Fondos

La CNMV espera potenciar la gestión pasiva (ETF) y reducir el dominio de la gran banca

El peso de los fondos cotizados (ETF) en el mercado español es «tan bajo» que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha propuesto tomar cartas en el asunto. El presidente del organismo, Sebastián Albella, considera «anómalo» este panorama y prevé potenciar su difusión con la entrada en vigor de MiFID II.

José M. Del Puerto

La CNMV espera potenciar la gestión pasiva (ETF) y reducir el dominio de la gran banca

Albella se ha mostrado este lunes ¿a favor de un mercado neutral¿ donde los fondos cotizados y aquellos de gestión activa más pura tengan un trato similar. Algo que, a juicio del organismo que preside, se facilitará con la entrada en vigor de la nueva directiva europea de mercados financieros, donde las comisiones de cada producto de inversión quedarán más expuestas de cara a sus usuarios. Un entorno que pondrá en evidencia el nivel de comisiones ¿mucho más bajo¿ de la mayoría de estos ETF.

La CNMV ha defendido que ¿un marco que favoreciera la distribución de estos productos favorecería a los inversores¿. No obstante, en el marco del Foro Cinco Días celebrado en Madrid con motivo del primer año de Albella en la presidencia de la institución, él mismo ha señalado que además de ¿aspectos fiscales y de la estructura de redes de distribución del mercado español¿, dominado por los grandes bancos domésticos, ha influido un escaso desarrollo frente a la mayor ¿especialización¿ de ¿grandes jugadores internacionales¿.

Por lo que se refiere a la entrada en vigor de MiFID II, el presidente de la CNMV ha descartado cualquier retraso en la entrada en vigor de la norma europea, que comenzará a aplicarse el próximo enero. En el peor de los casos, se producirá una demora ¿leve de algún mes¿ en lo que se refiere a ciertos puntos concretos sobre operatividad en los mercados, insistió.

En la implementación de esta directiva ha visto la CNMV cumplida una de sus viejas reclamaciones: contar con mayor número de personal. El mayor volumen de información y operaciones a supervisar a partir de enero ha permitido que a lo largo de 2018 se vaya a ampliar en un 10% la plantilla de la institución. El jefe de la casa ha señalado que actualmente rondan los 400 empleados, lo que sitúa al organismo español en la parte baja del rango que barajan sus colegas europeos.

Más allá de la entrada en vigor de la nueva normativa, cuyos últimos flecos están aún pendientes de cerrar, el presidente de la CNMV ha insistido en su demanda para acceder directamente a los registros de conexiones de las operadoras de telefonía y datos, una capacidad que le fue retirada en el año 2007 y que ¿no tiene nada que ver con escuchas¿. El objetivo, que va unido también al acceso directo a los registros de la Sepblac, es poder contar con una maniobrabilidad más amplia a la hora de detectar infracciones en el mercado, ha insistido.

 

- LA CNMV ANUNCIA UNA GUÍA PRÁCTICA PARA ACELERAR OPAS EN PLENO ALUVIÓN DE OPERACIONES

 

Gráficos relacionados