Mercados

¿A tiempo de subirse al rally de Bolsonaro? Las carteras de los expertos para apostar por Brasil

El líder derechista debe avanzar en reformas para sostener las subidas

Bancos, infraestructuras y consumo, entre los sectores preferidos

José Manuel Del Puerto

Concentración de apoyo a Jair Bolsonaro durante el proceso electoral en Brasil. / Reuteres

Concentración de apoyo a Jair Bolsonaro durante el proceso electoral en Brasil. / Reuteres

Bolsonaro. Ese es el nombre que ha hecho brillar a la bolsa brasileña con una subida del 20% en 2018. Muy lejos de que ninguna otra haya podido hacerle sombra. El cortejo del político conservador a los inversores se ha consumado en idilio gracias a su amplia agenda de promesas reformistas en economía y fiscalidad. Y lo mejor es que los analistas creen que las oportunidades para ganar invirtiendo en el mayor país de Latinoamérica están lejos de haber acabado.

Como ocurrió con Trump y Wall Street, así ha ocurrido con Jair Bolsonaro y la Bolsa de Sao Paulo. Los analistas advierten de que, ahora igual que entonces, la continuidad del rebote dependerá de que el líder del Partido Social Liberal (PSL) pase del discurso a la acción. Tienen pocas dudas al respecto de que así será y por eso no solo revalidan su preferencia inversora por Brasil, sino que la refuerzan.

Entre los que en las últimas semanas han aconsejado a sus clientes no perder de vista al país amazónico entre sus posiciones de inversión están los analistas de Bankinter. Es el único mercado emergente, junto con India, en el que los expertos de esta casa se encuentran tan cómodos que han decidido incrementar su apuesta. Esta se concreta con la toma de posiciones en el fondo BNY Mellon Brazil Equity Fund EUR A Accumulative.

Brasil es un país acostumbrado a pasar de la euforia a la decepción con sus políticos, y los analistas financieros reclaman ya a Bolsonaro pasar de las palabras a la acción en su agenda económica

Su determinación por el país amazónico se fundamenta en las expectativas de expansión económica y control fiscal que ha sembrado Bolsonaro. Así, no es de extrañar que este fondo entrase en la cartera de favoritos de Bankinter el pasado 5 de noviembre, apenas ocho días después de que la segunda vuelta electoral confirmase al político conservador como presidente del país. Desde entonces, el vehículo de inversión de BNY Mellon acumula una revalorización que roza el 6%. En 2018 subió un 11,6%, por encima de su índice de referencia y la media de su categoría.

Desde el equipo de GVC Gaesco también se muestran positivos con Brasil, aunque se curan en salud haciendo una llamada a la cautela. “Si Bolsonaro decepciona al mercado con las reformas, este puede ceder parte de las altas expectativas que ha cotizado”, explican. Y esta es una economía que ya ha vivido en varias ocasiones y de forma casi explosiva el paso de la euforia a la desilusión con sus líderes políticos.

FONDOS Y ACCIONES: BRASIL MÁS CERCA Y EN EUROS

Con la prudencia de no quitar el ojo a ninguno de los próximos movimientos del nuevo inquilino del Palacio de la Aurora, se decantan por empresas locales especializadas en infraestructuras, sector para el que pretende lanzar un plan de captación de inversiones y establecer normas que reduzcan el riesgo regulatorio actual. Con el objetivo de reducir un 20% el volumen de la deuda por medio de privatizaciones y ventas de activos inmobiliarios de titularidad estatal, los analistas de GVC Gaesco creen que “sus bonos en moneda local podrían hacerlo bien si recuperan el grado de inversión”.

El gestor Alejandro Varela, responsable del fondo Renta 4 Latinoamérica, no duda en señalar que “la bolsa brasileña puede seguir su escalada, siempre y cuando se implementen de forma adecuada las reformas pendientes anunciadas para enderezar las finanzas públicas y reducir el peso del Estado en la economía”. Como antídoto a la oposición política que Bolsonaro podría encontrar para sacar adelante este plan, el experto señala que la confianza que los inversores internacionales están volcando hacia el país “está brindando un poderoso empuje” para que su programa se materialice.

"El mercado brasileño sigue muy infraponderado en la cartera de los institucionales, con lo que a poco que se le dé más peso, puede seguir repuntando por inercia"

Con este telón de fondo, Varela pone su propia confianza en empresas de consumo y financieras que pueden beneficiarse de un tirón de la demanda interna, sectores más regulados que podrían verse beneficiados por el proceso de liberalización económica y de privatizaciones y en compañías vinculadas a materias primas. Su cesta de favoritas incluye a Banco Bradesco, Vale, Eletrobras y Lojas Americanas.

De estas compañías, todas menos la última cotizan también en el mercado Latibex, la división de la bolsa española en la que las acciones de una veintena de compañías latinoamericanas se negocian en euros. El director de análisis de Arquia BancaJosé María Luna, invita a los inversores a considerar esta opción por suponer una mayor cercanía, así como costes más contenidos que otras opciones. El propio fondo de Renta 4 Banco también entra entre sus opciones para ganar exposición al mercado brasileño de manera más indirecta. Su gestor explica que no ha tocado la exposición geográfica últimamente, pero que “tiene peso suficiente en Brasil” para aprovechar el tirón que prevé para el país y el conjunto de la región. 

El director de análisis de Arquia Banca encuentra también opciones interesantes en el Pimco Emerging Markets Fund Euro, el Nordea 1 - Latin America Equity Fund y el Amundi MSCI Emerging Markets, con estructura de fondo cotizado (ETF) y, por tanto, un coste para el partícipe menor que el resto. Su opinión es que el brasileño “sigue siendo un mercado muy infraponderado en la cartera de los institucionales, con lo que a poco que se le dé más peso, puede seguir repuntando por inercia”, apoyado además en unos sólidos beneficios corporativos. Con estas premisas, coincide con sus colegas de Bankinter al escoger un fondo favorito para invertir exclusivamente en el país, lo que implicaría usar otros compartimentos de la cartera de para diversificar riesgo. Es el vehículo especializado de BNY Mellon.

VALOR MÁS ALLÁ DE LA BOLSA

Aunque desde Andbank señalan que “el tiempo corre en contra del Gobierno” para empezar a transmitir señales “más concretas” y menos palabras a la galería, reconocen que “la elección de Bolsonaro ha eliminado el persistente riesgo de que la izquierda retomara el poder y deshiciese la agenda económica favorable a las empresas aprobada por el Gobierno de Temer”. Con una posición cíclica “muy favorable al crecimiento de la macro brasileña”, los gestores de esta casa se muestran positivos tanto en deuda soberana en dólares como en divisa local, así como en el cruce real – dólar y en renta variable.

En lo poco que va de este año 2019, el índice Ibovespa ha añadido una subida del 6,7% a su gráfica, pero desde Andbank suman más cancha. El potencial para el indicador de referencia de la Bolsa de Sao Paulo llega a los 94.200 puntos, pero ven posible la escapada hasta los 103.600 puntos, lo que supondría una revalorización de más del 10% frene a los precios actuales. En el momento en el que se alcanzase esta cota, su consejo sería vender para asegurar ganancias y quedarse al margen de una posible corrección virulenta.

Los expertos de Bank of America – Merrill Lynch consideran que “el progreso en la agenda económica de Bolsonaro sería el principal desencadenante positivo” para seguir sumando “recompensas” a unos activos que “se han recuperado sustancialmente desde los mínimos de septiembre de 2018”. En su análisis de los bonos del país consideran que la curva de rendimientos sigue siendo “muy pronunciada” tanto en perspectiva histórica como frente a otros países. Según los expertos, esto se traduce en un punto de entrada “atractivo” para salir de compras.

Gráficos relacionados