Fondos de inversión

Los fondos de bolsa que se venden en España, entre los más caros del mundo

Su comisión media es del 1,8%, frente al 0,5% en EEUU o el 1,4% en Alemania

Morningstar apunta al modelo de distribución entre las causas de estos mayores costes

Clara Alba

Los fondos de bolsa que se venden en España, entre los más caros del mundo

Es una crítica habitual a la industria de gestión de activos española. Inversores, expertos e incluso desde el propio sector llevan años poniendo sobre la mesa los elevados costes de algunos fondos de inversión que, además, no compensan con las rentabilidades obtenidas.

Los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) evidencian una caída del 15% en las comisiones medias de estos productos. Entonces… ¿son caros los fondos españoles? La respuesta es clara: sí, aunque depende de la categoría. Según datos de Morningstar, los fondos de renta fija se sitúan, de media, entre los más baratos de Europa. Sin embargo, el suspenso es generalizado si solo se tienen en cuenta los de renta variable. 

DATO A DATO

Así lo demuestran los datos del último estudio Global Investor Experience que Morningstar elabora cada dos años y que este 2019 mantiene a España entre los países con los fondos más caros por el elevado coste de sus productos de renta variable, que penaliza la media del país. En concreto, tanto los fondos de esta categoría domiciliados en España como los que comercializan gestoras extranjeras, presentan un coste medio del 1,8% sobre el patrimonio. 

La cifra supera el 1,45% que registran los fondos domiciliados en Alemania (y el 1,72% del que las firmas extranjeras venden en ese país) o el 1,75% en Francia. En Reino Unido, las comisiones bajan al 0,95% en el caso de los fondos de las gestoras locales, mientras que suben al 1,57% en el de las extranjeras, también por debajo del mercado español. 

Fuera de Europa, también se encuentran medias más baratas. Por ejemplo, en el mercado chino, las gestoras cobran un 1,76% en la categoría de renta variable, mientras que en EEUU la cifra no supera el 0,6%. Y la situación se repite en otros países.

En total, de los 26 analizados, solo hay cinco en los que los fondos de renta variable registran una ratio de costes totales (que incluye las comisiones de gestión, depositario y otros gastos de explotación) de entre el 1,75% y el 2%: Canadá, China, India, México y España. Y solo Italia y Taiwán presentan comisiones por encima del 2% en la categoría. El resto, todos sitúan sus medias por debajo del 1,75%.

LOS MOTIVOS DETRÁS DE LOS PRECIOS

Los expertos coinciden en que el retraso en la aplicación de MiFID II tiene mucho que ver con que los productos de renta variable españoles estén entre los más caros del mundo. No van desencaminados. Por ejemplo, para cumplir con la normativa, muchas gestoras lanzaron las denominadas ‘clases limpias’ que resultan en fondos más baratos al estar libres de retrocesiones

Sin embargo, tal y como indican desde Morningstar, estas clases “solo son accesibles para inversores profesionales que las contratan a través de asesoramiento financiero, banca privada o carteras de gestión de las grandes entidades”. Es decir, el propio modelo de distribución en España perjudica, y mucho, a los minoristas que no pueden acceder a este tipo de servicios. De hecho, según sus cálculos, estas ‘clases’ son un 50% más baratas de media que las ‘tradicionales’. 

Aunque los expertos confían en que la regulación depurará esta situación, apuntan a otro fenómeno que impide abaratar los costes de los fondos en España. Según sus cálculos, un 20% de los productos de renta variable (excluyendo las Sicavs) aplican una comisión de éxito que varía según la rentabilidad obtenida. “El porcentaje sube al 30% para los fondos mixtos –que incluyen renta variable y renta fija- donde invierte la mayor parte de su dinero el minorista”, advierten.

El problema es que, por lo general, este tipo de fondos no suelen ser la mejor opción en términos de rentabilidad para el cliente, aunque alcancen el objetivo establecido para poder cobrar ese ‘coste extra’.

Gráficos relacionados