Fondos

Amundi saca pecho en la guerra de la gestión pasiva con ETF de ultrabajo coste

Cinco de los nuevos ETF son de renta variable

Todos ofrecen una comisión "tarifa plana" del 0,05%

José Manuel Del Puerto

Amundi saca pecho en la guerra de la gestión pasiva con ETF de ultrabajo coste

Amundi redobla su ataque en la guerra de la gestión pasiva de ultrabajo coste. La gestora francesa ha lanzado una nueva gama de fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) que solo cobran una comisión del 0,05% a sus inversores a modo de “tarifa plana”.

Se trata de la nueva gama Amundi Prime ETF, que inicialmente nace compuesta por nueve ETF especializados con el objetivo de proporcionar a sus inversores la posibilidad de usarlos como “bloques de construcción” para “una cartera diversificada” con exposición a diferentes sectores, regiones y activos de renta fija (cuatro fondos) y de renta variable (cinco fondos).

La gestora ha anunciado que estos ETF “replicarán índices diseñados y calculados por Solactive4”, un proveedor global de índices eficiente en costes, mediante réplica física y conforme a la directiva comunitaria UCITS.  y de replicación física.

La directora general de Amundi ETF ha señalado que el objetivo de esta nueva familia de fondos está en responder a los clientes que “buscan cada vez más incluir ETF en sus soluciones de inversión”. Además, ha destacado que se trata de productos sencillos, transparentes y, sobre todo, eficientes en costes.

De la mano de estos productos, junto con el resto de su catálogo, Amundi espera duplicar los activos bajo gestión de su línea de negocio de gestión pasiva en el año 2023. Este hito supondría alcanzar los 200.000 millones de euros dentro de cuatro años y su consecución se ha confiado al aumento de la cobertura de clientes en Europa y Asia, la mejora de la oferta de productos y soluciones de inversión y una mayor presencia en el mercado minorista.

Los nuevos ETF, registrados todos en Luxemburgo, se focalizan en compañías cotizadas de mediana y gran capitalización en la Eurozona, Europa, EEUU y Japón, además de uno con vocación global.

De los de renta fija, tres están referenciados a bonos soberanos (países desarrollados, Eurozona y EEUU), mientras que uno se focaliza en bonos corporativos europeos de grado de inversión.

Gráficos relacionados