Fondos

Los tres fondos de rentabilidad absoluta más alcistas del año

Los fondos de rentabilidad absoluta son un tipo de fondos multiactivo, ya que invierten tanto en renta variable como en renta fija o activos monetarios. Su objetivo es la obtención de una rentabilidad positiva, no garantizada.

Los tres fondos de rentabilidad absoluta más alcistas del año

Por Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS Stochastics

La clasificación de VDOS incluye en este tipo de fondos tanto los de retorno absoluto -con estrategias de gestión tradicionales- como los alternativos. En ambos casos, se han clasificado por categoría con base en los límites de volatilidad establecidos en la política de inversión de cada fondo. La banda de volatilidad muy baja incluye los fondos con una volatilidad inferior al 2%; a volatilidad baja correspondería un valor de entre el 2% y 5%; entre 5% y 10% se incluiría en grupo de volatilidad media; y, por encima de 10%, el de volatilidad muy alta.

Con una gestión en la que prima la contención de la volatilidad no resulta fácil, además, obtener retornos positivos. Más aún en unos meses como los vividos en los mercados desde comienzo de año, por lo que el grupo de fondos de gestoras nacionales de retorno absoluto no consigue resultados positivos en los siete primeros meses del año. Veamos cómo lo han hecho los mejores por rentabilidad.

El alternativo de volatilidad alta Esfera II / Gesfund Aqua obtiene un 9,32% de rentabilidad hasta el 31 de julio de 2018 y un 7,44% en el último año.  En este último periodo su volatilidad es de 8,91%. Sin índice de referencia, utiliza técnicas de gestión alternativa como Managed futures y Global Macro. Las mayores posiciones en la cartera del fondo incluyen acciones de Accenture (4,61%), Netflix (3,58%), Mastercard (3,27%), la farmacéutica estadounidense BD (3,22%) y Constellation Brands (3,13%). Sus partícipes soportan una comisión fija del 1,35% y de depósito del 0,09%, además de una comisión variable del 9% sobre los resultados positivos anuales del fondo.

El segundo fondo de mayor patrimonio de este ranking, con 596 millones de euros bajo gestión, es el fondo de BBVA Asset Management Estrategia Inversión. Un fondo de la categoría VDOS de retorno absoluto, volatilidad alta que se revaloriza un 3,57%, hasta el cierre de julio. Su rentabilidad en el último periodo anual del 7,65%, con un dato de volatilidad del 6,60%. Toma como referencia la rentabilidad del euríbor a tres meses +350 puntos básicos con un objetivo de volatilidad máximo inferior al 25% anual. Para su cartera, selecciona activos que tengan como característica la generación de rentas recurrentes como dividendos y cupones. Puede invertir, hasta un 30% de exposición total. en instrumentos financieros derivados con rentabilidad ligada a riesgo de crédito, inflación, índices de materias primas o de volatilidad (de acciones cotizadas, índices bursátiles, tipos de interés o de cambio).

Entre sus mayores posiciones en cartera encontramos los fondos cotizados iShares Core S&P 500 ETF USD Acc (17,89%) e iShares MSCI Europe ETF EUR Dist (12,92%) y los fondos Invesco Pan European Equity Z EUR (13,62%), M&G European Strategic Value EUR (13,62%) y AB Sicav I Select US Equity I USD (9,89%). La inversión mínima requerida para suscribir este fondo es de 600 euros, la misma cantidad que ha de mantenerse para continuar como partícipe de este, aplicando una comisión fija del 0,60% y de depósito del 0,05%.

De la categoría alternativos, volatilidad baja, la clase R de Renta 4 Pegasus se anota un 0,48% de revalorización en el año, hasta el 31 de julio. Con calificación cinco estrellas de VDOS, su rentabilidad a un año es del 1,35%, con un dato controlado de volatilidad en este último periodo del 1,10%, lo que lo posiciona entre los mejores de su categoría, en el quintil cinco. Suma un patrimonio de 506 millones de euros, haciendo uso para su gestión de estrategias de gestión alternativa, como global-macro, long/short y cortas, aprovechando las oportunidades en cualquier activo o mercado, como consecuencia de diferenciales de precio entre posiciones compradas y vendidas. Su objetivo es obtener una rentabilidad positiva en cualquier entorno de mercado, sujeto a una volatilidad media del 3% anual con un máximo inferior al 5% anual.

Sus mayores posiciones corresponden a futuros sobre deuda de la República de Alemania (-4,05%) y acciones de Gestamp (3,18%), Elis (3,16%), Grifols (2,94%) y Cellnex (2,73%). La aportación mínima requerida para suscribir este fondo es de 10 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija del 1% y de depósito del 0,10%, además de un 9% de comisión variable sobre resultados positivos anuales del fondo.

Su vigilancia de la volatilidad, como factor de riesgo, hace que estos fondos se utilicen con frecuencia para reducir la volatilidad de carteras que incluyen otros tipos de fondos.

Gráficos relacionados