Fondos

Un fondo de Gesiuris para invertir en empresas europeas solventes y generadoras de caja

La cartera del Gesiuris Euro Equities se focaliza en cotizadas de la Eurozona

El pesimismo de hace unos meses ha dejado espacio ahora a cierto alivio inversor

Paula Mercado (VDOS)

Un fondo de Gesiuris para invertir en empresas europeas solventes y generadoras de caja

A pesar de que no se auguraba un buen principio de año para los mercados de renta variable, las bolsas han tenido un comportamiento excelente en los primeros meses. Ni las expectativas de ralentización del crecimiento económico global, ni la guerra comercial o las incertidumbres en Europa respecto al Brexit y las elecciones europeas, han conseguido desanimar a los inversores.

En EEUU, incluso con unas valoraciones ya bastante altas, los principales índices han vuelto a tocar máximos históricos. En Europa, con un crecimiento económico más moderado y un escenario de mayor incertidumbre, las bajas valoraciones han atraído el interés inversor, que han visto una oportunidad para recomponer sus carteras.

En línea con esta evolución, la categoría VDOS de renta variable euro gana un 16,2% por rentabilidad desde el pasado 1 de enero. Dentro de esta categoría, el fondo de gestoras nacionales más rentable en el mismo periodo es Gesiuris Euro Equities con una revalorización del 17,8%. A un año, su rentabilidad es del 3,2%, con un dato de volatilidad del 15%. Su rentabilidad a tres años es de 26,5%.

Está referenciado al índice EuroStoxx 50, invierte más del 75% de su cartera en renta variable, principalmente de empresas de países de la Eurozona, sin limitaciones por capitalización bursátil, con margen para invertir hasta un 5% en países emergentes. El porcentaje restante se invierte en renta fija, de emisores privados o públicos, sin límite de duración.

En la cartera del fondo se encuentran compañías con potencial de revalorización, alta capitalización, elevada solvencia y liquidez en los mercados. Aunque también se realizan inversiones en empresas de menor capitalización si un elevado potencial de revalorización las justifica. La se realiza en su amplia mayoría a través de contado, aunque también se utilizan instrumentos derivados que permiten capturar rentabilidad en mercados laterales y minimizar el impacto negativo de los mercados bajistas.

Jordi Viladot Pou es el gestor de referencia del fondo y presidente de Gesiuris Asset Management desde 2002. Cuenta con experiencia en la gestión desde 1998 y anteriormente ejerció labores de bróker durante 12 años.

El objetivo del fondo es conformar una cartera diversificada que permita batir al índice de referencia. Su proceso de inversión se basa en el análisis fundamental de compañías, con especial el foco en aquellas ratios que evidencien la capacidad de generación de caja de las mismas. También es muy relevante en el proceso inversor el estudio de la solvencia de las empresas, para evitar aquellas con un elevado grado de endeudamiento.

Las mayores posiciones en la cartera del fondo incluyen acciones de SAP (5,39%), LVMH (4,81%), Bayer (3,62%), Aena (3,03%) y BASF (3,02%). Por sector, los mayores pesos corresponden a consumo no cíclico (17,69%), industrial (15,50%), financiero (13,32%), consumo cíclico (10,58%) y comunicaciones (7,24%).

La cartera del fondo muestra una excelente evolución por rentabilidad, que lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2016, batiendo al índice de su categoría durante 2018 y 2019. A tres años, registra un dato de volatilidad bastante controlada del 12,75% y del 15,01% en el último año. En este último periodo, registra una ‘sharpe’ de 0,34 y un ‘tracking error’, respecto al resto de fondos de su categoría, del 2,69%. Aplica a sus partícipes una comisión fija del 2,25% y de depósito del 0,10%.

Las bolsas han conseguido registrar el mejor avance trimestral de los últimos 10 años para sorpresa de la mayoría de los analistas, bancos de inversión y similares, que vaticinaban entornos muy negativos para los mercados. En opinión del equipo gestor, los resultados del primer trimestre de 2019 seguramente reflejarán cierta ralentización, pero probablemente se constatará que los mercados temieron excesivamente que la ligera contracción en la economía se plasmara en la evolución de los beneficios de las empresas.

Cabe señalar la influencia que ha tenido el consenso de mercado. Al considerar la tendencia gregaria de los inversores, se impuso de forma generalizada un discurso negativo, si no catastrofista, sobre las perspectivas del mercado. Y ya sabemos que la generalización de una idea forja la posición consecuente. Cuando los gestores se manifiestan pesimistas, nos están ‘informando’ de que han aumentado la liquidez de las carteras, o incluso han abierto posiciones ‘cortas’. A partir de esta situación, cualquier inicio de recuperación en los mercados deja ‘fuera de juego’ a los pesimistas, que en algún momento empezarán a reajustar sus carteras mediante compras, reforzando el movimiento. De acuerdo con el gestor, posiblemente estemos asistiendo a este fenómeno, que además se podría prolongar.

Tenemos, por lo tanto, tipos bajos, resultados aceptables y un buen ‘momentum’. Ni las negociaciones comerciales entre China y EEUU, ni el Brexit, ni los problemas del exceso de la deuda, ni las tensiones geopolíticas están empañando la recuperación. Así pues, parece indicado aprovechar las oportunidades que brinda la actual tendencia.

*Paula Mercado es directora de análisis de VDOS

Gráficos relacionados