Entrevista

"Estamos en un proceso de cambio económico hacia la sostenibilidad"

Maite Nieva (El Nuevo Lunes)

Javier Garayoa, director general de Spainsif./EFE

Javier Garayoa, director general de Spainsif./EFE

Director general de Spainsif, Foro de Inversión Social de España, desde 2010 y docente en diversos cursos de posgrado en Responsabilidad Social Corporativa, Fracisco Javier Garayoa valora positiva el progreso protagonizado por la inversión sostenible en España en la última década. Subraya que el mundo está asistiendo a un "cambio de paradigma, un cambio de modelo económico, y eso se materializa en una demanda cada vez mayor por parte de los inversores".

Pregunta (P.): ¿Cómo valora el progreso visto en la inversión sostenible en España?

Respuesta (R.): Ciertamente, la inversión sostenible en España ha crecido y madurado en calidad, alcanzado volúmenes muy representativos en los últimos diez años. El salto es enorme, de los 35.700 millones de euros que teníamos en 2009 en activos gestionados con criterios ASG (sostenibles, ambientales, sociales y de gobernanza) a los 185.600 millones actuales, según datos del estudio de Spainsif presentados en octubre de 2018 con datos al cierre de 2017. 

Hace 10 años las empresas no estaban tan alineadas como ahora con los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza, atendiendo a sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa y el universo de opciones de inversión socialmente responsable (ISR) era limitado. Esta situación ha cambiado de manera radical. En los últimos cuatro años los compromisos internacionales han dado un impulso especial a la inversión sostenible, destacando los acuerdos alcanzados en el Congreso sobre el Clima de París de 2015, COP 21 de París, reducción de emisiones de carbono y los derivados de la Agenda 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, ODS 2015.

Otro factor es la casuística de los desastres y escándalos ambientales, sociales y de gobernanza en los últimos años, que también han propiciado la inclusión de los riesgos ASG dentro del análisis de las gestoras de activos. Hay que añadir que, desde el punto de vista de la rentabilidad, también se contemplan las oportunidades que surgen del cambio de modelo energético. Respecto a la singularidad de nuestro mercado, hay que subrayar que en estos últimos 10 años la demanda de la inversión sostenible se ha incrementado, materializándose en las cifras que hemos aportado, especialmente en los inversores institucionales, aunque aún estamos a distancia de otros mercados más desarrollados, como puede ser el caso de Francia. 

P.: ¿En qué momento se encuentra el mercado actualmente? 

R.: En este momento, el ecosistema de la inversión sostenible está en pleno proceso de transformación, y todo apunta a que los cambios van a seguir en la misma línea, favoreciendo la integración de los riesgos ASG y facilitando contemplar las oportunidades que se crean para el inversor ante el cambio de modelo económico (energético y social). Podemos afirmar que 'no aplicar' los criterios de sostenibilidad es asumir unos riesgos que pueden impactar en el valor de las inversiones a la vez que puede suponer la pérdida de oportunidades de negocio/rentabilidad. 

P.: ¿Qué tipo de empresas están liderando la inversión sostenible?

R.: Destacamos a los Fondos de Pensiones de Empleo, que han sido los grandes actores de la inversión sostenible, ISR, en el mercado español en estos últimos años, aplicando criterios ASG en sus políticas de inversión, fruto de los mandatos emanados de las Comisiones de Control, compuestas por representación del promotor del plan, de la gestora de activos y de la representación sindical de los beneficiarios. Más del 70% de los activos están gestionados con criterios de sostenibilidad.

Es relevante mencionar también la implicación de las gestoras de activos internacionales, con sus productos y experiencia en mercados más desarrollados, así como las iniciativas de las gestoras nacionales, con el soporte en sus redes de comercialización. La demanda de los inversores institucionales y particulares está encontrando su respuesta vía productos de inversión sostenible ajustados a sus requerimientos.

P.: ¿Cómo afectará al  sector la directiva de la UE al Plan de Acción de Finanzas Sostenibles? 

R.: El Plan de Acción de las Finanzas Sostenibles de la UE está elaborando un marco común para identificar y homogeneizar los criterios en materia de inversión sostenible, facilitando el desarrollo del mercado europeo (taxonomía, certificaciones…). Está prevista, según el calendario del Plan de Acción de la UE, la trasposición de las directivas a normativa interna en cada país para el primer semestre de 2020, con lo cual, prácticamente a un año vista, tendremos un marco jurídico europeo único para la inversión con criterios ASG, favoreciendo su crecimiento. Afectará al mercado aportando seguridad y transparencia, de la mano del regulador y del supervisor nacional, algo que consideramos de la máxima relevancia.
 
P.: ¿El inversor minorista está entrando en este tipo de inversiones? 

R.: El inversor minorista está entrando en la inversión con criterios de sostenibilidad, pero han de superarse algunas barreras, como la formación previa de las redes de ventas para que el cliente esté bien informado y conozca y valore lo que supone invertir con criterios ambientales sociales y de gobernanza (menor riesgo e impacto positivo en la sociedad), y la oferta generalizada desde dichas redes comerciales.  

P.: ¿La sostenibilidad es rentable?

R.: Desde Spainsif hemos aportado información sobre casos y productos en los que la rentabilidad está en línea con la de productos similares, que no aplican criterios ASG, aunque existen otros factores que influyen, como puede ser capacidad del propio gestor del fondo, algo que incide en todos los activos. 

Lo que es indudable es que los productos sostenibles aportan una información más completa, ya que contemplan los riesgos adicionales derivados de impactos ambientales, sociales y de gobernanza, sin restar rentabilidad. Es decir, menor riesgo con niveles de rentabilidad competitivos. La realidad es que hay un cambio global de modelo y lógicamente estos cambios no se dan sacrificando nada. Hay posibilidades de negocio, de inversión y de mayores retornos para los inversores y, además, una minoración de riesgos. Estamos en un proceso de cambio de paradigma, de cambio de modelo económico, y eso se materializa en una demanda cada vez mayor.

P.: ¿Spaninsif acaba de presentar un plan estratégico 2019-2021,¿Cuáles son sus objetivos?

R.: La asociación realiza la actividad basándose en planes estratégicos a tres años que hemos recogido en tres apartados que pasan por fijar las huellas de la ISR, y dentro de ella toda la parte de promoción y visibilidad; potenciar las finanzas sostenibles y aportar cada vez más valor a los asociados. Creemos que este es un momento de madurez importante  para acompañar todo el proceso de cambio.

Gráficos relacionados