Fiscal

Alemania aplica su particular modelo 720 a los españoles residentes

Los emigrantes tendrán que 'autodenunciarse' ante el Fisco de los lander

Tendrán que comunicar si tienen cuentas bancarias en España y sus movimientos

Eva Ruiz-Hidalgo

Alemania aplica su particular modelo 720 a los españoles residentes

Los españoles residentes en Alemania tienen que ponerse al día con el Fisco germano antes de que termine 2019. Tres estados federales del aquel país (Baviera, Baja Sajonia y Renania-Westfalia) han comenzado o lo harán en breve a requerir información a estos ciudadanos, no solo españoles, sino de cualquier otro país de la UE que residan allí.

Según la Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) a 1 de enero de 2019 que elabora  el INE en el país germano residen 160.727 españoles y es el tercer país de destino de los emigrantes por detrás de Argentina, con 465.666, y Francia, 262.448.

El  secretario provincial de Emigración del PsdG en Orense, Luís Gulín, ha sido el que ha puesto sobre aviso a los emigrantes españoles, entre los que hay un alto  porcentaje de gallegos.

Según declara a Invertia, la tendencia es que todos los estados federales, cada uno con su propia Hacienda, reclamen esa información sino habría cambios de los domicilios fiscales. Estas cartas, añade, son muy genéricas, y en ellas se pide a los destinatarios que informen de si tienen cuentas bancarias en sus países de origen, así como los movimientos que han realizado y si han dado lugar a incrementos o disminuciones patrimoniales. El intercambio fiscal entre países permite a las administraciones tributarias tener un mayor conocimiento de los movimientos ‘financieros’ que realizan los contribuyentes.

Es el modelo 720 alemán pero con la gran diferencia, subraya Gulín, de que el régimen de sanciones no es tan desproporcionado. El objetivo es el mismo, tener constancia de que si han generado intereses o beneficios con fondos de inversión, acciones, etcétera se declare por ellos. El portavoz socialista insiste en que habrá de informar incluso de si se tiene una cuenta bancaria aunque no se hayan registrado movimientos. Y a esa información se la añadirán los justificantes de pago de impuestos si ha habido movimientos y han generado incrementos patrimoniales o rendimientos del ahorro.

En dichas comunicaciones se advierte, además, que habrá que poner al día todos los movimientos bancarios realizados a partir de 2014.

La petición de información, en opinión del secretario de Emigración del PsdG, irá más allá, a tenor de lo que han hecho otros países como Suiza. El estado helvético en 2018 requirió a los emigrantes españoles residentes que antes de que terminara el año se “autodenunciaran” ante el Fisco y le informaran no solo del estado de sus cuentas sino también de sus propiedades inmobiliarias.

Gráficos relacionados