Empresas

La maraña judicial de la fusión pasa factura al sentimiento inversor hacia Mediaset España

El actual precio objetivo de la rama ibérica del grupo, de 6,32 euros, es inferior al de hace seis meses

Las dudas sobre el futuro de la operación llegan en plena caída de los ingresos publicitarios

José Manuel Del Puerto

La maraña judicial de la fusión pasa factura al sentimiento inversor hacia Mediaset España

La incertidumbre de corto plazo pesa más que las expectativas de futuro. Una máxima de la inversión en bolsa que Mediaset España está corroborando. A pesar de las perspectivas que ha abierto una eventual fusión con su matriz italiana, las dudas sobre el devenir de la operación han dejado a la compañía con una cotización y un respaldo inversor más frágiles que antes de que se anunciasen estos planes.

Un factor clave para explicar esta pérdida de sentimiento inversor hacia Mediaset España está en la judicialización de la posible fusión, señalan los analistas que más de cerca siguen el valor. El plan de integración ha sido paralizado por jueces de España e Italia a petición de Vivendi, que desde el mismo anuncio de la operación ya prometía dar guerra en su contra.

Las dudas sobre si el proyecto llegará a buen término pesan hasta el punto de que las acciones del grupo de televisión -a 6,12 euros- cotizan ahora un 8% más bajas que antes de que se desvelase el plan. Un retroceso en el que también tienen mucho que ver los propios analistas por mucho que señalen a la maza de los jueces. Y es que han ido recortando poco a poco sus precios objetivos y aconsejando la compra de sus acciones cada vez menos.

Antes de que Mediaset desvelase el plan para la fusión de sus ramas española e italiana, el precio objetivo de consenso para las acciones de la primera alcanzaba los 6,75 euros. Ahora, esta cota se ha reducido hasta los 6,32 euros por título, una marca que se queda incluso por debajo de la cotización de principios del pasado junio. Además, de los siete analistas (30%) que aconsejaban comprar acciones hace casi seis meses solo cuatro (19%) mantienen tal recomendación en esta recta final del año.

La francesa Vivendi está resultando ser la gran ganadora del pulso planteado a los Berlusconi: subida en bolsa y de precio objetivo y las mismas recomendaciones de compra

Solo a lo largo de este noviembre, en el que han fracasado varios intentos de conciliación entre los Berlusconi, dueños de Mediaset Italia, y los representantes de Vivendi, siete de las revisiones de recomendación que se han producido han sido a la baja en precio objetivo, consejo de inversión o ambos factores. Un sendero muy diferente al que han recorrido en el grupo de medios francés, que ha recibido cuatro mejoras de entre los seis cambios de perspectivas que ha atravesado este último mes.

Por si fuera poco, uno de los dos únicos que ha mejorado el potencial de Mediaset España en las últimas semanas sigue marcando infraponderar sus acciones, a las que concede un precio objetivo de solo 5,35 euros por acción, por debajo de su actual valoración de mercado. El título de uno de los informes más recientes sobre la compañía refleja cómo la incertidumbre sobre el proceso de fusión condiciona sus perspectivas. “El movimiento sigue. Estocástico sobrecomprado”, encabezaban su último análisis los expertos de Day by Day.

LOS NÚMEROS DEL SECTOR NO AYUDAN

La analista Ana Gómez Fernández, de Renta 4 –entidad que presta servicios retribuidos al accionista significativo del grupo-, está entre las más generosas de sus colegas con un precio objetivo de 6,76 euros por acción. Aunque con consejo de mantener. Señala que “en Mediaset España se han unido la incertidumbre sobre la operación con unas perspectivas poco halagüeñas sobre el mercado de publicidad en televisión”. En este sentido, en lo que va de año el retroceso por este factor “determinante para la parte alta de su cuenta de resultados” se han registrado caídas del 6% y se espera que en el cuarto trimestre se produzca un retroceso interanual del 4%.

La experta señala que, aunque de momento este desgaste “se está capeando bien gracias a la contención de costes, esta vía está cada vez más cerca del suelo”. Y por si fuera poco en las últimas jornadas son varias las marcas que han decidido retirar su publicidad de Gran Hermano, uno de los espacios de más éxito y emblemáticos del grupo por supuestas connivencias con presuntos abusos hacia una mujer concursante en una edición anterior.

"La caída de la publicidad se está capeando bien gracias a la contención de costes, pero esta vía está cada vez más cerca del suelo"

Un informe reciente de Alphavalue, otra de las casas de inversión que en las últimas semanas ha reducido su sentimiento hacia el valor, señalaba que uno de los grandes retos de la compañía era afrontar “el inevitable declive del mercado europeo de la publicidad en televisión”. De la misma opinión son los analistas de Bankinter, que acaban de degradar su opinión hacia el valor desde neutral hasta vender al señalar que “la caída de los ingresos por publicidad es una tendencia ya consolidada y que gana gradualmente inercia” a la par que muestran sus “dudas” con respecto a la creación de MFE que, advierten, en cualquier caso, tendría “un balance menos sólido que el de la actual Mediaset España”.

UN CANJE DESFAVORABLE

Los números de la evolución más reciente en bolsa de la rama ibérica de Mediaset también dejan en evidencia que el canje propuesto para la creación de la futura matriz holandesa MFE es menos favorable para ellos que para sus colegas italianos. En este sentido, a pesar de que las incertidumbres sobre la operación son las mismas a ambas orillas del Mediterráneo, la actual cabecera del grupo ha logrado subidas en bolsa en los últimos seis meses, el incremento de su precio objetivo hasta los 2,83 euros por acción y el mantenimiento de cinco consejos de compra (28%) en este periodo.

No obstante, el gran ganador en este tiempo ha sido Vivendi. Tanto a juicio de los inversores como de los analistas. Más allá de las mejoras de consejo comentadas, su precio objetivo ha pasado de 26,32 euros hasta 28,78 euros por acción. Y, lo que es más, a pesar de que acumula una subida del 17% en lo que va de año, el precio objetivo actual supone un potencial alcista de seis puntos porcentuales más que hace seis meses: un 15%, según los últimos datos disponibles en Refinitiv.

"Mientras que Mediaset España se mueva por encima de los 5,75 euros por acción, puede seguir avanzando en bolsa"

A la espera de lo que vayan determinando los jueces o una eventual paz entre los Berlusconi y Vivendi que podría firmarse de cara a la recién anunciada -que no convocada oficialmentejunta extraordinaria de accionistas del próximo 5 de febrero, las cosas pintan bien para incursiones en el corto plazo sobre el valor. El analista Roberto Moro señala que “mientras se mueva por encima de los 5,75 euros por acción, puede seguir avanzando hacia los 6,12 y 6,28 euros”. Unas valoraciones que estarían justificadas, ya que por las cuotas establecidas para el canje se daría margen para alcanzar incluso los 6,40 euros por título. Si pierde de vista el soporte señalado, la corrección podría alcanzar los 5,40 euros y hasta cotas inferiores, advierte.

Gráficos relacionados