Mercados

"El Brent mantiene su tendencia bajista a la espera de consolidación"

El frenazo a la subida de tipos aleja a los inversores de las materias primas

Juan Enrique Cadiñanos (Admiral Markets)

"El Brent mantiene su tendencia bajista a la espera de consolidación"

La situación actual de los mercados financieros ha dado un giro interesante para la renta variable y no tanto para las materias primas. El frenazo a la posibilidad de ver un endurecimiento en la política monetaria hace que la renta variable gane interés por parte de los inversores y eso supone que no necesitan buscar alternativas.

Las alternativas por excelencia a la renta variable son dos vías. En primer lugar la renta fija, aunque con poca trascendencia y volumen y, de forma más agresiva, los metales y/o materias primas.

Por este motivo, el frenazo a la subida de tipos puede generar cierta negatividad a mover las inversiones a este tipo de vías secundarias y, por ello, supone un frenazo a la posibilidad de ver un crecimiento más prolongado a sus precios.

Esto no quiere decir que no vayamos a ver subidas en el corto o medio plazo en ellas, pero sí podemos decir que el apetito por estos activos será algo menor.

Vamos a ver un caso concreto, el del crudo Brent, de referencia en Europa.

Su situación por fundamentales sigue dependiendo de una OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) que ha seguido relajando la situación y haciendo referencia a una tranquilidad muy necesaria para los activos relacionados y los sectores vinculados al crudo. A no ser que veamos nuevas noticias que alteren esta situación, por el momento seguiremos dando esta tranquilidad por buena y no hay nada que nos haga pensar en un posible cambio en el corto y medio plazo.

Evolución diaria del barril Brent/ Fuente: plataforma Metatrader 4 de Admiral Markets

Como podemos observar en el gráfico del Brent, la tendencia en el medio plazo era y, por el momento sigue siendo, bajista. Es cierto que se observa cierto interés en una subida con un volumen de contratación creciente en los impulsos y eso le puede dar cierto respiro en el corto plazo. Sin embargo, mientras que no supere niveles de resistencia de corto plazo (fijados por niveles de 62% y 50% del Fibonacci de la caída) como son los 64 dólares y los 68,50 dólares no podremos hablar de cambio de tendencia en dicho horizonte.

Por lo tanto, seguiremos diciendo que la tendencia es bajista y que el objetivo sigue siendo atacar nuevamente los soportes de referencia, como los 50 dólares.

Gráficos relacionados