Wall Street ha resultado en un fuerte brinco en las cotizaciones. En los días en torno a su presentación de resultados, las compañías que han batido previsiones han conseguido un rebote en bolsa del 1,9%. Un porcentaje que, si bien puede parecer modesto, casi duplica el punto porcentual que marca la media histórica para este escenario y a estas alturas de la temporada en los últimos cinco años, según recoge FactSet.

Además, las cotizadas que no han logrado alcanzar las estimaciones de consenso apenas han cedido un 1,2% en los días en torno a su rendición de cuentas. Un muy suave castigo si se compara con el retroceso del 2,6% que aporta su media histórica. Es aquí donde los analistas quieren ver un cambio en el sentimiento de fondo del mercado estadounidense que, sin embargo, deberá confirmarse con las cuentas que vayan viendo la luz en las próximas semanas.

Gráficos relacionados