Mercados

Mal síntoma: la Fed estrena octubre con otra inyección de 54.850 millones

La demanda de fondos cae menos de lo esperado en el inicio de mes y de trimestre

La Fed ya ha bombeado 824.050 millones en el mercado monetario desde mediados de septiembre

Pedro Calvo

Mal síntoma: la Fed estrena octubre con otra inyección de 54.850 millones

El cambio de mes y de trimestre no ha traído la tranquilidad prevista al mercado monetario estadounidense. Las tensiones registradas desde mediados de septiembre se han seguido notando en la operación especial de financiación que la Reserva Federal (Fed) de Nueva York ha llevado a cabo este martes. 

Viendo la menor demanda de las últimas inyecciones, la Fed había anunciado que rebajaba de nuevo de 100.000 a 75.000 millones de dólares la cantidad que estaba dispuesta a prestar en la operación de financiación a un día convocada para este martes. Tampoco ha hecho falta todo ese dinero, pero sí 54.850 millones, que son los que ha suministrado porque son los que le han pedido

Esta demanda y esta nueva inyección, si bien no han alcanzado las cifras vistas la semana pasada, que obligaron a la entidad a elevar a los 100.000 millones el volumen de las operaciones a un día, sí continúan siendo lo suficientemente altas como para que las tensiones sigan preocupando. Sobre todo, porque las restricciones sufridas se habían vinculado al cierre del mes y del trimestre y ahora, en el estreno ya de octubre, continúan presentes. Conviene recordar que la Fed no tenía que recurrir a este tipo de operaciones desde 2008, es decir, desde los momentos más graves de la crisis financiera, y que ahora las lleva ejecutando a diario desde hace dos semanas

Por ahora, la Fed tiene previsto seguir convocando estas inyecciones hasta el 10 de octubre. Si para entonces la actividad no vuelve a la normalidad en el mercado de repos, una pieza fundamental en el engranaje financiero porque los bancos acuden a él para obtener a diario el dinero que necesitan para operar, la Fed tendrá que adoptar nuevas medidas, como activar un mecanismo permanente de financiación para este mercado o reanudar las compras netas de activos -un nuevo QE, que sería el cuarto (QE4)- con el fin de suministrar más liquidez al sistema.

También será relevante comprobar cómo evoluciona el coste de financiarse a un día. Este lunes, en el cierre del trimestre, el interés de las operaciones interbancarias a un día (SOFR) se disparó hasta el 2,35%, con un máximo del 3,2% para el 1% de las operaciones, el más alto desde el 18 de septiembre y claramente por encima de los tipos oficiales establecidos por la Fed, situados entre el 1,75% y el 2%. Si los costes tampoco se relajan, será otra evidencia de que las restricciones del mercado no son tan pasajeras como se pensó en un principio. En la operación que la Fed ha efectuado este martes, eso sí, los intereses se han movido entre el 1,80% y el 1,86%, con lo que han sido más contenidos que los del lunes, cuando llegaron a alcanzar el 2,25%. 

Con el montante proporcionado en el estreno de octubre, la Fed ya ha bombeado 824.050 millones de dólares desde el 17 de septiembre para intentar garantizar el abastecimiento de dólares al mercado de repos y contener unos costes de financiación que llegaron al 9%, casi cuatro veces más de lo pretendido por el banco central norteamericano.  

Gráficos relacionados