Materias primas

La inestabilidad en la renta variable impulsa la cotización del oro

Juan Enrique Cadiñanos (Admiral Markets)

La inestabilidad en la renta variable impulsa la cotización del oro

La situación actual de los metales, y en general de los activos refugio, pasa por un momento bastante bueno, debido a la importante inestabilidad de la renta variable en el corto plazo, con caidas considerables como las sufridas en mayo. Las tensiones comerciales entre EEUU y China propician una situación comercial que impulsa y fortalece la economía estadounidense, pero debilita enormemente la renta variable global, sin poder tener 'armas' con las que contratacar esta situación ya que los bancos centrales siguen teniendo una debilidad real en el corto plazo. 

El equipo de Donald Trump juega con un fuego que le puede salir muy caro a EEUU en el futuro, ya que nos encontramos ante una situación en la que se fortalece la economía interna y eso genera buenas cifras para el comercio y el consumo, lo cual representa dos tercios del PIB en EEUU, pero inevitablemente también fortalece al dólar. Esto es algo muy negativo para el largo plazo, ya que el principal mercado de EEUU es exportador de materia prima baja, lo cual necesita de una moneda débil para potenciarse y es justo lo contrario de lo que está ocurriendo. Me gustaría ver las medidas adicionales que el gobierno de EEUU toma al respecto.

Esta inestabilidad de la renta variable está siendo negativa ya no solo en términos de evolución de los precios, sino también en cuanto a la volatilidad que genera y la incertidumbre, por la que se observan esos importantes niveles de fragilidad y de inestabilidad en las posiciones de corto y medio plazo.

Esa negatividad para la renta variable se representa claramente en momentos de bonanza para los mercados refugio en general, especialmente en el caso de los metales y las materias primas, que ven cómo la evolución de sus precios sigue siendo favorable en ese horizonte temporal y eso le da estabilidad y confianza de cara a ver movimientos alcistas de corto plazo, al menos para las próximas sesiones o semanas.

Técnicamente vemos cómo los precios del oro siguen evolucionando de forma claramente favorable tras superar niveles de resistencia de corto plazo (1.300 dólares) y poner el objetivo en resistencias secundarias de medio plazo (1.350 dólares). Tendremos que esperar a ver si los precios alcanzan dicha cuota, pero como comentábamos semanas atrás los precios protagonizan movimientos muy buenos desde el punto de vista técnico y eso le genera un momento de estabilidad que le puede suponer muchos beneficios a la postre. Por ahora, la onza ha escalado ya hasta los 1.346 dólares

"Los precios podrían caer hacia los 1.300$ y seguir manteniendo la estructura alcista de forma impecable. De hecho, vendría muy bien para oxigenar posiciones"

Los indicadores siguen reflejando una fortaleza importante, no se ve sobrecompra acumulada y las medias de referencia (200 y 60) cruzadas al alza y tras consolidar niveles de Fibonacci (50% del mismo en 1270) se prestan a ver movimientos nuevos de impulsos. 

En el estricto corto plazo, las últimas subidas pueden suponer algo de sobrecompra que puede reflejar movimientos correctivos en las próximas sesiones, pero en principio deberían ser movimientos de consolidación tras superar resistencias de corto plazo. Los precios podrían caer hacia niveles de 1.300 y seguir manteniendo la estructura alcista de forma impecable. De hecho, sería algo que vendría muy bien para oxigenar posiciones. Los precios podrían caer hasta niveles de la media de 200 sesiones (actualmente en 1.262) y seguir manteniendo la estructura alcista.

Una nota positiva más es que los precios superan la parte alta del canal bajista en el que se encontraban desde enero del presente ejercicio y eso es lo que le genera confianza de corto plazo. El objetivo de dicho movimiento (.1335) ya se ha alcanzado y ahora los precios pueden caer a buscar niveles de soporte para volver de nuevo a protagonizar impulsos, pero por el momento la tendencia alcista se mantiene intacta. 

El lado negativo reside en los máximos anteriores (1.346). Cuando los precios se han acercado a dicha cuota, hemos visto una importante acumulación de papel (dinero vendedor) que ha generado recortes importantes sin dar la posibilidad de superar niveles. Eso es algo que podría ocurrir nuevamente, pero para ello tenemos que esperar a ver que los precios se acerquen a esos máximos anteriores y ver cómo evolucionan.

Tendremos que estar atentos a movimientos de las próximas sesiones para ver la evolución de los precios y ver si esa consolidación puede dar pie a nuevos impulsos o si los máximos anteriores siguen funcionando como la resistencia que ha sido anteriormente. 

Gráficos relacionados