Fondos

¿Cómo acertar al traspasar fondos: mejor poco a poco o de golpe?

Los expertos aconsejan más urgencia cuando se busca evitar riesgos excesivos

Los traspasos pueden demorarse hasta ocho días entre diferentes gestoras

Asun Infante (Finect)

¿Cómo acertar al traspasar fondos: mejor poco a poco o de golpe?

Los fondos de inversión son una de las alternativas más versátiles para aquellos inversores que buscan diversificar sus carteras en diferentes activos. Una de las peculiaridades que hace a estos vehículos de inversión atractivos es la facilidad de poder traspasar nuestro dinero de unos fondos a otros sin tener que tributar por las plusvalías en dicho momento. 

Mirándolo así, la teoría parece sencilla. Sin embargo, en este momento, la volatilidad que experimentan los mercados no lo pone nada fácil para el inversor, que afronta las compras de nuevos productos y activos con cierto recelo: "Quiero liquidar todos los fondos que tengo actualmente y traspasar a unos nuevos. ¿Tiene sentido hacer el traspaso poco a poco para diluir el riesgo de estar comprando en un mal momento?". En Finect, son muchos los inversores que se hacen la misma pregunta: ¿Es mejor hacer los traspasos de fondos de golpe o poco a poco? 

Lo primero que habrá que tener en cuenta es el motivo por el que se quieren llevar a cabo esos traspasos. Si es porque el fondo en cuestión no encaja con nuestro perfil inversor, ya sea porque el nivel de riesgo asumido no es el adecuado para nosotros o, simplemente, porque no estamos cómodos con el tipo de activos en el que se invierte, la mejor opción será hacer el traspaso cuanto antes. De lo contrario, tendremos que valorar diferentes opciones. No sin antes saber cómo hacer la operación y qué costes o plazos implicará. 

¿Qué hay que saber antes de hacer un traspaso?

En la actualidad, hacer un traspaso de fondos de inversión es relativamente fácil. La operación pasa por acudir a la comercializadora o gestora del producto en el que queremos invertir y entregarle una copia del extracto de la posición del fondo del que ya éramos partícipes. Este mismo proceso también se puede llevar a cabo a través de internet de manera mucho más rápida. Se elija la fórmula que se elija, será la entidad de destino la que se encargará de todos los trámites una vez le facilitemos la información. 

Sin embargo, es conveniente saber que esta operación requiere de un plazo que vendrá determinado por la comprobación de los datos del partícipe y su información fiscal, así como por el tiempo necesario para que se transfiera el importe reembolsado. Esto supone que durante ese periodo no estaremos invertidos. "Hay que tener en cuenta que estarás fuera de mercado unos días (aunque realmente no sabrás si eso te acabará perjudicando o no)", explica Pablo Tellería, asesor financiero de inbestMe. Este plazo será, según la CNMV, de un máximo de cinco días hábiles para traspasos de la misma gestora o comercializadora o de hasta ocho días si la operación se lleva a cabo entre distintos agentes. 

Además de esto, hay que tener en cuenta que el traspaso puede generar costes, ya que implica llevar a cabo un reembolso en un fondo y una suscripción en otro, por lo que el inversor tendrá que soportar diferentes comisiones dependiendo de lo que indiquen los folletos de dichos fondos. 

La magia del interés compuesto, también en el traspaso de fondos

Si tenemos en cuenta que al realizar la operación el inversor se perderá durante varias jornadas los movimientos de las bolsas, en algunas situaciones será conveniente hacer el traspaso poco a poco. "Tiene más sentido hacer traspasos parciales, porque al hacer traspasos totales te puedes quedar fuera del mercado varios días, para bien o para mal", apunta Miguel Camiña, cofundador de Micappital. Este asesor asegura que, salvo que seamos "adivinos" y sepamos que el mercado va a bajar inmediatamente, lo mejor sería hacer un traspaso de manera parcial

Llevar a cabo esta operación poco a poco beneficiará especialmente a aquellos inversores que busquen disminuir de manera notable el riesgo y la volatilidad en sus carteras, ya que evitarán el market timing. Sin embargo, esta modalidad también hará que la rentabilidad real se vea reducida en algunos casos, pues se estará protegido ante las caídas pero también existirá un coste de oportunidad frente a las subidas. "Si dispone del dinero y tiene pensado invertir a largo plazo, estadísticamente la inversión de golpe es siempre más rentable. Es decir, generará más rentabilidad, ya que el interés compuesto le proporcionará más beneficios al capital inicial del que se disponga", asegura Francesc Domínguez, asesor financiero de Ginvest Asset Management. Y es que, matemáticamente, cuanto más tiempo tengamos invertido el dinero, más intereses generará. Unos intereses que, a su vez, nos darán más intereses siempre y cuando no retiremos las ganancias que hayamos obtenido. 

Sin embargo, habrá que tener en cuenta que esta opción puede ser interesante si se hacen traspasos entre productos parecidos, en los que, efectivamente, podamos comparar y evaluar que los nuevos fondos de los que queremos ser partícipes se están comportando mejor en diferentes horizontes temporales que los que ya tenemos. 

Aun así, en estos casos, los asesores financieros siempre coinciden en algo: no solo se trata de buscar el mejor momento, ya que esa es la parte de la ecuación de la que se tiene un menor control. 

Encuentra fondos que hayan sido más rentables que el tuyo:

Gráficos relacionados