Fondos

Paramés cambia el tren por el coche: entra en Gestamp y se va de Talgo

Los bancos ya suman un 12,5% de la cartera del Cobas Iberia

Elecnor se mantiene otro trimestre más como el valor favorito del gestor

José Manuel Del Puerto

Paramés cambia el tren por el coche: entra en Gestamp y se va de Talgo

El fondo ibérico de Francisco García Paramés, el gurú de la inversión ‘value’ en estas latitudes, ha vivido un agitado primer trimestre del año. El Cobas Iberia ha dado puerta a cuatro valores y ha entrado en otros tantos a lo largo de los últimos meses. Entre estos, el tándem formado por la automovilística Gestamp y la ferroviaria Talgo.

A razón del movimiento que ha llevado a cabo Paramés, parece que el acelerón del 15% que Talgo acumula en el último año se le ha antojado suficiente para hacer caja y dar paso a valores con mayor potencial de revalorización. En este sentido, a pesar de las subidas acumuladas desde enero por Gestamp, el hecho de que a un año vista se encuentre aún en pérdidas de casi el 17% parece haber atraído al discípulo de Warren Buffett.

En la automovilística, que cuenta con un potencial de consenso del 15%, tiene ahora una inversión de 589.000 euros, casi un 1% de la cartera del Cobas Iberia, según la última comunicación remitida por el gestor a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el mismo momento, no quedaba ni rastro de los 266.000 euros que el fondo reconocía tener invertidos en la compañía de trenes, cuya cancha alcista se ha reducido prácticamente a un solo dígito.

La fabricante de componentes de automóvil acaba de rendir cuentas de la marcha de su negocio en el primer trimestre del año y parece que las cifras no terminan de avalar el movimiento de Paramés. Gestamp Ha publicado un beneficio neto de 41 millones de euros, un 35% menos que hace un año y un 26,8% menos que los 56 millones que esperaba el consenso de los analistas que siguen su evolución. La parte amable ha llegado por la facturación, que un 6,8% superior a la alcanzada hasta marzo de 2018 y en línea con las estimaciones del mercado.

Junto a la compañía de automóviles, han entrado en la cartera del Cobas Iberia la aseguradora Catalana Occidente (624.000 euros), la metalúrgica ArcelorMittal (571.000 euros) y la financiera CaixaBank (2,38 millones de euros). Esta última ha sido una de las grandes sorpresas para el mercado, pues pasa a representar un 3,95% del patrimonio del fondo. Con su aportación, la banca alcanza ya un 12,5% de los 59,3 millones de euros que aglutina el fondo.

En cuanto a la subida de esta apuesta, Paramés dedica un párrafo entero dentro de su informe de gestión a justificarse. Así, señala que 11 años después del estallido de la crisis, “los bancos españoles en cartera han mejorado sustancialmente” porque en ese tiempo “se han hecho más grandes, la competencia es algo menor, han saneado sus balances, han demostrado que son capaces de ir ajustando su red de oficinas sin dañar su negocio, han afrontado demandas y sentencias adversas, y han conseguido acumular un exceso de capital regulatorio”. Un listado de razones que lleva al experto a pensar que “valen significativamente más de lo que cotizan”.

ESPANTADA EN TELEFONÍA Y SUBIDA EN HOTELES

Un caso muy distinto parece ser el de las operadoras de telefoníaNos (1,2 millones de euros) y Euskaltel (1,3 millones) han sido las otras que, junto con la inmobiliaria Realia, han perdido su plaza en la selección de 36 valores que al cierre de marzo conformaban la cartera de Paramés para las bolsas de España y Portugal. Un paso por caja que invita a pensar que el gestor no ve valor en adelante en el sector de las telecomunicaciones. Tanto es así que también ha reducido ligeramente su exposición a las portuguesas Sonae y Sonaecom, que suman poco más de 1,5 millones de euros en su cartera frente a los 2,2 millones de hace tres meses.

La búsqueda de las mejores oportunidades de inversión ha llevado al fundador de Cobas a incrementar su peso por encima del punto porcentual en seis valores, mientras que lo ha rebajado en la misma relación en otros siete. El caso más significativo es el de Meliá Hotels, que ha duplicado peso hasta el 4% de su cartera frente al cierre del año pasado hasta acumular una posición de 2,4 millones de euros.

En sentido contrario, Elecnor ha pasado de pesar un 10,6% a quedarse en un 9,3% representativo de 5,6 millones de euros. A pesar de eso, sigue siendo la gran apuesta del fondo, muy seguida por Técnicas Reunidas. La firma de ingeniería alcanza justo la cota del 9% del patrimonio del fondo después de haber sido uno de los tres valores que, según reconoce Paramés, más rentabilidad ha aportado al fondo en el primer trimestre del año.

En el mercado luso, la favorita es la industrial Mota Engil, con un peso del 5,99% de la cartera. Muy cerca, en el 5,6%, se le queda Semapa, fabricante de cementos, celulosas y papel.

Gráficos relacionados