Fondos

Comisiones de infarto y alertas por posibles pérdidas: así es la letra pequeña de los nuevos garantizados

Las comisiones de suscripción y de reembolso llegan al 5% en los nuevos lanzamientos

Las gestoras reconocen la dificultad para alcanzar la rentabilidad 'extra' que ofrecen en algunos de sus productos

Clara Alba

Comisiones de infarto y alertas por posibles pérdidas: así es la letra pequeña de los nuevos garantizados

Los fondos garantizados cogen fuerza en la oferta bancaria de este año. De los 15 fondos registrados este 2019 en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), seis pertenecen a esta categoría que, en principio, asegura la inversión inicial en una determinada fecha de vencimiento, además de una rentabilidad fija en algunos casos. Los garantizados de renta variable ofrecen, además, la posibilidad de obtener un rendimiento vinculado al comportamiento de un índice o una serie de acciones. 

Sin embargo, si se echa un vistazo a la letra pequeña de estos productos, no parece tan evidente que las pérdidas estén descartadas. Ni siquiera por las propias gestoras. Primero, porque estos fondos se caracterizan por elevadas comisiones de suscripción y reembolso que en la mayoría de los casos no bajan del 5%. Y eso, sin duda, pesa en la rentabilidad final del partícipe.

Es cierto que existen ventanas de liquidez que están exentas de estas comisiones. Sin embargo, no se benefician de la garantía porque se calculan con el valor liquidativo del día en el que se retira el dinero. Las propias gestoras advierten en los folletos de sus fondos que “los reembolsos realizados antes de vencimiento pueden suponer pérdidas importantes”. Y los datos lo confirman. De los 248 fondos que Morningstar registra como garantizados (y que aún no han alcanzado su fecha de vencimiento), 179 dan de momento pérdidas a tres años. Un 72% del total. 

DINERO ‘ATRAPADO’ 

El largo periodo de tiempo que los inversores deben mantener ‘inmóvil’ su dinero en estos fondos para acceder a la garantía es otro de los problemas de estos fondos. Por ejemplo, la mayoría de los garantizados lanzados este año vence a partir de 2025. 

Es el caso del CA Bankoa Garantizado 2025 de Credit Agricole, un garantizado de rendimiento fijo que en su propio folleto recuerda que “no es adecuado para inversores que prevean retirar su dinero antes del vencimiento de la garantía” que, en este caso, es de siete años. Bankoa garantiza una TAE del 0,5% para los clientes que entren en el producto antes del 15 de abril de este año y mantengan su dinero hasta el 15 de diciembre de 2025. La firma recuerda que cualquier reembolso antes de esa fecha no estará sujeto a la garantía, “pudiendo incurrir en pérdidas significativas”. La entidad aplica un 5% de comisión de reembolso al fondo más un 0,44% de gestión. 

"Retirar el dinero antes de tiempo en estos fondos puede salir muy caro al partícipe"

KutxaBank ha sido otra de las entidades más activas en las últimas semanas con el lanzamiento de dos nuevos garantizados al mercado, uno de rendimiento variable y otro de renta fija. El KutxaBank Garantizado Bolsa 8 tiene una comisión de suscripción del 5% y una de reembolso del 2%. Garantiza el valor liquidativo inicial en la fecha de vencimiento (30 de octubre de 2025), al que se suma una posible rentabilidad ligada a la evolución del Eurostoxx 50.

Según explica la entidad en el folleto del producto, la rentabilidad bruta total de la cartera será del 4,54%. Sin embargo, en el mismo documento realiza un “ejemplo ilustrativo” para medir ese objetivo bajo tres escenarios (desfavorable, moderado y favorable) y la conclusión es clara: “La probabilidad de obtener una rentabilidad igual al 0% es de un 74%”. 

RIESGO DE MERCADO

El folleto del Kutxabank Garantizado Renta Fija también incluye una advertencia de la CNMV en la que el supervisor insiste en que “las inversiones a largo plazo del fondo están expuestas a un alto riesgo de mercado, por lo que los reembolsos realizados antes del vencimiento pueden suponer pérdidas importantes”.

La situación se repite en el Ibercaja 2027 Garantizado, otro de los más recientes lanzamientos de este año, con una TAE del 0,7% si la inversión se mantiene hasta su vencimiento el 3 de mayo de 2027. En este caso, el organismo advierte del alto porcentaje, del 20%, que este producto puede invertir en renta fija de baja calidad crediticia. Esto es, con alto riesgo de crédito. 

Dentro de nueve años vence también el nuevo Rural Garantizado de Geescoperativo, que ofrece una TAE del 0,6% si la inversión inicial se mantiene hasta el 30 de abril de 2027. La comisión de reembolso, en este caso, es mucho más moderada, limitándose al 0,5% si se realiza fuera de las ventanas de liquidez. 

Bankinter ha optado por ligar la rentabilidad final de sus partícipes a la evolución del Ibex 35 en su nuevo Bankinter Ibex Renta Garantizado. En concreto, el fondo ofrece una TAE garantizada de entre el 0,33% y el 0,48% en 2025, además de una rentabilidad fija del 0,35% anual mediante reembolsos obligatorios. El último año, el partícipe puede optar a una rentabilidad del 1% sobre la inversión si el Ibex 35 se sitúa por encima de su cierre del próximo 18 de marzo. Bankinter lanzó este fondo el 1 de febrero y, según datos de la CNMV, en apenas 10 días el producto cubrió su objetivo de patrimonio establecido en 10 millones de euros. 

En un ejercicio de simulación, también sobre tres escenarios (desfavorable, moderado y favorable), la gestora estima que la probabilidad de obtener una TAE igual al 0,33% en los dos primeros escenarios es del 79,7%, mientras que en el peor de los escenarios la probabilidad de obtener la rentabilidad máxima del 0,48% se limita al 20,27%.

Gráficos relacionados