Mis Finanzas

Fondos de gestión pasiva vs. activa: ¿quiénes son los ganadores de la bolsa española?

Todos los fondos de gestión pasiva que replican al Ibex desde hace más de un año baten su comportamiento

La reducción de costes y la optimización de la gestión juegan a favor de la gestión pasiva

Asun Infante (Finect)

Fondos de gestión pasiva vs. activa: ¿quiénes son los ganadores de la bolsa española?

Las carteras de los inversores están cambiando. La posibilidad de invertir reduciendo al máximo los costes en algunos productos está provocando que muchos inversores fieles tradicionalmente a la gestión activa estén migrando parte de su patrimonio hacia fórmulas de inversión que no requieren apenas tiempo. La gestión pasiva viene para quedarse y prueba de ello es cómo va arañando cuota de mercado. Según el Observatorio de Gestión Pasiva elaborado por el roboadvisor Finizens, la cuota de mercado de esta modalidad de inversión alcanzó en 2018 el 27% a escala global. En los últimos cinco años los flujos netos hacia la gestión activa han aumentado 2,3 veces si se compara con el lustro anterior. 

Aunque en el mercado español el volumen de dinero que mueve este estilo de inversión todavía es reducido, en torno a un 2% según el informe de Finizens, la gestión pasiva alberga un potencial con un gran recorrido y, además, lo demuestra con sus porcentajes de rentabilidad. En lo que va de año prácticamente todos los fondos de inversión indexados que replican el comportamiento de la bolsa española superan al índice. 

Un 4% por encima del Ibex 35

Este año 2019 el Ibex 35 se está viendo afectado por numerosos frentes. La inestabilidad por la salida de Reino Unido de la Unión Europea, los conflictos comerciales entre China y EEUU, la posibilidad de una recesión económica global y la incertidumbre política dentro del propio país han pasado factura al índice español. Pero, pese a las numerosas subidas y bajadas que ha experimentado a lo largo de estos meses, el Ibex consigue registrar unas ganancias de en torno al 8%

Esta subida es batida por todos los fondos de gestión pasiva que llevan replicando al índice, al menos, durante el último año. Entre los ganadores absolutos se encuentran aquellos que registran subidas por encima del 12%. Estos son el Bindex España Índice (12,8%), el Santander Índice España (12,78%), el Caixabank Bolsa Índice España Cartera Institucional Plus (12,77%) y el Santander Índice España Cartera (12,66%). Estos productos no son solo los que superan a su índice, ya que incluso el que lo bate en menor medida, el Evo Fondo Inteligente Ibex35, registra unas ganancias del 11,6% en lo que va de año. El único que se aleja considerablemente de las ganancias del Ibex 35 es el Bankinter Futuro Ibex C, que acumula un ascenso en 2019 del 0,79%. Este fondo es un compartimento que se creó el año pasado a partir del Bankinter Futuro Ibex R y este último sí que registra una subida del 11,69% en el año. 

En total, son 11 los fondos indexados que superan la rentabilidad que obtiene el Ibex 35 a lo largo de este 2019. Así, si se calculan las ganancias medias de estos fondos de inversión, se aprecia una subida media del 12,1%. Esta subida supera a la rentabilidad media de los fondos de gestión activa de renta variable española que baten al Ibex 35. En concreto, en lo que va de año son un total de 77 fondos los que superan la subida del 8% del índice español. Si se calcula la rentabilidad media de dichos productos de inversión esta da como resultado un 11,4%, por debajo de la media del estilo de gestión pasivo. Aunque, eso sí, entre los fondos de renta variable española que mejor lo hacen en lo que va de año se registran alzas por encima del 17%. Productos como el Caixabank Bolsa España 150 Estándar o el Eurovalor Bolsa crecen en el año  a este nivel. 

¿Y si miramos en el largo plazo? Según el Observatorio de Gestión Pasiva 2019, la rentabilidad de la gestión pasiva de una cartera global accesible al inversor minorista en España ha sido casi tres veces superior a la rentabilidad media del mercado en los últimos 20 años debido, fundamentalmente, a la reducción de costes y la optimización de la gestión. De acuerdo a los datos del estudio, a lo largo de las dos últimas décadas el inversor medio en España ha alcanzado una rentabilidad acumulada del 57,1%, mientras que si hubiera invertido mediante una estrategia de inversión pasiva indexada globalmente diversificada, su rentabilidad habría sido del 156,7%. 

¿Cuáles son los mejores fondos de tu banco?:

Gráficos relacionados