Fondos

Invertir más allá de la renta fija tradicional: un fondo de deuda subordinada que gana un 10% en el año

El Mutuafondo Bonos Subordinados II está dirigido por un equipo de ocho gestores

Entre su cartera se incluyen también emisiones de los conocidos 'CoCos' bancarios

Paula Mercado (VDOS)

Invertir más allá de la renta fija tradicional: un fondo de deuda subordinada que gana un 10% en el año

El rendimiento que ofrece la renta fija es mínimo y la renta variable no está especialmente barata. En un escenario así, puede merecer la pena buscar alternativas diferentes que puedan resultar más rentables para los inversores en busca de rentabilidad. Este es el caso de la deuda subordinada.

El análisis de la deuda subordinada se centra más en el modelo de negocio de una empresa y sus capacidades, pero además la compañía emisora debe tener un cierto valor, una fortaleza financiera suficiente para ser capaz de servir sus compromisos de deuda tanto en los buenos como en los malos tiempos.

El fondo Mutuafondo Bonos Subordinados II, de la gestora de Mutuactivos, ofrece a este tipo de inversores que buscan mayores rendimientos la oportunidad de invertir en renta fija subordinada financiera y corporativa (híbridos). Dentro de la categoría VDOS de mixto conservador global en el que se encuadra, obtiene en el año una rentabilidad del 10,7%.

Aproximadamente, distribuye un 50% de su inversión entre bonos subordinados financieros y bonos híbridos corporativos, con una calidad crediticia media de las emisiones de ‘BB+’, mientras que la calidad crediticia de los emisores es de ‘BBB+’.

Según su política de inversión, invierte al menos el 50% de la exposición total en deuda subordinada (con preferencia de cobro posterior a la de los acreedores comunes), de entidades financieras (Tier1, Additional Tier1, Tier2...) y no financieras, incluyendo entre un 15% y un 80% de la exposición total en bonos contingentes convertibles.

Estos bonos 'CoCos' se emiten normalmente a perpetuidad con opciones de recompra para el emisor y, en caso de que se produzca la contingencia, pueden convertirse en acciones o aplicar una quita al principal del bono, con la consiguiente repercusión en el valor liquidativo del fondo. La renta variable derivada de la conversión no superará el 20% de la exposición total. Tampoco existe predeterminación en cuanto a la distribución geográfica y sectorial de los emisores y mercados (incluidos emergentes), aunque los emisores son principalmente europeos y las emisiones mayoritariamente cotizadas en países de la OCDE.

El fondo está gestionado por el equipo de renta fija de Mutuactivos, compuesto por ocho gestores con una experiencia media de en torno a 15 años. Las decisiones de inversión se toman de forma consensuada, si bien cada uno está especializado por sectores: gobiernos y agencias, crédito no financiero y financiero.

El director de renta fija de la gestora es Gabriel Pañeda, que se incorporó a Mutuactivos en el año 2010 y desde entonces ha trabajado como gestor de renta fija especializado en empresas y titulizaciones. Con anterioridad formó parte de los equipos de Lehman Brothers y Moody’s Investor Services, entre otras empresas.

El fondo se lanzó en julio de 2017, cuando el equipo de gestión percibió que se abría una nueva oportunidad en el segmento específico de los bonos subordinados. Se trata de un fondo cerrado con vencimiento en 2022 que se enmarca en la estrategia de Mutuactivos de lanzar fondos de este tipo (cerrados) cuando ven una idea de inversión. Así se ha gestado toda la gama de fondos de bonos subordinados (Mutuafondo Bonos Subordinados I, II y III) y otros fondos cerrados como Mutuafondo Cédulas o Mutuafondo Bonos Financieros. El gran éxito de los fondos cerrados ha sido aprovechar las ventanas de oportunidad que ha ofrecido el mercado.

Las mayores posiciones en la cartera del fondo incluyen emisiones de Lloyds 7 5/8 perpetuo (AT1), Bankia 6 perpetuo (AT1), BBVA 5 7/8 perpetuo (AT1), HSBC 5 1/4 perpetuo (AT1) y Eurofins 4 7/8 híbrido. La distribución por tipo de activo en la cartera es actualmente del 50% en bonos subordinados del sector financiero y del 50% en bonos subordinados de otros sectores de actividad (deuda corporativa).

Con un patrimonio bajo gestión de 25 millones de euros, por rentabilidad, el fondo se posiciona entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2017 y 2019, batiendo al índice de su categoría durante 2015. En los últimos tres años registra un dato de volatilidad del 5,06% y del 5,79% en el último año. También a un año, su ‘sharpe’ es del 1,16 y su ‘tracking error’ respecto al índice de su categoría, de 3,25%. La suscripción de Mutuafondo Bonos Subordinados II requiere una inversión mínima inicial de 10 euros y aplica a sus partícipes una comisión fija del 0,60% y de depósito del 0,06%.

Desde sus orígenes, ha invertido en emisiones de activos subordinados bien seleccionados de compañías con buena calificación crediticia. El equipo gestor cree que es más interesante invertir en este tipo de activos subordinados, de buenas compañías que en sus bonos más senior. En cualquier caso, consideran que el fondo ha capturado ya gran parte del potencial que le estimaban para el periodo de inversión para el que ha sido creado.

El mercado de deuda subordinada financiera, en particular, ha tenido un buen comportamiento en el año. Actualmente, presenta una rentabilidad del 2,25%. En lo que respecta al fondo, su positiva evolución por rentabilidad en el último periodo de tres años respecto a su volatilidad le hace merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

*Paula Mercado es directora de análisis de VDOS

Gráficos relacionados