Fondos

Los fondos perfilados mandan en el escaparate de las gestoras pese a su pobre 2018

El repunte de las bolsas ha provocado reembolsos por más de 500 millones

La valoración de perfiles de riesgo a la que obliga MiFID II potencia estos vehículos

José Manuel Del Puerto

Los fondos perfilados mandan en el escaparate de las gestoras pese a su pobre 2018

Los fondos perfilados se mantienen en la primera línea del escaparate de las gestoras españolas. Especialmente, de las vinculadas a la banca. El pobre desempeño que muchos de ellos se apuntaron el año pasado no los apea del puesto y en tiempos de incertidumbre se convierten en recomendación preferente en los despachos de asesoría financiera.

Un empleado de una de estas gestoras asociadas a la banca justifica la preferencia de los perfilados frente a otros vehículos de inversión para asegurar el cumplimiento del principio tantas veces repetido de ajustar la cartera al riesgo que realmente se está dispuesto a asumir. Un mantra que en los últimos tiempos ha cobrado fuerza por dos motivos: la volatilidad reinante en el mercado y la obligación introducida por MiFID II de evaluar conveniente y periódicamente el perfil de los clientes.

Esta evaluación, que es la que permite a las gestoras mantener prácticas como la percepción de retrocesiones aun sin aceptar productos de terceros en sus catálogos, permite además un considerable ahorro de costes cuando de su resultado depende la asignación directa a un determinado grupo de fondos perfilados. Esto ocurre con mayor frecuencia cuando el cliente en cuestión tiene contratado un servicio de gestión discrecional de cartera, otra de las herramientas por las que los bancos españoles han apostado fuerte en los últimos tiempos.

Desde estas entidades llegan otros dos argumentos para justificar la preferencia hacia estos productos ‘de la casa’. En primer lugar, que dejan la puerta abierta a ganancias superiores a otras opciones como los garantizados, que también están resurgiendo con fuerza ante las incertidumbres a las que se enfrenta el mercado. Segundo, que, aunque es cierto que ni uno solo de estos productos se salvó de la quema de las rentabilidades negativas el año pasado, no quedan en tan mal lugar si se los compara con sus índices y categorías de referencia.

Este argumento puede aplicarse, por ejemplo, al Quality Inversión Conservadora. El que fue el fondo más vendido en España el año pasado, y protagonista indiscutible para que la gestora de BBVA adelantase a la del Santander en el ranking nacional de patrimonio bajo gestión, cerró 2018 con pérdidas del 2,75%. Una cifra que por sí sola no merece ningún aplauso pero que sí lo parece si se considera que la categoría de fondos conservadores se dejó un 4,93% en el mismo periodo.

AL FRENTE DEL RANKING… POR PATRIMONIO

A pesar de estos argumentos, el tono alcista de los mercados ha llevado a muchos inversores a ‘saltarse’ el filtro de su perfil de riesgo y, de momento, prefieren husmear en otros estantes de la gestora. Así se explica que en el primer trimestre del año hayan sufrido reembolsos por más de 500 millones de euros, según datos de Morningstar, cuando el conjunto de la industria se ha apuntado salidas de dinero por casi la misma cantidad hasta marzo. Casi 514 millones, según la estadística de Inverco.

No obstante, los focos de incertidumbre pendientes de resolución son muchos. Y casi los mismos que el año pasado. Por eso, las gestoras se mantienen en sus trece y hasta engruesan la nómina del personal encargado de estos fondos perfilados. El ejemplo más reciente es Bankia, que ha anunciado los fichajes de dos gestores más para el equipo de fondos de fondos, compuesto hasta ahora por cinco profesionales. No es de extrañar este movimiento cuando la firma tiene en perfilados 8.200 millones de euros, un 46% de todo su patrimonio bajo gestión.

"La mitad de las gestoras españolas están convencidas de que los fondos perfilados ganarán importancia este año, y trabajarán para ello"

En el conjunto de la industria, los perfilados suponen cerca de un 20% del patrimonio total. De hecho, los tres primeros fondos del ranking por capital gestionado lo son: Quality Inversión Conservadora (10.949 millones de euros), Quality Inversión Moderada (7.637 millones) y Sabadell Prudente (4.955 millones). Muy cerca, y dentro de los diez de mayor peso, se hacen hueco también el Bankia Soy Así Cauto (4.735 millones) y el Mi Fondo Santander Moderado (3.905 millones).

Por si quedaba alguna duda de que las gestoras seguirán trabajando para que los perfilados continúen pisando fuerte este año, una reciente encuesta de Inverco señala que un 50% de las firmas gestoras nacionales reconoce que “este tipo de fondos aumentará su importancia”. Y el punto de partida no es despreciable, pues más de un tercio de las gestoras (36%) explica que estos vehículos suponen ya entre un 21% y un 40% de todo el patrimonio que manejan.

Gráficos relacionados